DOS CIMAS VÍRGENES

Tres nuevas vías para los hermanos Pou en el Himalaya Indio

Los hermanos Pou vuelven del Himalaya con tres nuevas vías abiertas y la ascensión de dos picos vírgenes. El objetivo de la expedición (que han compartido con Jacopo Larcher, Siebe Vanhee y Matty Hong) era el Bapsa Valley, una zona poco conocida del Himalaya Indio.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Los hermanos Pou han formado parte de una expedición internacional del equipo The North Face. En ella han participado (aunque en dos grupos separados por motivos logísticos) el italiano Jacopo Larcher y el belga Siebe Vanhee, el estadounidense Matty Hong, así como con los también italianos Matteo Mocellin y Alex Faedda, haciendo estos últimos labores de fotografía y filmación.

El objetivo de la expedición era una zona poco conocida del Himalaya Indio (Bapsa Valley, Himachal Pradesh), muy cerca de la frontera con Tíbet que nos resumen así:

«Un lugar precioso, de una cordillera del Himalaya mucho menos transitada, en el que queda muchísima actividad por hacer».

Y no ha resultado fácil para ellos, porque además del mal tiempo que presidió la primera parte de la expedición, la rotura del dedo pequeño del pie, que Iker sufrió una semana antes de embarcarse en esta aventura, a priori podría condicionar todo: «No quisimos decir nada de mi dedo roto antes de salir. Ya iba muy nervioso a cuenta del accidente, y no quería que los demás condicionasen mi decisión. Tampoco quería que la gente lo viese como una excusa incluso antes de partir. Al final decidí salir y probar suerte, y mirar qué bien nos ha ido», nos cuenta el pequeño de los hermanos.

Bautizan a la primera de las rutas como “The Latin Brother7c/+/560 m, y se la dedican a su compañero de equipo fallecido la pasada primavera en Canadá, Hansjorg Auer.

«Teníamos una relación muy especial con Hans. Habíamos compartido   dos de nuestras mejores expediciones- Isla Baffin y Siberia (ambas en el Círculo Polar Ártico)- con él y era un buen amigo. Además, tenía que haber venido con nosotros a esta expedición, si no llega a ser por este desgraciado accidente…Lo hemos echado mucho de menos, y hemos  querido dedicarle nuestra mejor apertura», nos relata Eneko.

«Sí, siempre nos reíamos con Hans, porque para ser austriaco, era muy divertido y extrovertido, y siempre le decíamos que era nuestro hermano latino”. Nos dice Iker, mientras los buenos recuerdos se le agolpan en la cabeza.

A través de esta ruta alcanzan un pico virgen de 4.670 m. que bautizan como «Midi d’ Ossau», en clara referencia a la famosa montaña pirenaica que ha sido una constante a lo largo de su carrera.

La segunda apertura es una arista estética y espectacular que bautizaron como “Miguelink” 6c/600 m; otra dedicatoria, en este caso, al “padre” del Psicobloc, Miquel Riera, fallecido mientras los Pou se encontraban en la India.

«Le debemos mucho a Miguel. Se podría decir que el fue el inventor de esta modalidad de escalar en los acantilados. En cierta manera por él llegamos a Mallorca, y teniendo en cuenta que hoy pasamos muchos meses en esta bonita isla del mediterráneo…» nos cuenta Iker todavía apenado.

«Era un buen amigo: carismático, divertido, apasionado, y muy visionario,    en todos los sentidos. Otra pérdida irreparable en un intervalo muy  pequeño de tiempo».

Logran la cumbre de 4.900 metros, ascendida en este caso por segunda vez, tras el primer ascenso que un equipo austriaco había protagonizado apenas diez días antes por la vía normal.

A la tercera vía le llamaron “Beti Alavés” 6b+/340 m.  «Necesitábamos que este último nombre no tuviese que ver con ningún hecho luctuoso, y le pusimos (“Siempre Alavés”) en honor del equipo de nuestra ciudad, el “Deportivo Alavés”. Hacía tiempo que queríamos dedicarle un nombre a nuestro equipo y a su afición.»

Esta vez vuelven a ser los primeros en alcanzar la cumbre de esta esbelta aguja de 4.560 metros, para la que proponen el nombre de “Gorbea”, en alusión a la montaña más grande de la provincia de Álava.

Las tres aperturas se lograron en estilo alpino y non stop:  «Habíamos ensayado este estilo en los Alpes, Patagonia y los Andes, pero lo cierto es que nunca en el Himalaya. Y estamos muy satisfechos: ¡Funciono! Aunque también es verdad que fue extenuante ya que para “Beti Alavés” invertimos 10 horas y media de actividad ininterrumpida, para “Miguelink” fueron 12 horas, y , para “Latin Brother” 14 horas».


 

Tampoco ayudó que las tres vías fueron abiertas en apenas 10 días… «Hemos acabado escuálidos. En la primera parte de la expedición y en la última ha hecho muy mal tiempo, con lo que tuvimos que aprovechar a muerte la semana larga que tuvimos de tregua. Pero recuerdo que en la última, en “Beti Alavés”, físicamente ya no podíamos más…Estábamos destrozados, casi no conseguimos finalizar la vía porque las fuerzas no nos daban…”


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.