SOLOS EN LOS OCHOMILES DEL KARAKÓRUM

Marek Holecek y Tomas Petrecek, listos para intentar su ruta nueva en el G1

Los checos son los últimos alpinistas que permanecen en los ochomiles del Karakórum. Tras completar la aclimatación, están listos para lanzar un ataque en estilo alpino al Gasherbrum I en cuanto se abra una ventana de buen tiempo.

Autor: Desnivel.com | 1 comentario | Compartir:
Marek Holecek y Tomas Petrecek
Marek Holecek y Tomas Petrecek

Las condiciones peligrosas en las montañas de más de 8.000 metros del Karakórum pakistaní, con demasiada nieve y riesgos de avalanchas y desprendimientos de piedras, hicieron desistir a casi todas las expediciones ya la semana pasada. Se vaciaron por completo los campamentos base de equipos que se hubieran marcado como objetivo el K2, el Broad Peak y el Gasherbrum II. Sin embargo, dos irreductibles checos se mantienen firmes en Gasherbrum I (8.080 m), donde pretenden abrir un nuevo itinerario en estilo alpino.

De hecho, Marek Holecek y Tomas Petrecek no llegaron al campo base de los Gasherbrums hasta la segunda quincena de julio, coincidiendo con el éxodo del resto de expediciones y justo a tiempo para ser testigos de excepción de la cumbre de Ferran Latorre, Yannick Graziani y Tom Seidensticker. Enseguida se pusieron manos a la obra con el proceso de aclimatación, que llevaron a cabo en la ruta normal del más trillado Gasherbrum II, el ochomil que ha visto más ascensiones este verano, a cargo de expediciones comerciales.

Tras dormir un par de noches en el C2, a unos 7.000 metros de altura, regresaron al campo base con lo deberes hechos y ya están listos para lanzar su ataque a cumbre en cuanto se abra una ventana de buen tiempo lo suficientemente amplia. «Si todo va de acuerdo a nuestros deseos, la pared debería estar en buena condición y no debería haber ningún cambio inesperado en el tiempo durante siete días, para cuando estaríamos de vuelta al campo base», escribía Tomas Petrecek.

Un sueño de ocho años

Marek Holecek lleva soñando abrir una nueva ruta en la cara suroeste del Gasherbrum I desde hace ocho años. Lo compartió con su compatriota Zdenek Hruby, con quien realizó sendos intentos en 2009 y 2013, en los que alcanzó los 7.600 m y los 6.800 m respectivamente. Aquella segunda tentativa quedó frustrada abruptamente por la caída mortal de Hruby, que precipitó al experimentado alpinista (había ascendido ocho ochomiles) 1.000 metros hasta su muerte.

La cara suroeste del Gasherbrum I ha inspirado a varias generaciones de fuertes alpinistas, que han firmado allí nuevas rutas, según los datos de Eberhard Jurgalski en 8000ers.com. Los primeros fueron los eslovenos Andrej Stremfelj y Jernej Zaplotnik en 1977, que iniciaron su línea en la cara suroeste aunque la completaron por la arista suroeste. En 1983, fueron los polacos Jerzy Kukuczka y Wojciech Kurtyka quienes abrieron la primera ruta que recorre íntegramente la cara suroeste. Finalmente, en 2008, los rusos Valeri Babanov y Victor Afanasief trazaron otro itinerario por la parte izquierda de la pared, viniendo de abrir el pilar oeste del Broad Peak.


 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.