EXPLORANDO

Gerlinde y los kazajos instalan el campo 4 y descienden hacia el base

Gerlinde Kaltenbrunner, Maksut Zhumayev y Vassiliy Pivtsov alcanzaron ayer los 8.000 m en la vertiente norte del K2 y consiguieron montar dos tiendas a pesar del viento. Vuelven al campo base a esperar las mejores condiciones para el ataque definitivo a cumbre.

| 2 comentarios |

La expedición internacional de la cara norte del K2 (8.611 m) avanza lenta pero segura y con una gran exigencia hacia los experimentados alpinistas que la conforman. Ayer, Gerlinde Kaltenbrunner, Maksut Zhumayev y Vassiliy Pivtsov consiguieron finalmente abrirse paso entre la abundante nieve hasta alcanzar los 8.000 metros. Una vez en la ansiada cota, lograron desplegar y montar dos tiendas a pesar del viento que no dejó de soplar en ningún momento.

De este modo, la austriaca y los dos kazajos dieron por instalado el campo 4 de la vertiente norte de la montaña. Es el último que tienen previsto situar en su ruta hacia la cumbre del K2 que, en caso de conseguir completar, les otorgaría a los tres una meritoria inscripción en la lista de los alpinistas con los catorce ochomiles en su currículum.

Allí tenían que valorar si mantenían su pulso con la montaña y continuaban hacia la cumbre ayer mismo o bien se retiraban temporalmente a campos inferiores. Dadas las dificultades que se han encontrado y ante la anunciada llegada de mal tiempo para lo que resta de semana, la decisión común ha sido la de emprender el camino del descenso. Además, vale la pena recordar que ya habían pasado dos noches entre los 7.800 y los 8.000 metros, con lo que un descenso parece lo más recomendable para evitar los posibles efectos de su exposición a la altura.

Tres días de C3 a C4

Y es que en esta ascensión, los alpinistas necesitaron tres días para cubrir el camino entre C3 y C4, debido a las malas condiciones, con nevada incluida. Según comenta Maksut Zhumayev en Kazpatriot, el primer día realizaron la mitad del camino pero tuvieron que regresar a C3. En el segundo intento, se quedaron a 7.800 metros, donde pasaron esa noche y el día siguiente, bloqueados por una tormenta de nieve. Esa nevada dejó la ruta mucho más cargada (unos 50 centímetros de nieve nueva, según el alpinista kazajo), lo que dificultó la ascensión de ayer.

Sus otros tres compañeros, Ralf Djumovits, Darius Zaluski y Tommy Heinrich ya habían decidido iniciar el descenso un par de días antes que ellos. Todos se reunirán en breve en el campo base, donde pretenden recuperar fuerzas durante al menos un par de días para volver a la montaña en cuanto la meteorología les ofrezca una ventana de tiempo aceptable.

La ventaja es que ahora ya tienen toda la ruta equipada hasta los 8.000 metros, con cuatro campos de altura y el material necesario para el tramo final esperándoles en C4. Son las mejores condiciones para acometer con éxito la empresa. Además, su permiso de ascensión no caduca hasta principios de septiembre, con lo que no deberían sufrir en ese aspecto.

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.