EXPLORANDO

Lina Quesada a por su cuarto ochomil

La alpinista sevillana Catalina Quesada partirá mañana de Skardú para afrontar la aproximación hasta el Broad Peak, ochomil que podría convertirse en el cuarto de su trayectoria tras el Everest, el Cho Oyu y el Gasherbrum II.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

El Broad Peak es el primer ochomil al que acudió Lina Quesada en el año 2003. «Entonces lo pasé mal, el día de cumbre no fui capaz de seguir más allá del collado (7.500 metros) no me sentía los pies, tenía mucho frío y no me veía capaz, me dio miedo sufrir congelaciones y me di la vuelta, pensé, «bueno, la montaña seguirá ahí, a lo mejor algún día puedo volver a intentarlo»…». Desde entonces, la sevillana, ha alcanzado la cima de tres ochomiles: el Cho Oyu, el Gasherbrum II y, este año, el Everest. Ahora, Lina regresa al Karakorum para unirse al frenético ambiente que allí se vive.

«Estoy de nuevo aquí con un grupo estupendo, nunca mejor acompañada, sé que me sentiré parte del grupo y que no estaré sola». En su intento la acompañarán Alberto Zeraín, de Vitoria, con cinco ochomiles en su haber y que pretende ascender el Broad y el K2, Aitor Las Hayas y Juan Carlos González, que ya compartieron montaña con la andaluza en el verano de 2006, cuando ésta coronaba el GII, el riojano Alfredo García, Santiago Martín de Segovia y Diego Hernández, de Badajoz.

«Estamos en Skardu, (2.300 m.) la última población en la que podemos descansar en una cama, ducharnos y hacer las comprar de última hora, pero mañana sobre las cuatro de la madrugada comenzamos la ruta en jeep, que nos llevará por una pista vertiginosa, no apta para personas que sufran del corazón», comenta Lina, que pronto llegará a Concordia, punto central de los cuatro ochomiles que comparten la misma vertiente del Karakorum: el K2, el Broad y los dos Gasherbrums que superan la barrera de los ocho mil metros.

«Es un paisaje agreste que no invita fácilmente al viajante, pocos se aventuran por estas tierras, que nos ofrecen tanta belleza y tan maravillosos paisajes a los alpinistas y escaladores de todo el mundo», reconoce Lina. «Todo escalador sueña con paredes como las que se encuentran aquí, la Torre del Trango, la Torre Mustag, la Torre sin nombre, son auténticas joyas de la geología y de la arquitectura natural. Todas ellas nos envuelven y nos dejan boquiabiertos al contemplarlas, así como los glaciares que las rodean y las envuelven de blanco plateado en las horas de sol», concluye, vistosamente animada.

Catalina Quesada también formará parte de la expedición femenina andaluza, patrocinada por la Consejería de Comercio, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, que intentará el Manaslu (8.163 m) en 2009 y al Baruntse (7.200 m) a finales de este año.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.