EXPLORANDO

Por unos premios éticos

Marko Prezelj anuncia una próxima carta en la que cuestiona las motivaciones y la ética del prestigioso premio entregado por la revista Montagnes Magazine; una historia semejante a la protagonizada por Garibotti y Salvaterra la pasada edición.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Los ganadores con el premio: Marko Prezelj y Boris Lorencic.- Foto: Giulio MalferLos ganadores con el premio: Marko Prezelj y Boris Lorencic.- Foto: Giulio Malfer

El Piolet d´Or no gana para disgustos. El debate ético y de estilo que hace sombra al premio desde hace un par de años vuelve a la palestra. Y más que lo va a estar. Uno de sus dos flamantes vencedores este año, Marko Prezelj, prepara una carta oficial en la que expresa su desacuerdo con las motivaciones del trofeo, su afán competitivo y su alejamiento del auténtico espíritu del alpinismo.

El pasado viernes 26 de enero Marko y Boris Lorencic se llevaban el decimosexto Piolet d’Or, entregado en Grenoble, viendo así recompensada su nueva ruta, en estilo alpino, al virgen Pilar noroeste del Chomolhari. Una primera a este estético espolón de 1.950 metros, que conduce directamente a la cima de este sietemil tibetano, cuya primera ascensión data de 1937. Y una primera, además, que se imponía a actividades como la solitaria al Cho Oyu (8201 metros), del tirón y en menos de 15 horas por su cara suroeste, de Pavle Kozjek, o a la nueva ruta a la cara Noreste del Manaslu (Nepal, 8.163 m) abierta por Sergey Samoilov y Denis Urubko.

Tras recoger el premio, Prezejl declaraba que «el Piolet es un evento para los medios desde hace años. No creo que importe quien esté presente o no». El esloveno, cuya carta esperamos y publicaremos próximamente, aludía a lo absurdo de comparar distintas ascensiones y hombres: «No debe haber competición ni ganador». Y aunque suene raro declarar tales cosas tras recoger el premio, asegura que la competitividad no es buena para el alpinismo, razón por la cual acudió al acto de Grenoble: «Quería tener la oportunidad de decirlo».

Recientes precedentes

Intensa nevada en el vivac en la apertura en el Cerro Torre de Alessandro Beltrami, Ermanno Salvaterra y Rolando Garibotti.- Foto: DesnivelpressIntensa nevada en el vivac en la apertura en el Cerro Torre de Alessandro Beltrami, Ermanno Salvaterra y Rolando Garibotti.- Foto: Desnivelpress

Una historia que ya nos suena. El año pasado, Ermanno Salvaterra (pasados ya los cincuenta años), Alessandro Beltrami y el argentino Rolando Garibotti eran nominados por la primera ascensión (real, aseguraban) de la ruta por la que Maestri y Fava reclamaron en 1959 la primera absoluta del Cerro Torre (Patagonia, 3.128 metros). Escalaron esta controvertida línea en estilo alpino (fijando tres largos) y ligero (15 kilos de material). Cinco días de ascensión para enlazar las caras oeste, este y norte del Torre, alcanzando dificultades de 6B+ Y A1. Bautizada como El Arca de los Vientos, la vía tenía la posibilidad de llevarse el prestigioso Piolet de Oro. Mas no lo hizo, y no por falta de mérito.

Poco antes de la ceremonia, Rolando Garibotti remitía al comité organizador una carta en la que solicitaba la retirada de su actividad de las nominaciones. «Estamos muy contentos con nuestra hazaña, y apreciamos los comentarios tan positivos que hemos recibido de nuestros colegas, pero nuestro interés y motivación para la escalada radicaban en la calidad de la propia experiencia. Esa era la esencia de la actividad, y la que más nos interesaba». Avisaban de su incomparecencia a la ceremonia de entrega por su discordancia moral y ética con el premio: «Un premio como el Piolet d’Or intenta cuantificar esta esencia, así como juzgar la calidad de la experiencia. Debido a que, a diferencia del atletismo u otros deportes, el alpinismo se practica sin principios gobernantes bien definidos, cualquier intento de evaluar la calidad de una ascensión frente a la de otra es, necesariamente, muy subjetivo. Es como comparar diferentes frutas ¿Cómo puede haber algún valor real en un juicio tan subjetivo? ¿Cómo juzgar conceptos tan elusivos como la elegancia o la imaginación?»

Encuentro sí, competición no

El prestigioso Piolet d'Or, entregado por la revista Montagnes Magazine y el Grupo de Alta Montaña francés. El GHM se descolgaba antes de la última edición. - Foto: grivel.comEl prestigioso Piolet d’Or, entregado por la revista Montagnes Magazine y el Grupo de Alta Montaña francés. El GHM se descolgaba antes de la última edición. – Foto: grivel.com

Garibotti aceptaba el evento como una oportunidad para juntarse y disfrutar de la escalada hablada o practicada, pero no como una competición: «La ceremonia del Piolet d’Or proporciona una excelente oportunidad de reunión para los montañeros, compartir ideas e inspirarse unos a otros. Sin embargo, si esa fuera la intención real, el evento sería y debería ser modelado después de reuniones de escalada como la de Escocia o la de L»Argentière la Bessée, donde se comparten las cuerdas y no se entregan premios subjetivos.» Ese año el Piolet d´Or sería para la apertura en estilo alpino del Pilar Central del Nanga Parbat (Pared Rupal, 4.100m, WI4 M5, 5.9) por los estadounidenses Steve House y Vince Anderson

Así el Piolet sigue perdiendo lustre. Las críticas por pretender resaltar unos esfuerzos más que otros comienzan a ser una carga pesada para la credibilidad de la propuesta, que se suma al abandono del Grupo de Alta Montaña Francés (GHM). Este se escindía de la organización tras quince ediciones, aludiendo a la confianza y al respeto, hoy imposibles con la revista. Quizá dentro de un tiempo «todos participen y todos ganen» y no harán falta los premios ni las menciones, pero por ahora seguiremos felicitando a los ganadores, a los nominados y a los olvidados.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.