EXPLORANDO

Urubko al Cho Oyu, en alpino y por una nueva ruta

Denis Urubko ya se encuentra a los pies del Cho Oyu, estudiando la que podría ser una nueva ruta en estilo alpino en su vertiente sureste. De tener éxito Denis lograría culminar la ascensión de los 14 ochomiles.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
El alpinista kazajo Denis Urubko.- Foto: Col. UrubkoEl alpinista kazajo Denis Urubko.- Foto: Col. Urubko

Hay proyectos difíciles, otros sumamente complicados y otros de esos que cuando los escuchas te quedas con cara de no haber entendido nada. ¿Es el hombre capaz de todo? Bueno, eso depende de cómo sea el hombre. Para muchos de los ochomilistas de la actualidad Denis Urubko merecería llevar esa camiseta tan célebre que ora «The man, the legend». Quizá se compre una cuando acabe el proyecto que tiene en mente: abrir una ruta nueva en cada uno de los ochomiles (ya ha logrado algunas) que llevará por nombre Ruta Kazaja, y en el escaso periodo de 5 años. ¿Suena a machada? Puede, pero por ahora Denis ya se encuentra a los pies del Cho Oyu (8.201 m), donde no solo pretende establecer un nuevo itinerario en estilo alpino en su vertiente sureste; de llegar a la inmensa explanada que concluye en la cumbre, lograría haber escalado las 14 montañas más altas de la tierra.

La peripecias de Urubko en los ochomiles se iniciarían en el año 2000, con la cumbre del Everest, que no es, desde luego, la montaña más sencilla para empezar (en el estilo de Denis, esto es: sin oxígeno y como un cohete). Desde entonces, la mayoría de sus actividades se han convertido en historia del alpinismo, desde encadenar tres ochomiles en una temporada (Lhotse y los dos Gasherbrums en 2001), o la fallida (por muy poco) travesía Lhotse-Everest, a la que renunciaba cuando le quedaba lo más sencillo por delante, al partir su compañero Simone Moro al rescate de un alpinista. En el Gasherbrum II, además, batía el récord de velocidad de Anatoly Bourkrev por una hora y media (saliendo del campo 1 y volviendo a él en poco más de 11 horas).

Después vendrían el Nanga Parbat, el Shisha Pangma, el Kangchenjunga… sin oxígeno, nuevas rutas en el Manaslu y el Broad Peak, una ascensión nocturna al Annapurna y la reciente primera invernal al Makalu con Simone Moro. «Son lugares donde tienes que solventar muchos problemas, y siempre sin la ayuda del oxígeno artificial. Ir a esas montañas supone un riesgo y una aventura muy grande. Si te pasa algo, las posibilidades de bajar son muy limitadas. Es un reto en medio de la Naturaleza, y esa relación a nivel de alma para mí es muy intensa», apuntaba Denis en una entrevista este año.

Un kazajo ambicioso

Cho Oyu, Cho Oyu, «La Diosa Turquesa», 8.201 m.- Foto: A. Perezgrueso

Con tal currículum, y sabiendo de su velocidad y pericia por encima de los ochomil metros, se atisba cierta luz al final de su nuevo proyecto, a pesar de la ambición y la motivación necesaria para afrontar un actividad de tal envergadura.

Para el Cho Oyu no contará con Simone Moro, pareja habitual en sus correrías, aunque Denis tendrá a su lado a Boris Dedeshko, un joven kazajo que es capaz de seguir sus pasos, como demostrara en el Eight Women Peak, el pasado verano, abriendo 33 tiradas de sexto grado ruso. Boris está considerado la gran figura por emerger del alpinismo de su país, y Denis tiene en mente hacer de entrenador con él. El Cho Oyu, escalado por primera vez por los austriacos Sepp Jöchler y Herbert Tichy y el sherpa Pasang Dawa Lama (19-10-1954) en una expedición privada sin oxígeno por la arista y pared oeste, será una estupenda piedra de toque para Dedeshko con el mejor de los mentores.

Urubko ya intentaba abrir una ruta nueva en el Cho Oyu en la primavera de 2008, pero el cierre de la montaña por las autoridades chinas le obligaba a posponer un objetivo que viene dando vueltas en su cabeza (dura y fiable) desde 2001. Tras una exigente aclimatación ascendiendo por el glaciar del Gjanchung, en el lado nepalí de la montaña, alcanzando los 7.100 metros, el equipo anunciaba un descanso de unos días para estudiar el muro sureste, donde tratarán de abrir su ruta en estilo alpino, sin oxígeno, y por cuestiones de capacidad y seguridad, lo más rápido posible.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.