UN CATÁLOGO COMPLETO DE HIELO

Stas Beskin y Daniel Martian, en el Québec más remoto con ‘Route des baleines’ (180 m, M9, WI7)

Los escaladores canadienses escalan la línea de sus vidas junto al río Sainte-Marguerite, cerca de donde ya habían escalado L’Appartement M8, WI7 el año pasado.

Autor: Gripped.com | Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Stas Beskin en el L1 de 'Route des baleines', en Québec
Stas Beskin en el L1 de ‘Route des baleines’, en Québec   Daniel Martian

Canadá es un paraíso para los amantes de la escalada en hielo. Más allá de las zonas pobladas, se extiende un territorio ignoto y completamente congelado que esconde rincones remotos en los que cumplir las fantasías más salvajes. Desde este lado del Atlántico, aquello queda a años luz, pero los escaladores canadienses lo tienen más a mano y a veces dan con joyas monstruosas.

Los últimos en hacerlo han sido Stas Beskin y Daniel Martian, residentes en Toronto, que se han aventurado a una zona alejada de la provincia de Québec para regresar con “la línea de una vida” como botín. El lugar elegido fueron los acantilados junto al río Sainte-Marguerite, afluente del Saguenay situado en el territorio de Mont-Valin. Una zona con una extensión cercana a la de Extremadura y un total de 5 habitantes según el último censo.

Así pues, aislamiento y tranquilidad asegurados en la aventura helada de Stas Beskin y Daniel Martian, que ya habían ido allá el invierno pasado. Entonces su objetivo fue L’Appartement (150 m, M8, WI7), pero no se pudieron resistir a los encantos de esta línea. De hecho, se propusieron escalarla hacia finales de temporada, aunque se vieron obligados a retirarse cuando sus variadas formaciones comenzaron a desmoronarse sobre sus cabezas.

Catálogo de hielo

Este año optaron por adelantar su viaje a la zona y así beneficiarse de temperaturas más frías y mejores condiciones para una orientación sureste que recoge lo más templado de esta climatología extrema. La línea de Route des baleines es un compendio bien completo de formaciones de hielo y roca: “tiene verglás, dagas, blobs, hongos, medusas, desplomes, una chimenea y una fisura offwidth, por nombrar solo algunas”, detalla Stas Beskin a Gripped.com.

Para evitarse sorpresas indeseadas, afrontaron su objetivo escalando primero la vecina Le Mulot WI6+, situada justo a su izquierda. Rapelaron desde allí para colocar los parabolts necesarios (14 en total) y limpiar la vertical del hielo que colgase amenazador.


 

Al día siguiente se metieron en su línea y resolvieron el L1 (40 m, WI6), que recorre un diedro cubierto de hielo fino que termina en un techo y un colmillo de hielo colgante. Sin embargo, el colmillo de hielo que forma el segundo largo (L2: 20 m, WI6+, M7) les dio bastantes problemas y, tras trabajar en él lo que quedaba de día, decidieron dejarlo para el día siguiente.

En esa tercera jornada, consiguieron resolver toda la vía de Route des baleines, que cuenta con otros dos largos. El L3 (45 m, WI6, M9) escala un pilar de hielo, se mete en una chimenea, sigue con una fisura offwidth y una estrecha sección de hielo fino antes de meterse en una cueva equipada. El L4 (WI7-) navega entre formaciones de hielo hasta salir por arriba.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.