CONSECUENCIAS DE UNA TRAGEDIA

Un año después del terremoto de Nepal

El seísmo que asoló el Himalaya el 25 de abril de 2015 acabó con la vida de más de 8.000 personas y sumió a un país entero en el caos y la destrucción. También el alpinismo se vio afectado, con 22 muertos en el CB del Everest.


Desnivel.com | 4 comentarios |

El 25 de abril de 2015, justo hoy hace un año, nos despertábamos con la noticia de un fuerte temblor de tierra que acababa de suceder en el Himalaya. Con una destructiva magnitud de 7,8 grados en la escala Richter (8,1 grados según las mediciones efectuadas por China), provocó más de 8.000 muertos y 21.000 heridos, y dejó sin hogar a centenares de miles de personas en Nepal. El país se vio sumido en el caos y la destrucción.

La tragedia ocurrió además en la época turística más concurrida del año en cuanto a expediciones en las montañas nepalíes. Los ochomiles bullían de actividad, así como los diversos valles en los que se suelen realizar rutas de trekking. Uno de esos valles, el de Langtang, fue el que sufrió unas consecuencias más trágicas, cuando una enorme avalancha lo engulló todo a su paso y causó una cifra de muertos que se cifró en unas 250 personas. Kilian Jornet ha contribuido a la recuperación de esa zona con un proyecto solidario de reconstrucción y una película.

Avalancha en el CB del Everest

También el campo base del Everest sufrió las consecuencias del terremoto. De hecho, el seísmo provocó la peor tragedia en la historia de la montaña, justo cuando se cumplía un año de la anterior peor tragedia del Everest. El 18 de abril de 2014 fallecían 16 sherpas en la Cascada de Hielo del Khumbu por el derrumbe de una gran masa de hielo que provocó una avalancha que los arrastró cuando trataban de alcanzar el C1. El 25 de abril de 2015, eran 22 las personas que perdían la vida en el campo base, cuando el temblor de tierra provocó el desprendimiento de unos enormes bloques situados en el collado del Pumori que resultaron en un alud que afectó la zona media del campo base.

El vídeo que un expedicionario grabó cuando la descomunal nube blanca arrasaba el CB y lo sumía todo en un caos blanco dio la vuelta al mundo. Lo contaban los alpinistas españoles Javier Camacho y Ricardo Fernández, que se encontraban en el campo base y se mostraban muy afectados psicológicamente por los hechos. El primero de ellos ha publicado un emotivo montaje en vídeo en su blog, con algunas de sus fotografías para homenajear a las víctimas de hace un año.

El mayor rescate de la historia

Pero no se acabó todo ahí. En el momento del terremoto, más de 200 personas entre alpinistas occidentales y sherpas se encontraban entre los campos 1 y 2 de la ruta del Everest, o en algún punto intermedio, avanzando en el período de aclimatación para intentar la cima. La Cascada de Hielo del Khumbu, el tramo más peligroso e inestable de la ruta y que se encuentra entre el CB y el C1, había sufrido numerosos daños y desplomes. Además de eso, el riesgo de réplicas convertía en una ruleta rusa el hecho de aventurarse por ese tramo.

Así las cosas, se puso en marcha una operación de rescate en helicóptero sin precedentes en el mundo. En poco más de 24 horas, todos los montañeros eran descendidos hasta el campo base, evitando así de forma rápida y eficaz posibles riesgos mayores.

Cancelación de expediciones sin cimas

Una vez que se fue clarificando la situación y los ecos de la destrucción sufrida por Nepal se fueron extendiendo por los campamentos base de las diferentes montañas, la consecuencia inevitable fue la cancelación de todas las expediciones del país. También las autoridades chinas procedieron a la cancelación de las expediciones de la vertiente tibetana. La temporada premonzónica concluyó prácticamente en blanco, excepto por algunas escasas y madrugadoras ascensiones al Annapurna.

