EXPLORANDO

Tramuntana ya conoce su primera repetición

Una cordada formada por David Palmada Pelut, Xavier Sánchez y Bruno Bonastre (20 años) repite una de las rutas más técnicas y comprometidas del Picu (7a+, A4+), abierta por Silvia Vidal y Pep Masip en marzo de 1998.

| No hay comentarios |
David Palmada Pelut firma, acompañado, la primera repetición de Tramuntana- Foto: desnivelpress.comDavid Palmada Pelut firma, acompañado, la primera repetición de Tramuntana- Foto: desnivelpress.com

En ocasiones, la aventura en una pared es más que enfrentarse a la lógica de una ruta y a los movimientos en un tramo de bloque. Porque hay paredes que te deparan experiencias extremas, hermosas, y las del Naranjo de Bulnes (2.519 m) son fértiles para las sensaciones intensas. Tramuntana es una ruta que discurre entre dos de las más míticas vías de la cara Oeste del Naranjo: Sueños de invierno y el Pilar del Cantábrico. Abierta  en marzo del 98 por Silvia Vidal y Pep Masip, en 11 días de permanencia en la pared y azotados por el mal tiempo, se la considera la ruta más comprometida y técnica de todo el Picu, con dificultades que alcanzan el 7a+ y el A4+. Sus pequeñas reuniones deben ser reforzadas o montadas en su mayoría y como Dice David Palmada Pelut, uno de los tres primeros repetidores de la vía, su línea es «super chula, mucho menos mantenida que Sueños de Invierno, con largos más complicados y puritanos».

David tiene donde comparar, pues ya el año pasado repetía Sueños de invierno (6a/A4) junto a Esther Ollé, quien por cierto quería acompañarles. «Al principio íbamos a ir dos y le dije a Esther que tres eran demasiados para la pared, los vivacs te joden mucho y es muy complicado poner dos hamacas». Así que Esther se quedó en tierra, de controladora. Luego debió enfadarse un poco cuando se enteró de que Xavier Sánchez  iba a traer a un compañero. Un compañero de 20 años que iba a enfrentarse a su primera gran pared: Bruno Bonastre. «Al principio flipé un poco. Meterse en esta vía tan técnica sin tener experiencia era un reto muy duro para los tres. Tuve la sensación de ser como un padre protector. Pero la verdad es que se lo tomó con mucha calma», reconoce Pelut. «El tío es muy joven y sobre todo se había dedicado al bloque y a la deportiva, pero está claro que le gusta el artificial. Tiene mucho potencial, está muy fuerte y le ha cogido el truco muy rápido. Y además, acabó muy contento».

Noche de perros

Xavier Sánchez también sufrió las delicias del Picu.- Foto: desnivelpress.comXavier Sánchez también sufrió las delicias del Picu.- Foto: desnivelpress.com

El Naranjo es caprichoso y durante una ascensión como está pueden darse momentos muy duros. «Las cosas se empezaron a poner feas, sin saber cómo nos encontramos en medio de una tormenta de rayos y truenos. Así es el Picu. Nos tomamos nuestro tiempo observando el fantástico espectáculo. Hasta que nos dimos cuenta de que los rayos caían cada vez más cerca». Un helicóptero zumba entre la tormenta, lo que no presagia nada bueno. Por radio les informan del grave accidente que se ha producido en una cumbre cercana. Un rayo ha alcanzado a dos excursionistas. Uno de ellos fallece y el otro es evacuado en estado grave. «Decidimos salir zumbando hasta la repisa Rocasolano, para intentar pasar la noche allí».

Para Bruno es uno de sus primeros vivacs en una pared. Y la tormenta arrecia. «Pasamos momentos muy tensos», recuerda Pelut mientras rememora como empezaron a escuchar gritos en la montaña. «Sabíamos que había dos escaladores en el Pilar del Cantábrico que iban bastante lentos». Tragándose el pánico y las dudas comenzaron a montar las cuerdas fijas y el vivac para acoger a los dos escaladores. Ambos iban sin saco de dormir ni ropa de abrigo. El frío era intensísimo. «Compartimos lo poco que teníamos entre todos nosotros, pasamos momentos inolvidables de miedo, es una sensación imposible de plasmar en un papel. Nosotros pasamos frío, pero ellos no pararon de tiritar en toda la noche, a las 5:30h y deseando que saliera el sol, calentamos la última fabada que nos quedaba, cuatro galletitas…». Por fin, a las 7 el sol comienza a despertar. «Nuestros amigos nos piden que les fijemos las cuerdas hasta la cumbre a causa del agotamiento, y así es como montamos una cremallera humana por la Rabadá hasta la cima», nos cuentan los repetidores, y concluyen: «Lo curioso es que después de toda la movida y de una noche de perros, disfrutamos como niños de los últimos largos».

Líneas juntas, belleza global

Vivacs intensos para Xavier Sánchez y sobre todo para Bruno Bonastre, en su primera experiencia en pared.- Foto: desnivelpress.comVivacs intensos para Xavier Sánchez y sobre todo para Bruno Bonastre, en su primera experiencia en pared.- Foto: desnivelpress.com

Y disfrutaron también de los primeros. Pelut, quien ya había completado los dos primeros largos el año pasado junto a Santi Llop (se retiraron por una lesión de espalda de Santi) lidiaba con la fiebre, a base de antibióticos, por lo que fue Xavi quien se puso manos a la obra para superar las dos tiradas, que incluyen algunos pasos de bloque bastante expuestos. Y en el tercero Pelut cargó las pilas. «Te encuentras un poco chafado, pero las ganas pudieron a la enfermedad». Completó el tercer largo, el más bello para él. «No es el más complicado, pero con aquellos noventa metros bajo tus pies el ambiente es increíble».

En total cinco días de lucha con la pared y ocho tiradas, abriendo una variante (Variante directa, A2+) que traza una línea recta para enlazar con el último largo de un vía que zigzaguea entre las ya mencionadas Sueños de invierno y Pilar del Cantábrico. «Me habían comentado que la ruta estaba un poco metida con calzador. No sabía que pensar. Lo cierto es que están muy juntas y algún largo se entrecruza». Lo que, en su opinión, no desmerece un itinerario de dificultad y belleza extrema. «En el suelo, cada uno de nosotros saboreó el placer de una primera repetición. El Picu nos ha respetado y nos ha dejado subir».

 

Datos de interés:

-Teléfono de contacto de Luís Sánchez (arriero de Tomás): 647 009 559.  Para todas aquellas personas interesadas en subir material al Urriellu, Luis dispone de un mulo. Ponerse en contacto con él y pactar precio según kilos de material.

 

-Material:  

Camalots 1 y 2 repetidos, 3, 3’5 y 4.

2 juegos de aliens (naranjas, grises y lilas)

Juego de empotradotes

Juego de microfriends (camalots C3)

Juego completo de ganchos

Cordinos para puentes de roca

Muchas falquitas de madera

Algún taco grande

35 pitones variados (algún bong grande, V grandes tipo platano, y muchos pitones cortos tipo pitonisa)

Plomos al gusto

Indispensable guindola

 

 

Croquis de la ruta.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.