EXPLORANDO

Los hermanos Pou hacen cumbre en la Antártida

Tras hacer frente al frío helador y el fuerte viento durante 25 horas, han logrado escalar la pared Three Pigs. Con este último objetivo los gasteiztarras dan por finalizado el proyecto «7 Paredes 7 Continentes».Vídeo del proyecto. Galería fotográfica de su última etapa.

| No hay comentarios |
Iker Pou en la cima de Último paraiso.- Foto: Jabi BaraiazarraIker Pou en la cima de Último paraiso.- Foto: Jabi Baraiazarra

El 25 de diciembre, los hermanos vitorianos conseguían culminar por fin su ambiciosa aventura, «7 Paredes 7 Continentes», con la cumbre de su etapa antártica. Iker y Eneko Pou se impusieron al fuerte viento y la nieve y escalaron la pared Three Pigs (Tres Cerditos) al segundo intento. Escalada en libre, han bautizado su vía como Último Paraíso, y a la cima como Pico del Cielo. «Han sido 24 horas ininterrumpidas de escalada. Con 13 horas ascendiendo sin parar. No hemos parado en ningún momento para conseguir terminar la escapada en el día. Nunca sabes cómo pueden cambiar las condiciones metereológicas, y no podíamos permitirnos un vivac en la pared.”

Los Pou realizaron un primer intento el pasado viernes 21, pero el fuerte viento y la cantidad de nieve que caía les hizo abortar. El calzado de escalada no podía sujetarles al estar la roca cubierta por la nieve y el hielo. Eneko se llevó un buen susto al caer en una grieta, pero estaba bien asegurado y no hubo ningún problema grave. Han tenido que esperar hasta el día 25 para encontrar una ventana de buen tiempo que les permitiese realizar la escalada lo más rápido posible. Los cambios metereológicos en la Antártida se suceden a velocidad vertiginosa, y no dan tiempo para los errores.

“La pared ha resultado muy dura. Creemos que puede rondar un “7a” de dificultad, con unos 400 metros de ascensión en roca y 200 de ascensión en hielo con crampones y piolets. Pero todo esto con mochilas de 10 kilos a la espalda. Además, lo hemos realizado sin cuerda fija para primar la velocidad sobre la seguridad. Hemos elegido muy bien la vía, ya que íbamos improvisando sobre la marcha, y sólo hemos cometido un error en el itinerario. De otro modo, nunca lo habríamos logrado en el día.”

Nunca antes se había escalado la pared “Los Tres Cerditos”, y con ella los hermanos Pou se convierten en la segunda expedición de la historia en hacer cumbre en una pared antártica. Un extraordinario colofón para un reto, «7 Paredes 7 Continentes», que les ha llevado a escalar las paredes más complicadas del planeta. “Otras vías como El Niño en Yosemite (EE.UU.) o Zunbeltz en el Naranjo de Bulnes han sido más complicadas en dificultad, pero esta ha sido más difícil en el cómputo global. Hemos necesitado una madurez más grande y un compromiso total para lograrlo. Es probable que al comienzo de nuestro proyecto “7 Paredes 7 Continentes” no hubiésemos sido capaces de algo así.”

La Antártida: la mayor aventura del proyecto

Vista de Los Tres Cerditos.- Foto: Jabi BaraiazarraVista de Los Tres Cerditos.- Foto: Jabi Baraiazarra

La expedición Antártida EiTB 2007 ha sido la más complicada de sus siete retos. Ya el hecho de alcanzar el continente antártico es todo un logro en sí mismo salpicado de complicaciones logísticas. Tuvieron que embarcar en un velero desde el mítico puerto argentino de Ushuaia para atravesar el temible Cabo de Hornos, navegar por el peligrosísimo mar de Drake hasta llegar a la Antártida. El agua es un medio que los hermanos Pou no tenían dominado, y han tenido que realizar continuas guardias para evitar chocar contra icebergs y otros barcos que pudiesen encontrarse en el camino. Además, Iker y Eneko han tenido que realizar una labor de reconocimiento con esquís de travesía una vez en tierra firme. “Esta pared tiene un toque mayor de aventura que el resto de expediciones” cuenta Eneko. “En las ocasiones anteriores ya sabíamos qué nos podíamos encontrar. Aquí no sabíamos ni los metros ni la dificultad de la pared que íbamos a escalar, y aunque veníamos preparados para las condiciones que nos esperaban, nos ha sorprendido su dureza”.