En el caso del Everest, una montaña que venía recibiendo centenares de cumbres en los últimos años y que ya en 2014 se quedó prácticamente en blanco por su vertiente nepalí, la sequía de cimas fue todavía más acusada. En esta ocasión, no hubo cimas en primavera ni por el sur ni por el norte, algo que no ocurría desde 1987. Además, la mala racha continuaría durante el resto del año, puesto que no hubo cimas tampoco en otoño, completando el primer año entero sin nadie en la cumbre del techo del mundo desde 1974.

2016, un año clave en el Everest

Así las cosas, esta primavera se presenta como clave para el himalayismo y muy especialmente para el Everest. Un año que ha comenzado con una disminución clara del número de alpinistas que intentarán el techo del mundo. Los 279 permisos que el gobierno de Nepal ha expedido este año representan un 20% menos respecto a los números del año pasado, y además muchos de ellos corresponden a permisos contratados en 2014 o 2015 que han sido extendidos de forma extraordinaria por las autoridades.

En el plano alpinístico, el equipo de Doctores de la Cascada –los sherpas encargados de trazar la ruta entre el C1 y el C2, el tramo que incluye la peligrosa Cascada de Hielo del Khumbu– se han encontrado esta primavera con un terreno especialmente roto, en el que han proliferado de forma alarmante las grietas y los agujeros en el hielo. Por ese motivo, han tenido que utilizar más escaleras que nunca.

Por otro lado, el gobierno ha dado un paso hacia una mayor seguridad de los sherpas, autorizando el transporte de cargas hasta el C1 en helicóptero. Una medida muy reclamada por las agencias de expediciones, que también aspira a poder realizar depósitos de material en altura de un año para otro, siempre con el objetivo de reducir al máximo el tráfico de sherpas por la Cascada de Hielo del Khumbu y minimizar así los riesgos.

Pocos sin oxígeno y solo una ruta diferente a las normales

Esta temporada clave en el Everest, sin embargo, no modificará la tendencia de los últimos años, y la inmensa mayoría de los alpinistas intentarán la montaña utilizando oxígeno y por la ruta normal, con cuerda fija desde el campo base hasta la cima. Unos pocos tratarán de hacerlo sin oxígeno, si los embotellamientos en algunos puntos de la ascensión se lo permiten.

Entre las expediciones con objetivos más ambiciosos se encuentran la que protagonizan Cory Richards y Adrian Ballinger por el lado tibetano, que tienen previsto realizar un descenso en esquís. O la de los eslovacos Vladimir Strba y Zoltan Pal, que buscarán la cumbre a través de la menos concurrida cara suroeste.

Lecturas relacionadas
Comentarios
4 comentarios
  1. Una pequeña corrección técnica en la que siempre fallan los periodistas; la escala de Ritcher se usa hasta 6,9, a partir de ahí se usa una escala equivalente en numeración pero no en proporción de la intensidad, la escala de magnititud de momento. Total que el «de Richter» sobra, diciendo «terromoto de 7,8 de magnitud» es suficiente y se evita el error.

  2. Bueno, pues habrá que volver. Que se viaje a Nepal, que es lo que le hace falta a este pobre pero enriquecedor país.

  3. Sin acritud. DESNIVEL trata sobre actividades montañeras (y en este caso, la noticia en cuestión versa sobre expediciones al Himalaya). Además, en el subtítulo se dice: «El seísmo que asoló el Himalaya el 25 de abril de 2015 acabó con la vida de más de 8.000 personas y sumió a un país entero en el caos y la destrucción. También el alpinismo se vio afectado, con 22 muertos en el CB del Everest». ¿Qué es lo que hay que reprochar? Ya puestos, tampoco han dicho nada del terremoto de Ecuador…

  4. ¿Por qué al autor del vídeo parece que solo le importen esos 22 fallecidos? No representan la magnitud de la tragedia ocurrida en Nepal. Mas de 8000 victimas de un país que sufrió el mayor desastre de su historia. Esa es la noticia.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.