LA RUTA MÁS LARGA DE LOS OCHOMILES

La historia de la arista Mazeno del Nanga Parbat

Desde el primer intento francés en 1979 hasta la dolorosa desaparición de Alberto Zerain y Mariano Galván, sólo los escoceses Rick Allen y Sandy Allan han conseguido completar la ruta más larga de todos los ochomiles.

Ruta de la arista Mazeno al Nanga Parbat (Pakistán)  (Piolets dOr 2013)
Ruta de la arista Mazeno al Nanga Parbat (Pakistán)
Desnivel.com | 2 comentarios |

Las circunstancias de la desaparición de Alberto Zerain y Mariano Galván en el Nanga Parbat son de sobras conocidas por todos. El alavés y el argentino intentaban la arista Mazeno cuando –por los detalles que se deducen de la observación del helicóptero que los buscaba– una avalancha los sepultó a unos 6.100 metros de altura. Pero, ¿qué es la arista Mazeno y cuál es la historia de esta famosa línea?

Para empezar, valga decir que la arista Mazeno es la ruta más larga realizada jamás para escalar cualquiera de los catorce ochomiles del planeta. Su recorrido, que dibuja la línea divisoria entre las vertientes del Diamir y del Rupal, presenta una longitud de entre 10 y 13 km según las fuentes, y por el camino hay que ascender hasta ocho picos de más de 6.500 metros. Además, buena parte del itinerario se sitúa por encima de los 7.000 m.

1979 – Primer intento francés

El primer intento de ascensión del Nanga Parbat por la arista Mazeno llegó casi por casualidad, a cargo de una gran expedición de 23 franceses y 2 pakistaníes, liderada por Jean-Pierre Frésafond en 1979. El equipo tenía inicialmente como objetivo el pilar central de la vertiente Rupal. Sin embargo, la carretera de acceso a aquella pared había quedado destruida por un terremoto, lo que les llevó al lado oeste de la montaña, ante la arista Mazeno. El mal tiempo no les permitió ir más allá del primer pico antes de darse la vuelta.

Los infructuosos ’80 y ’90 – Doug Scott y Wojciech Kurtyka

Varias expediciones buscaron la primera ascensión de la arista Mazeno durante los años ’80 y ’90, sin éxito. Algunos alpinistas la exploraron brevemente durante su aclimatación antes de acometer el Nanga Parbat por otra ruta más asequible, pero sobresalen por encima de todos los nombres de Doug Scott y Wojciech Kurtyka.

En 1992, Doug Scott lideró el primer intento importante de completar la arista, en el que participaron sus compatriotas Alan Hinkes y Sean Smith, los rusos Serge Effimov y Veleri Perchine y los nepalíes Ang Phurba y Nga Temba. Varios accidentes y sustos con avalanchas y desprendimientos de rocas redujeron el equipo a cuatro miembros. Doug Scott, Serge Effimov, Ang Phurba y Nga Temba lanzaron el asalto definitivo con mochilas de 25 kg y provisiones para 8 días, y llegaron a escalar los tres primeros picos (6.880 m, 6.650 m y 6.970 m) antes de darse la vuelta.

En 1993, Doug Scott planeó regresar a la arista Mazeno con Wojciech Kurtyka, pero una avalancha en la aclimatación lesionó al británico y obligó a cancelar el proyecto antes de llegar a la montaña.

En 1995, de nuevo Doug Scott reunió un fuerte equipo para ir a por la arista Mazeno, en el que también se contaban sus compatriotas Rick Allen y Sandy Allan, el polaco Wojciech Kurtyka y el australiano Andrew Lock. Tras el abandono de Scott y Allan, los otros tres lanzaron el intento definitivo, pero unas intensas nevadas añadieron dificultad al terreno y se vieron obligados a darse la vuelta mientras intentaban alcanzar la cumbre del tercer pico.

En 1997, fue Wojciech Kurtyka quien regresó al Nanga Parbat, en aquella ocasión acompañado por el suizo Erhard Loretan. De nuevo el mal tiempo repelió su intentó sin poder alcanzar el punto más alto de 1992.

2004 y 2008 – La arista completada

Finalmente, la arista quedó completada por primera vez en 2004, aunque sin cima en el Nanga Parbat. El reto fue acometido por los estadounidenses Doug Chabot y Steve Swenson, quienes realizaron el recorrido hasta el collado Mazeno entre el 12 y el 18 de agosto de aquel año (la expedición también incluía a Steve House y Bruce Miller, que intentaron otros objetivos en la montaña). Formalmente, la arista termina en ese punto, donde enlaza con la ruta Schell para ascender hasta la cima del Nanga Parbat (8.125 m). Ese era el objetivo inicial, aunque el cansancio y la llegada de mal tiempo les llevaron a decidir descender por la ruta Schell.

Cuatro años más tarde, en 2008, los alemanes Joseph Lunger y Luis Stitzinger repitieron la arista –sin continuar tampoco hacia la cumbre–, aunque en su caso realizaron una aproximación más larga desde el Diamir, alcanzando la arista por un espolón que los dejó en un punto bastante anterior que el resto de expediciones. Ellos escaparon desde el mismo collado Mazeno por el norte, a través de la ruta Messner de 1978.

2012 – Sandy Allan y Rick Allen completan la ruta

Desde que Doug Chabot y Steve Swenson completaron la arista, el premio gordo del himalayismo quedó centrado en repetirla escalando posteriormente la cima del Nanga Parbat. Eso intentó en 2005 Jean Troillet, acompañado por Fred Roux, Claude y Alain Gailland. E igualmente en 2011 Alberto Zerain, en compañía de Txingu Arrieta.

En 2012, Rick Allen y Sandy Allan regresaron a la arista Mazeno, 17 años después de haberla intentado con Doug Scott (1995), esta vez acompañados por la sudafricana Cathy O’Dowd y los nepalíes Lhakpa Rangdu, Lhakpa Zarok y Lhakpa Nuru. En una ascensión épica de 18 días, el grupo al completo escaló la arista Mazeno hasta más allá del collado Mazeno, donde se dividió: por un lado los dos veteranos alpinistas escoceses vivieron una auténtica odisea que les llevó hasta la cumbre del Nanga Parbat, mientras sus compañeros descendían hasta la base de la montaña esquivando por poco el peligro.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.