David Lama en el Lunag Ri: “Estar convencido de tu plan es lo más bonito de escalar en solitario”

Hace un mes, David Lama consiguió por fin su objetivo de ascender el virgen Lunag Ri (6907 m). Fue su tercera expedición a esta montaña, esta vez en solitario. Ahora acaba de publicarse el vídeo que se grabó durante la actividad y las declaraciones en las que habla de cómo afrontó el reto.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Después de dos intentos fallidos, David Lama consiguió hace un mes ascender el virgen Lunag Ri (6.907 m), situado en la frontera entre Tibet y Nepal. Era su tercera expedición a esta montaña y en solitario, después de las dos tentativas anteriores, llevadas a cabo en compañía de Conrad Anker en 2015 y 2016.

Además del vídeo de la actividad, ahora también llegan las declaraciones en las que habla de lo que implicó conseguir el objetivo. “Escalo en solitario cerca de casa de vez en cuando pero aquí, en el Himalaya, es una experiencia diferente. Las montañas son más grandes y el compromiso que necesitas para empezar una escalada de este tipo también es distinto”, contaba. “Una de las cosas más bonitas de una escalada en solitario en el Himalaya no es solo el compromiso, sino lo convencido que estás de tu plan. Me refiero al plan para conseguir llegar a la cima y bajar vivo”.

El Lunag Ri parecía una montaña imposible para David Lama por la carga de situaciones complicadas que arrastraba en su historial de intentos junto a Conrad Anker. En el primer pegue (año 2015), tras vivaquear en una grieta, el segundo día de escalada alcanzaron el muro superior, a 300 metros de la cumbre, pero allí decidieron que no podían pasar otra noche sin tienda ni saco a -25ºC y se dieron la vuelta. Al año siguiente su compañero sufrió un ataque al corazón a más de 6000 metros que, por suerte, tuvo final feliz.

En el intento de este año decidió ir solo y lidiar sin compañero con la montaña: “Cada vez estaba más cansado y las condiciones de la nieve en el lado tibetano de la arista eran complicadas porque la nieve estaba en malas condiciones y el piolet y los crampones no clavaban bien. Casi todo el rato estuve nadando entre nieve que me llegaba por la cintura y que me hizo consumir mucha energía”, contaba.

¿Consideraste darte la vuelta en algún momento? Esta es la pregunta que ronda la cabeza de todos cuando hablamos de una escalada en solitario, a lo que Lama respondía así: “Consideré la opción de darme la vuelta, claro. Siempre es importante pensar en cómo bajarte de una montaña. Pero nunca me planteé tomar esa decisión porque no hizo falta. Me sentía débil pero confiado y capaz de seguir el plan”. Y añade: “Tenía miedo de que las rachas de viento fuerte que estaban pronosticadas me diesen la lata a mediodía, por eso empecé tan pronto y no me detuve mucho en la cima”.

Al final, la escalada acabó con cima y con un descenso seguro, tal y como declaraba al final de la entrevista: “No hay que estar todo el rato pensando en que lo más importante es mantenerse con vida. Es obvio que lo es. Una vez que has alcanzado la meta principal, la cumbre, entiendes que seguir vivo es el verdadero objetivo y que no lo has conseguido hasta que no estás abajo”.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.