La temperatura durante su ascensión ha oscilado entre los -10º y los -20º. Además, las posibilidades de rescate en la Antártida son mínimas, con lo que el riesgo en caso de caída en la pared era mucho más alto. “Las condiciones han sido duras por la temperatura y el viento, pero ni siquiera hemos sentido tanto el frío exterior. Veníamos bien abrigados y, al no haber parado ni un minuto, no hemos podido quedarnos fríos.”

Anteayer llegaban completamente destrozados al campamento base. Iker, de hecho, se durmió en una de las reuniones durante la bajada. Fueron seis horas de descenso, con rápeles de hasta 60 metros. Momentos de mucha tensión y algunos sustos. Llegaron tan cansados que apenas podían ni sonreír… «Hoy (día 26) estamos encantados. Tenemos una alegría tremenda por lo que hemos conseguido.Creemos que en unos años, la Antártida puede convertirse para los escaladores en lo mismo que el Himalaya para los alpinistas. Y la vía que hemos abierto será perseguida en el futuro. Es quizá demasiado difícil para convertirse en una vía clásica, pero estamos convencidos que será una referencia.”

7 Paredes 7 Continentes: una vuelta al mundo en vertical

Eneko durante la escalada.- Foto: Jabi BaraiazarraEneko durante la escalada.- Foto: Jabi Baraiazarra

Este inédito y atractivo proyecto de los hermanos vitorianos nació en el año 2002, fruto de querer llevar a la práctica sueños inalcanzables a ojos de la mayoría. Así se dispusieron a realizar un viaje alrededor del mundo en el que cada etapa les llevaría a establecer nuevas fronteras en la escalada. Su objetivo era realizar en la modalidad de escalada libre la pared que, a su juicio, pudiera ser la más emblemática de cada continente, buscando siempre rutas de máxima dificultad.

En el año 2003 realizaron las dos primeras etapas en América del Norte (El Capitán, Parque Nacional de Yosemite) y Europa (Naranjo de Bulnes, Picos de Europa). En 2004 viajaron a la isla de Madagascar (África), donde se encuentran las paredes del Tsaranoro. En 2005, en Tasmania (Oceanía), escalaron el Tótem Pole, la pared de escalada más estética del mundo y el verano de ese mismo año hicieron cumbre en la Torre Sin Nombre, en el Himalaya (Asia). La sexta etapa les llevó hasta la Patagonia, donde al segundo intento consiguieron escalar el Fitz Roy, que está entre las montañas más difíciles de la Tierra.

“Cuando comenzamos, nunca hubiésemos podido hacer la Antártida como primera pared. Y ahora, hemos terminado el proyecto de escalada más importante del mundo”, concluye Eneko.

Resumen de escaladas:

Continente: América del Norte
Lugar: El Capitán / Parque Nacional de Yosemite
Vía: El niño
Dificultad: 8a+/b

Continente: África
Lugar: Tsaranoro / Madagascar
Vía: Brave les filles
Dificultad: 8b+

Continente: Europa
Lugar: Naranjo de Bulnes / Picos de Europa / España
Vía: Zunbeltz
Dificultad: 8b

Continente: Oceanía
Lugar: Totem Pole / Tasmania
Vía: Totem Pole
Dificultad: 7b

Continente: Asia
Lugar: Torre Sin Nombre / Torres del Trango / Himalaya
Vía: Variante Hermanos Pou
Dificultad: 7b

Continente: América del Sur
Lugar: Fitz Roy / Patagonia
Vía: Supercanaleta
Dificultad: 6c

Vídeo del proyecto.

Galería fotográfica de su última etapa.

 Fuente: Hermanos Pou, RedBull

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.