PENÚLTIMO OCHOMIL

Carlos Soria: “Estoy encantado de ir al Dhaulagiri con un equipo pequeño y sin patrocinador”

Carlos Soria partía ayer al Dhaulagiri por novena vez en su vida. Lo hace sin patrocinador y con un equipo más pequeño que de costumbre (le acompaña únicamente Luis Miguel López Soriano), aunque con la misma ilusión de siempre. Cambia la edad, que avanza sin remedio: “Los 79 son una maravilla por todos los años que he vivido”, dice. Hablamos con Carlos el día antes de su partida.

Autor: | 9 comentarios | Compartir:

“Otra vez vuelvo al Dhaulagiri (8167 m), es la novena vez”, nos cuenta Carlos Soria. Ayer por la noche volvía a viajar a Nepal para intentar el penúltimo ochomil que le queda para completar los Catorce. “He subido muchas más veces al Yelmo y me sigue gustando. Y al Pájaro, y a la Pared de Santillana. Es la novena vez que voy al Dhaulagiri y estoy encantado, tengo muchas ganas de subir a la montaña”.

Es la primera vez desde 2011 en que Carlos Soria parte de expedición sin llevar publicidad de ningún patrocinador. Es también la primera vez en muchos años que el equipo que le acompaña se reduce a una sola persona: su amigo, el cámara y alpinista Luis Miguel López Soriano. A sus 79 años ha tenido que gastar parte de sus ahorros en esta expedición.

Cuenta que viaja no solo por terminar su proyecto, al que le quedaría todavía una montaña más, el Shisha Pangma. Lo hace también por subir a la cima del Dhaulagiri en sí y quitarse esa espina, por eso está haciendo el esfuerzo económico que supone la expedición.

¿Cómo te has preparado este año?
He tenido la suerte de entrenar muy bien dos veces en en Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada. Entre medias me he ido a Bolivia a subir una montaña de 6000 metros y a montar en bici.

¿Cómo es el Dhaulagiri?
Precioso, aunque el campo base es terrible y muy incómodo. La montaña es como todas, tiene sus problemas. El campo 3 es muy incómodo y vertical y desde allí a la cumbre hay un tramo muy largo. Por lo demás, es como el resto de montañas.

En el Dhaulagiri has estado tantas veces que tendrás una buena colección de experiencias…
He tenido de todo. He subido muy alto muchas veces, lo más duro que recuerdo pasó en el segundo año, cuando fui con Silvio Mondinelli, Mario Merelli, Edurne Pasaban y Pepe Garcés. Tuvimos la desgracia de que Pepe desapareciera. Eso ha sido lo peor. También, en el Dhaulagiri, he dejado las cenizas de tres buenos amigos, las últimas las de Faustino Durán, que dejé en el C3 esta primavera.

«Pensé que la gente de 80 años no podía hacer montaña y ahora veo que sí»

¿Sabes si van más expediciones este otoño?
No, hay muy poca gente. Sé que algunos van a ir al Shisha Pangma, al Cho Oyu y sobre todo al Manaslu. En el Dhaulagiri solo sé de otra expedición y algunas personas sueltas.

¿Preferías ir en otra época?
Es mejor la primavera pero nunca se sabe. Las veces que he estado más alto en el Dhaulagiri ha sido en otoño, el pasado a 8050 metros. En realidad da igual porque nunca son iguales ni los otoños ni las primaveras.

¿Cuál es el secreto para subir montañas con casi 80 años?
Para llegar a 80 años solo hace falta mantenerte vivo y para subir montañas mantenerte activo. Yo lo hago, este año he tenido un entrenamiento fantástico.

Cumples 80 en febrero. ¿Da miedo?
No, pienso que es una maravilla por todos los años que he vivido, sí es verdad que extraña un poco porque siempre pensé que la gente de esa edad no podía hacer montaña y ahora veo que sí.

¿En qué notas el paso de los años?
En el equilibrio y en la movilidad. El del cuello, por ejemplo, y en las rodillas, que no flexionan tanto como antes…

En este viaje no tienes patrocinador. ¿Cómo es verte sin él?
Al principio me daba algo de vértigo y me bajó la moral, me parecía que no me podía ocurrir a estas alturas de la vida, pero sí, y lo comprendo. Además, no estoy enfadado con los patrocinadores, al contrario, estoy encantado de los que he tenido y de lo que me han ayudado. Ir sin ellos es duro económicamente y también se nota en los medios de la expedición. En algunas ocasiones hemos ido cuatro o cinco personas. Ahora seremos dos pero no pasa nada.

Nunca he tenido que poner tanto dinero como en esta ocasión. Siempre he tenido aunque fuese un pequeño patrocinio, aunque ahora es distinto. Soy el autónomo con más edad y el que tiene la vida laboral más larga. Empecé a trabajar a los 11 años, lo dejé a los 65 y ahora hace casi 5 años que soy autónomo para poder trabajar con los patrocinadores que he tenido. No cobro mi pensión, pago mi seguridad social y a la gestoría… pero todo se arreglará.

«Mientras pueda, siempre trataré de subir lo que sea»

Eres positivo…
Estoy encantado de volver al Dhaulagiri y de enfrentarme a esta situación. Hay que estar para las duras y las maduras, y ahora han venido las duras. A ver lo que conseguimos, si podemos subiremos y si no volveremos a casa sin cima.

¿Cómo es tu compañero Luis Miguel López Soriano?
Es un cámara fantástico y un alpinista formidable. Lo que más me sorprendió de él fue cuando sacó la cámara en la cima del Annapurna, yo no podía ni sacar las banderas del bolsillo por el viento que había. Es una persona trabajadora a tope y tiene un carácter fantástico. Es un compañero ideal, igual que Sito Carcavila, que no puede venir esta vez, o el médico Carlos Martínez.


 

¿Qué planes tienes para la vuelta?
Hacer La Pared de Santillana, en La Pedriza, con 80 años sin cuerda. Aunque siempre que vuelvo tengo que coger un poco de musculatura porque suelo regresar delgado. Mientras pueda, siempre iré a subir donde sea o a darme un paseo por la montaña.

¿Tienes alguna frase que te motive en momentos complicados?
No tengo esas manías, lo que me inspira es saber que va a hacer buen tiempo en las expediciones, que estoy en las condiciones que debo y que estoy en la montaña, estar allí me parece fantástico.

Saber si va a hacer buen tiempo es ahora más fácil que antes…
Sí, pero es muy difícil acertar, sobre todo con el viento, pues puede complicar las cosas aunque haga buen tiempo. Cuando sales del campo base las previsiones las llevas de antes, y aunque luego te las van dando, siempre es complicado. Lo peor es cuando las condiciones están a medias, o cuando hay un día malo entre el resto, porque debes resolver la situación como mejor puedas.

Llevas toda la vida en la montaña y nunca has tenido un accidente grace ni congelaciones. Parece que has sabido resolver bien…
He ido tantas veces que me ha pasado de todo, pero en general me ha ido bien, nunca he tenido graves problemas. Sí los he visto, lo que contaba de la muerte de Pepe Garcés y también el año pasado, cuando murió un alpinista italiano.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.