Marc Batard, al Annapurna de camino hacia el Everest

El alpinista francés recupera esta primavera los planes que quedaron colgados por el coronavirus en 2020, sin Ali Sadpara, que tenía que ser uno de sus compañeros fijos en su aventura de volver a coronar el techo del mundo sin oxígeno por su 70 cumpleaños (2022).

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Marc Batard, en el CB del K2 invernal.
Marc Batard, en el CB del K2 invernal.   Nathalie Lamoureux

Marc Batard lleva ya cuatro años preparándose para su último gran desafío en las montañas. El otro era conocido como Sprinter del Everest tras subir en 22h30’ en 1988, está decidido a volver a escalar el techo del mundo sin oxígeno el año de su 70 cumpleaños (2022). El camino se ha revelado lleno de obstáculos inesperados, tristes y dramáticos, pero no por ello va a tirar la toalla. Esta primavera intentará el Annapurna (8.091 m).

Retraso pandémico

En realidad, el Annapurna era el plan de Marc Batard para la primavera de 2020. Un ochomil bajo para recuperar aquellas sensaciones hipóxicas y acostumbrar de nuevo su cuerpo a la altura extrema. Para el otoño de 2020, había previsto ganar algunos metros más regresando al Cho Oyu (8.188 m), que ascendió en apenas 19 horas aquel mismo 1988. Y el plan inicial incluía el Makalu (8.485 m) para esta primavera de 2021… un Makalu, por cierto, que ascendió por el Pilar Oeste en 18 horas hace 33 años.

Sin embargo, la pandemia de coronavirus ha dado al traste con todas las previsiones y los planes. Marc Batard no pudo llevar a cabo ninguna de las expediciones previstas para el año pasado y ahora recupera el plan con un año de retraso y a solo un año de su objetivo final.

Tragedia en el K2 invernal

Marc Batard sabe mejor que nadie la enorme dificultad de la empresa que se ha marcado. Ascender al Everest sin oxígeno está al alcance de muy pocos alpinistas cada año y solamente los que acreditan una forma excepcional tienen opciones. Él ha querido rodearse de buenos compañeros para ello, un nepalí como Pasang Nuru Sherpa y un pakistaní como Ali Sadpara.

Este invierno, Marc Batard fue a visitar a su amigo Ali Sadpara al campo base del K2. Durante los diez días que permaneció allí, coincidió con el ataque a cima de los diez nepalíes que lograron la primera invernal de la montaña. Regresó a la civilización el mismo día que ellos y, a pocos días de su llegada a Francia, se enteró de la desaparición de su compañero de cordada.

Al Annapurna con la agencia de Nims… ¿y con Sajid Ali?

La agencia de Nirmal Purja proveerá la logística de Marc Batard en el Annapurna. El francés y el nepalí se conocen desde hace tiempo. Ambos coincidieron en el Aconcagua y también, de nuevo, en el K2 invernal.

Además, Marc Batard le ha ofrecido a Sajid Ali que ocupe la plaza de su padre en toda la planificación de su proyecto, tanto en el Annapurna esta primavera como en el Everest el próximo año.


 
Lecturas relacionadas
Revista Desnivel nº 412. 10 relatos de supervivencia

Desnivel nº 412

En este número: 10 relatos de supervivencia en montaña. Los protagonis…

'Mi camino al Everest', el diario de Edmund Hillary

Mi camino al Everest

Mi camino al Everest es la autobiografía de Sir Edmund Hillary, desde …

Por: Edmund Hillary.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.