PIONERO DE LA NOVENA DIMENSIÓN

Tino Lois, más de 15 años en el noveno grado con ‘Clandestino’ 9a: “¿Mi secreto? Disfrutar”

El escalador gallego hizo su primera propuesta en el ‘nueve’ en 2003 y ahí sigue. Hablamos con él unos días después de haber hecho la segunda repetición de esta vía de Teverga que estrenó Pablo Barbero en 2014.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Tino Lois en el paso de hombro en la sección final de 'Clandestino' 9a de Teverga
Tino Lois en el paso de hombro en la sección final de ‘Clandestino’ 9a de Teverga   Nacho Caballero

El año 2003 fue rico en lo que al noveno grado español se refiere. Cuando empezó aquel año, había cinco o seis novenogradistas en nuestro país, y en 2003 se sumaron al grupo nombres clave de la historia de la deportiva española como Patxi Usobiaga, Edu Marín, Pedro Pons… y Tino Lois. Es cierto que la vía Desafiando a Tsunami (Alquézar) de la que hizo la primera repetición tras Dani Andrada era una propuesta de 8c+/9a cuyo grado no resistió el paso de los repetidores y se ha asentado en 8c+. Pero Tino ha continuado allá arriba y su currículum novenogradista se ha ido ampliando lenta pero constantemente.

En verano de 2006 certificó sus credenciales en el noveno grado con la repetición de Definición de resistencia demócrata en Terradets, que para entonces era considerado 9a+ y que se ha asentado como un 9a sólido. Desde entonces han ido cayendo otras líneas notables: El templo del café, también en Alquézar, Supernowa en Vadiello, Fabela pa la enmienda en Santa Linya o XL en Baltzola en 2016.

Con 40 años en su DNI, acaba de sumar uno más con la segunda repetición de Clandestino 9a en Teverga. Pablo Barbero realizó la primera ascensión de la línea en 2014 y solamente Ignacio Mulero la había repetido hasta ahora, en 2015.

Aprovechamos para charlar con el escalador gallego y que nos cuente los detalles de esta ascensión, cómo se encuentra y cuáles son sus planes.

“Llevo muchos años escalando en Teverga y nunca había subido a ver el muro”

¿Cómo es la vía que acabas de encadenar?
Es una vía de unos 25 o 30 metros, toda natural, en un muro muy bueno y exigente, desplomado pero no mucho, donde predominan las presas planas, sobre todo en la parte de abajo. La vía la marca un reposo a poco más de la mitad que la diferencia en dos tramos: el primero como de 8c+/9a más físico y el de arriba como de 8b/+ más técnico y resistente.

¿Qué te atrajo de ella y cómo ha sido el proceso? ¿Cuánto tiempo te ha llevado?
Pues llevo muchos años escalando en Teverga y nunca había subido a ver el muro. Hace años me comentó Johnny (Jesús Wensell) que había abierto Terminator, una de las primeras vías allí, y que era buenísimo, pero luego empecé a trabajar fuera y estuve tiempo sin ir.

Me atrajo que cuando empecé a ir de nuevo después de varios años y de tener casi todas las vías hechas, había un montón nuevas y entre ellas esta que era la más dura. Acababa de encadenar XL y pensé podía ser un buen proyecto relativamente cerca de casa. Cuando la vi, ya me convencí de empezar a probarla. Cuando empecé, estaba bastante flojo. Más por motivación que por otra cosa. La probé bastantes semanas hasta que me di cuenta de que estaba bastante lejos de hacerla; luego la dejé y me puse a entrenar con ganas en invierno y haciendo muchas vías más fáciles antes, en primavera y verano, como hasta 8c u 8c+, y afinando forma.

Entonces quise empezar a probar de nuevo pero estaba muy mojada y tuve que esperar, cuando volví enseguida progresé para hacerla pero, en un intento serio de encadenar cuando ya estaba cayendo arriba, se me partió el canto de la sección dura. Se endureció bastante para mí, porque lo duro de la sección es ahora lo sencillo y así ya no fui capaz de hacerla. Pasé varias veces la sección pero me dejaba muy tocado para lo de arriba y caí varias veces al final.

Este año volví mejor aún, quizás en mi mejor forma o seguro como hace tiempo, y, mira, al final salió. Fue un proceso bonito y siempre aprendes algo nuevo.

“Da gusto ver cómo se está desarrollando esta zona y también contribuir con lo que pueda”

¿Cómo es la zona de Teverga en la que está la vía? No es de los sitios más concurridos de la escalada deportiva de alto nivel…
Teverga es un escuelón y estos últimos años se abren más vías que nunca. La verdad es que el Club Peña Sobia y su gente es un ejemplo y da gusto ver cómo se está desarrollando esta zona y también contribuir con lo que uno puede. El sector de la Cuesta en concreto es de los muros más recientes con varias líneas 5 estrellas. Bueno, la verdad es que la escalada es exigente, hay muchas vías técnicas en las que no solo cuenta estar fuerte sino que tienes que pisar bien, mover pies… Escalar a vista es complicado, el grado está ajustado y quizás por eso no hay tanto nivel sobre el papel, que no quiere decir que no haya vías duras.

Llevas al menos doce años encadenando vías de noveno grado, ¿cuál es tu secreto?
Creo que disfrutar, sin más; que te motive y te guste lo que haces. Ahora no me importa mucho un número y una letra, así que cuando no estoy tan en forma tampoco me desmotivo y salgo a roca con las mismas ganas o incluso más. A veces me ha hecho más ilusión hacer un 8a que me ha costado mucho por lo que sea que un 8c. Nunca me he planteado escalar en sí como una obligación o un trabajo; creo que así cambiarían muchas cosas… No sé si para bien o para mal, pero no sería lo mismo. Luego, a nivel físico por ahora sigo estando igual o mejor con el paso de los años y tampoco he tenido nunca una lesión que me impidiera escalar.

¿Cómo has visto y vivido la evolución del noveno grado a lo largo de este tiempo?
Pues mira, desde que hice alguna propuesta en 2003 y había solo unos cuantos novenos, imagínate… La subida de nivel ha sido notable, la gente nueva aprieta aún más y enseguida coge un nivel muy alto; todo cambia muy rápido, hay más información sobre cómo entrenar bien, más vías, mejores gimnasios, todo evoluciona y eso siempre es bueno y se nota en la cantidad y dificultad de las vías más duras.

“¿El 9a+? El número y la letra no me quitan el sueño”

¿Por qué zonas se te puede ver más escalando últimamente?
Cerca de casa sobre todo. Estas últimas temporadas me he movido poco, incluso en vacaciones. Va un poco también con la motivación y no me apetecía andar de aquí para allá como en otras épocas que estaba más inquieto. Así que Asturias y Galicia: aquí en casa disfruto mucho con el búlder, me cuesta cambiar el chip tanto para empezar como para quitarme del colchón, pero también disfruto mucho. Cuando la méteo está complicada me tiro más al búlder y cerca de casa hay auténticos paraísos del bloque.

Y ahora, ¿cuál es tu próximo proyecto?
Buf, tengo un montón de líneas que me gustaría hacer, algún proyecto que equipé últimamente… Demasiado, y nunca suficiente nivel, pero bueno, ya veremos, la verdad. Lo inmediato, alguna ‘old school’ de Quirós que me queda por hacer; no había ido mucho hasta el año pasado y es una escuela fantástica.

¿Sueñas con el 9a+?
La verdad es que el número y la letra no me quitan el sueño. En algo me acabaré liando; no sé si de tanto nivel, pero duro seguro tarde o temprano.


 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.