EXPLORANDO

Tyler Landman repite Practice of the wild

El británico firma la primera repetición del problemón de Magic Wood y se lo apunta como 8c, grado previsible a pesar de que Sharma nunca propuso un peso para sus «prácticas salvajes». Ty Landman en Ode to the modern man.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Tyler Landman blocando en Bishop.- Foto: Alex MessnegerTyler Landman blocando en Bishop.- Foto: Alex Messneger

Aunque es británico bien se puede considerar a Tyler Landman un miembro del estratosférico relevo generacional americano del bloque. Creció en la Gran Bretaña, pero él tiene un crashpad instalado en Boulder, Colorado, y se mueve por el yanqui como una hormiga bajo la mesa, siempre con hambre, esperando que caiga algo. Empezaba a escalar con cinco tiernos años (cumplía 18 hace unas semanas), y una década más tarde su nombre se incorporaba al panorama fanático de peso cuando firmaba la cuarta repetición de The ace, un 8b clásico de Stanage, en el Peak District, apto solo para súper clases como Jerry Moffat, Malcom Smith o Ben Moon.

Se ha ido haciendo un hueco, gracias a su talento innato y a la compañía de amigos marcianos tipo Daniel Woods. Bloques extraterrestres como Midnigth express (8b+) en Castle Rock (Colorado), que abría y tumbaba en 2007, Ode to the modern man (8c), en tres días de intentos, o Jade (antes Green 45, 8c) en Chaos Canyon, se acumulaban en su libreta las dos últimas temporadas. Y este otoño Tyler ha vuelto a las andadas llevándose uno de los problemas más exigentes de Magic Wood (Suiza), el Practice of the wild de Mr. Sharma.

Las «prácticas salvajes» de Chris Sharma veían su resolución en 2004, cuando el californiano culminaba un proyecto que le había tenido ocupado durante varios meses. Arrancando desde el final de una pequeña cueva, los cantos de Practice of the wild parecen buenos en principio, hasta que toca tantearlos. Cuando eso ocurre, es posible comprobar la extrema tensión corporal que requieren para poder ir encadenando cada uno de los pasos, cuya dificultad acaba con un dyno cruzado (en diagonal) que se realiza hacia atrás (es un techo) y en el que se pierde todo contacto con la roca. «Es mi estilo favorito de escalada», afirma Landman.

Ni en su día, ni en ningún otro, Chris propuso grado para el problema (marca de la casa) pero a nadie se le ha ocurrido sacar la propuesta de la lista de 8b+´s o superior. Tyler se lo apunta como 8c: «Definitivamente es un grado más alto que New Base Line«. Y sabe de lo que habla pues se llevaba dicho «problema brillante» (8b+/8c), también de Magic Wood, hace un par de meses. Su cosecha en el bosque suizo se completa, por el momento, con un buen número de octavos y dos 8b´s: One summer in paradise, al segundo intento, y The riverbed.


 

Ty Landman durante la segunda ascensión de Ode to the modern man (8c)

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.