EXPLORANDO

Un verano con Alex Huber

El alemán ha pasado unas emocionantes semanas estivales en Alpes. Primero en los tiroleses, donde resolvía dos proyectos propios (y de 8b+), para después plantarse bajo el granito del Grand Capucin y afrontar 400 metros de solo integral.Galería fotográfica.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Alex Huber en la Suiza al Grand Capucin en solo integral.- Foto: Heinz ZakAlex Huber en la Suiza al Grand Capucin en solo integral.- Foto: Heinz Zak

Para la mayoría el verano suele ser corto, por eso los más sabios saben aprovechar el tiempo. Alex Huber es un tipo muy sabio. El alemán ha resuelto tres de sus proyectos en las últimas semanas, firmando dos primeras ascensiones “brillantes”, como las ha definido, y una actividad en solo a través de 400 célebres metros.

Para la primera de sus actividades estivales, Alex se dirigía al Sonnwand, a su cara Sur, unos 200 metros de caliza de “alta calidad” muy cerca de la villa tirolesa de Lofer. Allí, Alex y el local Guido Unterwurzacher abrían una nueva ruta en el verano de 2007. “Evidentemente la abrimos desde abajo sin ningún conocimiento previo de lo que nos íbamos a encontrar. El estilo fue: tan audaz como se pueda”. Como resultado, la cordada obtuvo un estético itinerario sobre un muro siempre desplomado que en su segunda tirada alcanza el 8b+. “Pero lo más importante no es su dificultad física, es el reto mental que representa. Una auténtica aventura”, explica Huber.

La vía tiene nombre: Feuertaufe y Guido y Alexander lograban su primera ascensión después de tres días de ensayos en la ruta este verano. A finales de julio ambos podían paladear el emocionante rotpunkt: “En el tramo clave escalas con el seguro a más de cuatro metros bajo tus pies lo que puede resultar en un vuelo de más de 12 metros”, añade Alex.

Antes de salir ilesos de su experiencia en la sur del Sonnwand, Huber puso sus ojos en los seis largos que recorren la cara Este del Grubhorn, en el mismo área tirolés. Alexander había abierto la ruta esta primavera y antes de concluir junio quería tenerla en su lista de promesas a olvidar. Y así fue. El 25 de dicho mes, el alemán superaba los tres grandes techos de Sansara, el primero de ellos de más de ocho metros y con la mayor dificultad de la línea: 8b+; el tercero, de seis metros y en el que se aloja una perfecta fisura. “Muy hermosa, y espectacular”, la define Alex.

Al fortísimo germano todavía le restaba su proyecto estrella. “Algo especial”, decía, recorriendo mentalmente la silueta del Grand Capucin, que no es una de las grandes montañas del perímetro del Mont Blanc, con sus 3.838 metros, pero sí se presenta como un icono de la dificultad en los Alpes y ha supuesto una meta lógica para cualquier alpinista desde su primera ascensión, a la cara Este en 1951, protagonizada por Walter Bonatti. “Bonatti se adelantó a su tiempo e hizo del Grand Capucin y de su fantástico granito un destino muy popular”.

Sea cual fuere el motivo, fue suficiente para que Alexander Huber marchara en julio hasta los pies del Grand Capucin con la intención de explorar las posibilidades de una escalada en solo integral. Encontró lo que buscaba en la “realizable” ruta Suiza, una clásica cuyas dificultades no exceden del 6b. “El reto de escalar el Grand Capucin en solo no se basa en alcanzar la cumbre. ¡Debes alcanzar la cumbre! La vía Suiza no te permite descender”.

El itinerario escogido por Alex se estira 400 metros, empezando por un corredor que supone la cuarta parte del recorrido, al que siguen 300 metros de puro granito.

Y el 5 de agosto, “todo salió perfecto”. Fue un día frío, con una temperatura idónea y la ruta seca. La escalada empezó a las 10 y en menos de 60 minutos, Alex, alcanzaba la cumbre. Solo 2 horas y 50 minutos más tarde, el alemán estaba de vuelta en el mundo horizontal del Glaciar Géant, después de un verano de cumplidos sueños verticales.

Galería fotográfica.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.