EXPLORANDO

Alud de bloques de hielo sobre los españoles en el C3

La rotura de un serac provocó la avalancha, que destrozó la tienda de Xavi Arias y Lluís Ràfols, con ellos dentro. Junto con Carlos Pauner, Juanito Oiarzabal y Martín Ramos, han trasladado la ubicación del C3 y han regresado al CB, donde han coincidido con Edurne y los suyos tras la cima.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Parece que el Annapurna ha querido mostrar este fin de semana lo mejor y lo peor de sí mismo. Tras permitir que Edurne Pasaban, Joao Garcia y los miembros de Al filo de lo imposible alcanzaran su cima, ha estado a punto de causar la desgracia un poco más abajo, en los 6.500 m del C3.   Las expediciones de Carlos Pauner y Javier Pérez, Juanito Oiarzabal y Tolo Calafat, Martín Ramos y Jorge Egocheaga, y Xavi Arias y Lluís Ràfols afrontaron conjuntamente el tramo final de la aclimatación y se fueron todos juntos hacia el C3 para pasar la noche allí. Según sus reflexiones posteriores, ninguno de ellos estaba del todo convencido de la ubicación de este campamento sobre una plataforma de un glaciar colgante.   Poco después de que los ocho alpinistas españoles llegaran a este punto, uno de los grandes temores de la ascensión al Annapurna se hizo realidad. “Nosotros nos encontrábamos dentro de la tienda, instalándonos y preparando el agua para hidratarnos”, relata Xavi Arias, “cuando de repente oímos un ruido de alud como muchos otros que podemos ir oyendo durante el día. Pero este cada vez lo escuchábamos más cerca, hasta que se transforma en bloques de hielo del tamaño de lavadoras que empiezan a pasar por encima nuestro, mezclados con nieve y piedras”.  

Carlos Pauner pierde el gorro y los catalanes, la tienda

“De repente, un estruendo terrorífico se cierne sobre nosotros”, cuenta Carlos Pauner, quien continúa: “Levanto la mirada y veo una avalancha de bloques de hielo que se precipita como una lluvia de meteoritos. Esquivo el primero, que me arranca el gorro de la cabeza y me lanzo al suelo, igual que hacen mis compañeros”.   Xavi Arias y Lluís Ràfols, en el interior de su tienda, no podía esquivar lo que no veían: “Sentíamos un golpe detrás de otro, en la cabeza, la espalda… unos segundos que parecen interminables”. Un silencio sepulcral siguió al último bloque y la pregunta “¿estáis todos bien?” salió de alguna garganta todavía asustada.  

Todos ilesos, de milagro

Todos estaban más o menos bien. Xavi Arias y Lluís Ràfols, sin tienda, emprendieron inmediatamente el camino del C2 y del CB mientras el resto reubicaba el campamento unos metros más abajo, al abrigo de un gran serac para pasar allí la noche.   Los doctores Morandeira y Nerín reconocieron en el Campo Base a Xavi, quien presenta magulladuras y golpes por todo el cuerpo, especialmente en la espalda. Necesitará dos o tres días de recuperación antes de volver a la montaña.   El resto regresaron también al CB después de pasar la noche en el C3. Todos dan por finalizada la aclimatación y la próxima vez que salgan será para ir subiendo campos, instalar el Campo 4 y desde allí lanzarse a por la cumbre. Será en la próxima ventana de buen tiempo.  

Edurne y los suyos desmontan el Campo Base

Mientras tanto, Edurne Pasaban, junto con el resto de expedicionarios de Al filo de lo imposible que hicieron cima el sábado, se encuentra a salvo también en el Campo Base. Ligeras molestias en la vista se fueron solucionando durante el descenso desde la cima. Una cima que, además de convertirla en la segunda mujer con 13 ochomiles, la convierten en la séptima mujer y la primera española en subir al Annapurna.   Sus planes pasan ahora por desmontar el Campo Base en un par de días y volar hacia Katmandú, seguramente el miércoles. Disfrutarán allí al menos de un día de descanso, antes de volver a ponerse en marcha, esta vez hacia el Tibet, para lanzarse a por el último de sus catorce ochomiles, el Shisha Pangma.   Fuentes: Edurne Pasaban, Xavi Arias, Carlos Pauner, Martín Ramos, ExplorersWeb

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.