Jakob Schubert repite la histórica ‘Weisse rose’ de Alex Huber

El escalador austriaco firma la segunda repetición de esta vía de 9a en 26 años. Fue encadenada por primera vez en 1994, cuando solamente había tres novenos en el mundo, y repetida por Adam Ondra en 2008.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Jakob Schubert en 'Weisse rose' 9a de Schleierwasserfall (Austria)
Jakob Schubert en ‘Weisse rose’ 9a de Schleierwasserfall (Austria)   Flo Murnig

Jakob Schubert ha salido del confinamiento por el coronavirus Covid-19 por la puerta grande. Ha elegido para ello la cercana escuela de Schleierwasserfall y una de sus más históricas vías, Weisse rose, grabada con el sello de Alex Huber y la fecha de 1994.

Se trata tan solo de la segunda repetición de esta línea mítica, después de la que realizó Adam Ondra en 2008. Tuvieron que pasar catorce años entre la primera ascensión y la primera repetición, y han tenido que pasar otros doce entre la primera y la segunda repeticiones.

El escalador austriaco, que el pasado mes de noviembre alcanzó su máximo grado en deportiva con la repetición de Perfecto mundo 9b+ en Margalef, lo anunciaba de este modo en sus redes sociales:

Entusiasmado de compartir que fui capaz de hacer la tercera ascensión de Weisse rose 9a, una vía fantástica en Schleierwasserfall abierta por Alex Huber allá por 1994 (cuando yo tenía tres años). Austria está haciendo un buen progreso luchando contra el virus y, en consecuencia, se nos permite volver a escalar al aire libre. Todavía con muchas limitaciones, pero sienta muy bien regletear duro en roca después de tantas dominadas y entrenamiento de terraza.

Una vía para la historia

Weisse rose nació por obra y gracia de Alex Huber en 1994. Es una vía que comienza con 25 metros más bien verticales, de una dificultad aproximada de 8a+, antes de un buen reposo y un techazo de doce metros que se podría considerar 8b. Al final del techo, llega el paso clave, un durísimo dinámico desde un invertido malo de izquierdas a una presa ciega de derechas. Otros ocho metros desplomados llevan hasta la cadena.

En el momento de su primera ascensión, Alex Huber la propuso como de 8c+, en la línea de otras vías que ostentaban esa graduación en aquella época, como Hubble de Ben Moon en Raven Tor (1990) o su propia Om en Triangel (1992). A tener en cuenta que tanto Hubble como Om fueron graduadas posteriormente al alza.

El 9a era todavía un grado poco consolidado. De hecho, en 1994 solamente existían tres propuestas de noveno grado sobre la mesa: Action Directe de Wolfgang Güllich en Frankenjura (1991), Bain de Sang de Fred Nicole en Saint Loup (1993, posteriormente decotada) y Hugh de Fred Rouhling en Eaux Claires (1993).

El ‘anticuario’ Adam Ondra

La revalorización de Weisse rose hasta el 9a correspondió a Adam Ondra, autor de su primera repetición en 2008. El checo la resolvió a los quince años de edad, cuando todavía no llevaba más que una decena de encadenamientos de noveno grado en su libreta.

La encadenó sin demasiados problemas, bajo unas condiciones que estaban lejos de ser óptimas y no tuvo duda en enmendar el grado hasta 9a y apostillarlo señalando que era “una vía sólida en su grado”.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel 406 Abril/Mayo 2020

Desnivel nº 406

En este número de abril/mayo es un Especial Mujeres 150 años de alpini…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

Novedades editorial

Últimas noticias