Autor: No hay comentarios Compartir:
Revista Desnivel nº 412. 10 relatos de supervivencia

Publicada

Desnivel nº 412

En este número: 10 relatos de supervivencia en montaña. Los protagonistas: Messner, Diemberge, Lafaille, Doug Scott T., Caldwell, E. Revol, Juanjo San Sebastián, Jordi Canyameres, Chus Lago y Isabel Suppé.

Editorial

El arte de sobrevivir
Hemos recopilado en este número diez de los mejores relatos de supervivencia protagonizados en las montañas, algunos tan conocidos como el de Messner en el Nanga Parbat, Doug Scott en el Ogro o Diemberger en el K2, que aún siguen asombrándonos por el tremendo ejemplo de resistencia física y mental que representan.

Incluimos también otras historias menos conocidas, como la odisea que vivió el catalán Jordi Canyameres cuando, tras separarse de su compañero Quico Dalmases en el Dhaulagiri, descendió por terreno desconocido, escapando al más que probable destino de su muerte, que rememora en un sobrecogedor texto escrito para la ocasión. Originales son también los relatos de Juanjo San Sebastián, Chus Lago e Isabel Suppé, evocados desde la reflexión que concede el tiempo transcurrido.

Un número especial en el que ahondamos en las claves de la supervivencia, aplicables a cualquier tiempo oscuro de la vida, que muestran la enorme capacidad de superación del ser humano en momentos de adversidad.

Como escribe Laurence Gonzales en su libro Supervivencia, quién sobrevive, quién muere y por qué, “los supervivientes no son personas sin miedo. Usan el miedo. Lo convierten en rabia y motivo para centrarse”.

Hemos querido además darle a este número con un marcado carácter literario otro toque artístico, incluyendo ilustraciones de algunos de nuestros mejores dibujantes de temática montañera.

Por supuesto hay más artistas, así como historias de supervivencia, que habrían merecido su espacio en estas páginas, pero esperamos que esta selección –impuesta por la evidente limitación de espacio– consiga su objetivo de inspiración, emoción y disfrute.
// Eva MARTOS

La prisión del Annapurna por Lafaille

Aunque su currículum en los Alpes ya era amplio y destacado, la historia que se relata aquí fue la primera experiencia de Lafaille en el Himalaya, en 1992, en una expedición a la cara sur del Annapurna cuando tenía 27 años, invitado por el más experimentado Pierre Béghin (41 años). Ascendían en estilo alpino, sin montar campamentos de altura, cuando el mal tiempo los frenó a 7400 m, obligándoles a darse la vuelta. Iniciaron una serie de rápeles pero, debido al escaso mate- rial que llevaban, se vieron forzados a hacer algunos con una sola pieza de anclaje. En el quinto rápel, se salió el único friend que te nían insta- lado en la reunión, provocando la caída mortal de Béghin, que se llevó con él las cuerdas y gran parte del material.

Encrucijada en el Dhaulagiri por Jordi Canyameres

Ocurrió en el otoño de 1989. Los alpinistas catalanes Jordi Canyameres y Quico Dalmases hacían un intento a la pared Oeste del Dhaulagiri (8167 m) en estilo alpino. Pero las condiciones cambiaron, el invierno se adelantó y decidieron separarse… 32 años después, los recuerdos de Jordi no han perdido intensidad.

Hermano, muerte y soledad en el Nanga Parbat por Messner

Tuvieron que pasar 30 años para que Messner sacara de dentro las viven- cias de su primer ochomil cuando, en 1970, tras conseguir ser los primeros en escalar los 4500 verticales metros de la vertiente Rupal, su hermano Günther falleció en el descenso. Lo relató en su intimista libro Nanga Parbat, la montaña desnuda, con cuyas palabras reconstruimos esta historia, toda una referencia.

Sobrevivir a la idea de no volver a verle por Elisabeth Revol

En el invierno de 2018, Elisabeth Revol hizo cumbre en el Nanga Parbat junto con su compañero de cordada Tomek Mackiewicz. En su libro Vivir la alpinista francesa explica en primera persona todo lo ocurrido desde la cima hasta su rescate, y va más allá, al después, al Everest, al proceso de duelo. A cómo sobrevives cuando has perdido a alguien en la montaña.

La gran prueba de El Ogro por Doug Scott

Tras ser los primeros en la cumbre de El Ogro en 1977, los británicos Doug Scott, Chris Bonington, Clive Rowland y Mo Anthoine no podían sospechar que se enfrentarían al des- censo más épico de sus vidas, con una caída que le provocó a Doug la rotura de las dos piernas, y con Bonington con varias costillas rotas. Nunca dejaron de creer que sobrevivirían.

