EXPLORANDO

Nueva ruta en la sur del Nuptse

La cordada francesa formada por Stéphane Benoist y Patrice Glairon-Rappaz culminaba a finales de octubre otra de sus brillantes aperturas, esta vez en una de las vertientes más notorias del Khumbu: la sur del Nuptse.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Primeras luces sobre la vertiente sur del Nuptse.- Foto: babanov.comPrimeras luces sobre la vertiente sur del Nuptse.- Foto: babanov.com

Stéphane Benoist y Patrice Glairon-Rappaz forman una de las cordadas francesas de mayor envergadura de la actualidad. Su actividad en el Thalay Sagar (India), donde establecían un nuevo itinerario de 1.200 metros sobre la pared noroeste, les valía una nominación al Piolet de Oro 2003, que finalmente recaería sobre los rusos Valeri Babanov y Yuri Koshelenko por su inaguruación del Nuptse Este (Nuptse Shar, 7,804 m), abriendo el pilar sur de la montaña. Y quizá motivados por los relatos de Babanov, que necesitó de tres intentos para culminar la ascensión, al Nuptse es a donde Benoist y Glairon-Rappaz marchaban este otoño para hacer sucumbir su cara sur con una nueva ruta en estilo alpino. Y lo lograban, añadiendo la tercera vía que asciende la espléndida muralla hasta una de sus cumbres.

El grupo del Nuptse es titánico. Siete picos por encima de los 7.000 metros forman una corona de posibilidades a dos kilómetros del Everest. Una hidra de roca y hielo que lleva cinco décadas atrayendo a sus hércules, desde que en 1961 Dennis Davis y el sherpa Tashi contemplaran el Khumbu desde su cima más alta (7.861 m). Aquel equipo dirigido por Joseph Walmsley, que hizo cumbre el 16 de mayo, contaba entre sus filas con una imparable figura del alpinismo, bautizado en el Himalaya con las primeras absolutas al Annapurna II y al King Cobra-Skye: Chris Bonington. El británico, formando un segundo equipo con J. Swallow, L. Brown y el sherpa Pemba, abrían el capítulo de ascensiones de la cara sur, solo un día después de la primera escalada de la montaña.

Stéphane Benoist durante la apertura, junto a Fred Gottardi, de Normal routes have nothing extraordinary, 1.150 metros de 5+ en hielo en la gélida cara norte del Kwangde Lho.- Foto: Stéphane BenoistStéphane Benoist durante la apertura, junto a Fred Gottardi, de Normal routes have nothing extraordinary, 1.150 metros de 5+ en hielo en la gélida cara norte del Kwangde Lho.- Foto: Stéphane Benoist

Desde el 61, las dificultades y la caótica elegancia de su cara sur no ha cesado de suponer un canto de sirena, atrapando la ambición de alpinistas tercos y eficaces como Marko Prezlj, Steve House o Jeff Lowe: singularmente representados por la tenacidad de Valery Babanov, quien intentó hasta en tres ocasiones alcanzar el Nuptse Este por su vertiente sur; una primera en solitario, en 2002, y dos acompañado (por Vladimir Suviga, a principios de 2003, y por Yuri Koshelenko, con quien tendría éxito, pocos meses más tarde). El resultado, Sonata lunar: una nueva ruta para la que Babanov y Koshelenko pasaron siete días batallando por lograr «uno de los retos más perseguidos del Himalaya, pendiente de resolución», como lo definió el jurado del Piolet de Oro.

Y este 28 de octubre se añadía tinta a la historia de su cara sur. Stéphane Benoist y Patrice Glairon-Rappaz estrenaban un nuevo recorrido empleando cuatro jornadas de fatiga y frío inclemente: 2.300 metros de pared abrupta y técnica a la que se enfrentaron en estilo alpino y que asciende hasta la cumbre principal. Glairon-Rappaz ya conocía la vertiente de un intento en solitario en 2006, cuando trataba de abrir una nueva ruta a la izquierda de las existentes. Esta semana la cordada regresa a Francia, donde Stéphane habrá de tratarse las congelaciones por las que fue evacuado a Kathmandú tras el descenso; y a parte de con los pies maltrechos, los galos vuelven con una de las ascensiones más ásperas y hermosas de la temporada.


 

En 2005, integrados en una expedición de la FFME, Stéphane y Patrice protagonizaban otra apertura formidable con Goulotte, 1.100 metros en alpino que concluían en la cima virgen del Chomo Lonzo (Himalaya, 7.500 metros), lo que les valía una segunda nominación al Piolet de Oro.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.