LOS RIESGOS DEL KARAKÓRUM EN INVIERNO

Todas las expediciones invernales a los ochomiles del Karakórum acabaron en evacuación

Gasherbrum I, K2 y Broad Peak han sido intentados este invierno. Simone Moro, Tamara Lunger, Denis Urubko y Kili Pemba Sherpa sufrieron accidentes; mientras Don Bowie y Mingma Gyalje Sherpa se vieron mermados por enfermedades.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Expedición internacional al K2 invernal 2020
Expedición internacional al K2 invernal 2020   Tomaz Rotar

Con la marcha de Denis Urubko del campo base del Broad Peak, han concluido todas las expediciones que este invierno intentaban ascender alguno de los ochomiles de Pakistán. Hubo tentativas en el Gasherbrum I, en el K2 y en el citado Broad Peak. Ninguna de ellas ha alcanzado la cumbre. Por el contrario, todas han terminado de forma abrupta, con evacuaciones ya sea debidas a accidentes o a enfermedades. Son los peligros que acechan en el Karakórum en invierno.

Simone Moro y Tamara Lunger en el Gasherbrum I

La expedición italiana al G1 invernal vivió una situación dramática al límite. Pasaron más de dos semanas batallando con las infernales condiciones del glaciar que da acceso a la suta de ascensión. Cuando por fin parecía que habían hallado la salida del laberinto y ya se encaminaban hacia el campo 1, Simone Moro sufrió una caída de 20 metros en una estrecha grieta que a punto estuvo de arrastrar a Tamara Lunger, con quien iba encordado.

Necesitaron dos horas para que Simone pudiera salir, lleno de contusiones y heridas por todo el cuerpo. Sin embargo, fue Tamara la que se llevó la peor parte, al enredarse la cuerda en una mano, que tuvo que soportar la presión del peso de su compañero.

Nada más llegar al campo base, organizaron su evacuación en helicóptero para el día siguiente, el domingo 19 de enero.

Don Bowie en el Broad Peak

El alpinista canadiense se había preparado a conciencia para acompañar a Denis Urubko en una ambiciosa expedición que contemplaba incluso la posibilidad de un doble objetivo Broad Peak-K2. Sin embargo, no estaba preparado para una inoportuna infección respiratoria que contrajo a su llegada a Pakistán y que nunca le abandonó.

Retrasaron un poco la aproximación, Don Bowie no participó en alguno de los trekkings de aclimatación y parecía que sus problemas de salud se habían solucionado, pero lo cierto es que la tos nunca remitió del todo. A pesar de todo, participó en el trabajo en la montaña e incluso se decidió a ir con Denis en el intento de cima.

Ese intento agotó todas las reservas de Don Bowie y su afección respiratoria se resintió. En una grieta a 7.000 metros, donde situaron su campo 3, el canadiense tuvo que rendirse: “tiene los pulmones muy mal”, advertía Denis Urubko. El alpinista ruso-polaco no dudó en ponerse al lado de su amigo y ayudarlo a descender de nuevo al campo base. El 9 de febrero, un helicóptero recogía a Don Bowie y Lotta Hintsa en el CB del Broad Peak, donde Denis Urubko se quedaba para un último intento en solitario.

Mingma Gyalje Sherpa y sus compañeros en el K2

La expedición internacional al K2 invernal ha tenido una historia muy decepcionante, que incluso llevó al esloveno Tomaz Rotar a verter duras críticas y calificarla de “estafa”. No obstante, lo cierto es que la crudeza del Karakórum en invierno sorprendió a su líder, Mingma Gyalje Sherpa, que no esperaba unas condiciones tan duras a pesar de su larga experiencia en Nepal.

En la montaña, progresaron muy poco y finalmente solicitaron la evacuación en helicóptero solamente quince días después de haber llegado al CB. Por un lado, Mingma Gyalje Sherpa no se encontraba bien por culpa de una afección respiratoria que terminó derivando en pneumonía. Por el otro, Kili Pemba Sherpa sufrió una herida en una pierna por culpa del impacto de un bloque de hielo y la consiguiente caída en una grieta. Mingma Gyalje Sherpa, Kili Pemba Sherpa, Gao Li, John Snorri y Tomaz Rotar fueron evacuados.

Denis Urubko en el Broad Peak

Tras las evacuaciones ya mencionadas, Denis Urubko era el único alpinista que quedaba en alguno de los ochomiles del Karakórum invernal. El ruso-kazajo quiso apurar una última ventana de tiempo mínimamente aceptable para realizar un intento de cumbre. Un intento que puso de manifiesto la peligrosidad de estas montañas en invierno.

Bajo unas condiciones muy justitas, Denis Urubko fue arrastrado por una avalancha unos cien metros corredor abajo. Más tarde, sufrió una caída por culpa de una cuerda rota que a punto estuvo de dirigirlo a una grieta. Al final, tras todos estos avisos y ante un viento más fuerte de lo previsto, emprendió la retirada.

Denis Urubko también fue transportado en helicóptero desde el CB del Broad Peak hasta Skardu, aunque en su caso no fue porque solicitara la evacuación sino por la buena voluntad de sus amigos militares pakistaníes que aprovecharon un viaje al cercano campamento militar de Paiju para recogerle.


 
Lecturas relacionadas
Desnivel nº 404.

Desnivel nº 404

En este número: MONTGRONY Santuario de roca. NUEVA VÍA EN EL MONTE ROR…

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.