Seguir adelante, en la arista del Pobeda por Chus Lago

De entre las muchas experiencias de supervivencia que atesora en su memoria la himalayista, exploradora y alpinista gallega, ha escogido relatarnos la que vivió en 2003 en el pico Pobeda (7439 m), cordillera Tien Shan, en su camino a convertirse en la primera española Leopardo de las Nieves (que culminó al año siguiente, siendo la segunda persona española en conseguirlo, y la tercera mujer en el mundo). La breve alegría de la cima quedó empañada por el accidente mortal que presenció y por un descenso del que salió viva gracias a la ayuda de su compañero, Merab Khabazi, y del resto de escaladores georgianos.

El nudo que quedó en el K2 por Kurt Diemberger

El austriaco es una de las leyendas vivas de la época dorada del himalayismo. Aquí recordamos su historia –tan bellamente plasmada en el libro El nudo infinito– de su descenso del K2, que se convirtió en una trampa mortal para cinco alpinistas, entre ellos su compañera de cordada Julie Tullis, en 1986.

Unos segundos en blanco por Juanjo San Sebastian

Hay ocasiones, como esta, en que la supervivencia no depende de uno mismo, sino más bien de la suerte, y también de haber acertado en la elección de los compañeros de cordada.

El empujón definitivo, del Kara-Su al Capitán por Tommy Caldwell

Cuando Tommy, Beth y el resto de compañeros de expedición se plantearon la apertura de una nueva vía en Kirguistán probablemente nunca imaginaron que el peor de los obstáculos que tendrían que superar sería totalmente ajeno a la escalada en sí. Su supervivencia en este caso dependió de un empujón, el definitivo, que marcó su posterior evolución como escalador.

Latidos, sobre noches estrelladas, grietas y vida por Isabel Suppé

El 29 de julio de 2010, Isabel Suppé estaba escalando el Ala Izquierda del Condoriri (Cordillera Real, Bolivia) con su compañero Peter Cornelius, cuando su- frieron una caída de 400 metros –al saltar una reunión– de la que milagrosa- mente sobrevive. En el glaciar en el que se detiene, con una fractura abierta de pie, hemorragias e hipotermia, acechada por la desesperación y las alucinaciones, apuesta por la vida, arrastrándose por el hielo durante dos días y dos interminables noches hasta que logra encontrar ayuda. Su compañero no logró sobrevivir. Una historia que relata en el apasionante libro Noche estrellada. Con el recuerdo y aprendizaje de aquella odisea en el corazón –que le hizo pasar por multitud de operaciones, de las que aún tiene secuelas– en esta ocasión Isabel nos transporta a otro percance más reciente vivido en las montañas y en el que, sin saberlo, ya estaban ahí otros latidos en los que ahora encuentra parte del sentido de su supervivencia.

Material probado

BOTAS HAYATSUKI GTX DE AKU
Para terrenos técnicos o ambientes de alta montaña. Botas automáticas, impermeables y transpirables, con suela rígida de Vibram.

MOCHILA-CHALECO CIRQUE 22 DE BLACK DIAMOND
Skimo ligero y estable, muy versátil. Concepto híbrido entre mochila y chaleco de trail running, especialmente ideado para las jornadas de esquí-alpinismo.

Nuevos productos

MOCHILA PARETE 30 de Grivel
Mochila polivalente, diseñada para la práctica del alpinismo y la escalada cuando el factor durabilidad se impone.

ASCO DE ESCALADA Y ALPINISMO HEX de Singing Rock
Casco resistente y versátil de construcción híbrida (carcasa EPP + ABS), que garantiza un alto grado de protección contra impactos.

BOTA QUANTUM LITE de Dalbello
Innovadora bota que combina una carcasa exterior firme y rígida y una suela continua sin sacrificar la libertad de movimiento en los ascensos.

ADJAMA Y LUNA, ARNESES REGULABLES DE PETZL
La firma francesa ha renovado sus arneses destinados tanto a la escalada deportiva como a las vías largas en cualquier estación, ahora más cómodos y con nuevos colores.

BOLSA AUXILIAR GEDE de Kop de Gas
Bolsa mediana, de 24 x 15 centímetros, fabricada en tejido Ripstop de la marca Cordura, flexible y muy resistente.

Números anteriores

Novedades editorial