EXPLORANDO

Navidades ochomilísticas

Los campos de altura empiezan a brotar en los ochomiles a pesar del gélido empuje de diciembre. Nanga Parbat, Manaslu y Broad Peak se ven lentamente asediados, mientras el Makalu aguarda la llegada de Simone Moro y Denis Urubko.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
El equipo de Artur Hajzer en el campo base del Broad Peak.- Foto: Polish Winter Broad Peak expedition / HiMountain.plEl equipo de Artur Hajzer en el campo base del Broad Peak.- Foto: Polish Winter Broad Peak expedition / HiMountain.pl

Imbuidos por el entusiasmo que traen estas fechas, los alpinistas se han puesto en marcha en los ochomiles. El invierno es frío, el espíritu navideño ha hecho mella en los campos base y se combinan las celebraciones con el trabajo en la montaña.

Bajo las jorobas del Broad Peak, Artur Hajzer, Robert Szymcazk y el canadiense Don Bowie descorchan botellas en el CB al tiempo que se internan por primera vez en la montaña. El equipo fijaba el primer campo de altura, donde hacía noche, el 27 de diciembre, manteniéndose listos y a la espera por si la meteo les da la oportunidad de alcanzar el campo 2. «No hay mucha nieve» describe Bowie, quien confirma las buenas condiciones físicas de la expedición: «Tenemos los estómagos llenos, de Suaerkraut y Kielbasa… que es lo que comes cuando escalas con Polacos. También tenemos llenos los espíritus».

De espíritu también se habla en el Manaslu. La Mountain of the Spirit Expedition, primer equipo checo que intenta esta cumbre en invierno, imita los movimientos que se producen en el Broad. Jan Krabec, Pavel Krupiéca y Milan Wlasák andan a la caza de una ruta idónea hasta el segundo campo de altura, lo que consideran, por el momento, su «mayor desafío». «Todos los seracs se derrumbaron al concluir la temporada pasada y es difícil encontrar nada».  Y avisan vía satélite: el tiempo está cambiando, trayendo nevadas y ventiscas. Por ello, a 5.750 metros, aproximadamente, daban media vuelta hacia el campo base, donde encontrarán un reposo merecido, aunque gélido (rondan los -16º).

Simone Moro y Denis Urubko, estas navidades.- Foto: Col. Simone MoroSimone Moro y Denis Urubko, estas navidades.- Foto: Col. Simone Moro

El equipo liderado por Jacek Teler, también hacia la irremediable desolación de las nieves invernales en un ochomil como el Nanga Parbat, comparte los partes de la expedición checa. El frío muerde, una quincena de grados bajan de cero en el termómetro y el avance hacia el campo 1 se hace lento y penoso. La Diamir resiste.

El último de los intentos confirmados, el de Simone Moro y Denis Urubko, todavía no ha llegado a la tierra de los gigantes. Apurando el año en casa, ambos saldrán el día 30 hacía Kathmandú y con las primeras luces del 2009 llegarán al célebre aeródromo de Lukla, desde donde enfilarán el Makalu. «Deseo que el nuevo año nos traiga un soleado invierno», comenta Simone Moro, todavía en Italia. Denis, al mismo tiempo, ofrece algunos consejos para afrontar el invierno en un ochomil (no serán muchos los que tengan la oportunidad de llevarlos a la práctica):

1. No intentar ver demasiado lejos – porque el viento te batirá los ojos.
2. Solo pensar en la meta – si te dejas impresionar por cuanto ocurre a tu alrededor, la situación puede volverse terrible.
3. Confiar en el compañero – es lo único cierto que encontrarás aquí.

«Todas nuestras expediciones se han convertido en una aventura», sigue Urubko, quien ciertamente ha compartido con Simone Moro muchas y buenas montañas. «Solo deseo que esta vez ocurra lo mismo».

Desnivel también desea aventuras, menos penurias de las necesarias y un éxito irreprochable a los exploradores del invierno en los ochomiles. Feliz 2009.

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.