EVEREST 2001

El Techo del Mundo espera

Las expediciones nacionales han comenzado a instalar los campos de altura y algunos ya piensan en atacar la cumbre.

| No hay comentarios |
Campo base avanzado de la cara norte- Foto: Exped. UPVCampo base avanzado de la cara norte- Foto: Exped. UPV

Los diferentes grupos nacionales que buscan este año la cima del Everest por sus vertientes norte y sur, ultiman la costosa tarea de equipar los campos de altura, de cara a un próximo ataque a cumbre. Esta año, las gélidas temperaturas están marcando la temporada en el Everest, llegándose a los -25º en el campo base avanzado (6.400 m) de una cara norte «muy pelada de nieve».

A pesar de todo, las diferentes expediciones no han retrasado la preparación de la ruta de ascensión, iniciando la instalación de los campos de altura, con la que completar su aclimatación y perfilar el asalto a la cima. En la vertiente china, el alpinista catalán Sergi Mingote y la expedición de la Universidad Politécnica de Valencia, han anunciado su intención de intentar la cumbre este fin de semana, algo que dependerá de las opciones que ofrezca la Diosa Madre de la Tierra.

Mientras, la cordada femenina de Al filo formada por Ester Sabadell y Rocío Sánchez, realizaba ayer mismo un nuevo intento al Ama Dablam (6.856m) y la catalana Araceli Segarra continua con su aventura en el Kangchenjunga, la tercera cumbre más alta del planeta. Esta es la crónica del Himalaya.

Everest y Ama Dablam, primeros retos de Al filo

Ama DablamAma Dablam

El primero de los cuatro desafíos que Al filo de lo imposible se ha propuesto para esta primavera en el Himlaya, el Ama Dablam, atraviesa un compás de tensa espera. La cordada femenina compuesta por Ester Sabadell y Rocío Sánchez, se encuentra el campo 3, a la espera de que un hueco entre las nubes premonzónicas les abra el camino hacia la cumbre de la montaña sagrada de los sherpas.

Les acompañan dos alpinistas de lujo. Oscar Cadiach, que tras el Ama Dablam se trasladará al Lhotse para intentar ascender junto a Alberto Ceraín su inescalada cumbre central, y el joven Eloy Callado, que el año pasado consiguió trazar una nueva ruta al Shisha Pangma Oeste junto a Eduard Sánchez: «Nyong Mong» (2.000 m/65/70º), I Premio Desnivel de Alpinismo.

Las últimas noticias llegadas ayer desde el campamento base, hablaban de un fuerte temporal de viento y nieve que de momento retiene a los cuatro alpinistas dentro de la tienda. Si todo continúan igual, tendrán que decidir hoy si prolongan su intento cimero o descienden al campo base, en espera de una nueva oportunidad.

David, Endika y Jorge en campo base Avanzado- Foto: Exped. UPVDavid, Endika y Jorge en campo base Avanzado- Foto: Exped. UPV

Mientras tanto, en la vertiente norte del Everest, Juanito Oiarzábal y compañía continúan haciendo frente al intenso frío que está marcando la temporada 2001 en el Techo del Mundo. De momento, han conseguido instalar su campo base avanzado (7.050m), en el que ya han dormido, y continúan con su aclimatación, que se vio retrasada por un problema con los visados en las frontera china. Mañana, intentarán ganar metros a la montaña, e instalar los campos de altura superiores.

Sergi Mingote y el grupo UPV ya piensan en la cumbre

El alpinista catalán, que compartío con David Rosa, Endika Urtarán y Jorge Verdeguer, componentes de la expedición de la UPV, la preparación de los campos de altura, tiene intención, si el tiempo lo permite, de atacar la cumbre el próximo lunes 30 de abril.

Los valencianos, también intentarán la cumbre en los próximos días. Según las previsiones, los próximos 1 y 2 de mayo podría abrirse una ventana de buen tiempo, por lo que ya el sábado ascenderían camino de la cumbre.

En busca del Collado Sur

Atravesando la Cascada del Khumbu- Foto: Exped. Samuel RubioAtravesando la Cascada del Khumbu- Foto: Exped. Samuel Rubio

En la vertiente sur la actividad tampoco cesa. A pesar del mal tiempo reinante, la alpinista vasca Edurne Pasabán ya ha montado su tercer campamento de altura, a 7.400 metros, completando además su aclimatación. Si el tiempo lo permite, ya que esta temporada esta siendo una de las más frías en le Everest, el próximo paso sería instalar un último campo en el Collado Sur, desde donde lanzaría su ataque a la cumbre.

Edurne ha contado con la ayuda de un sherpa, junto al que instaló también el campo 2 a 6.400 metros. Algo más abajo, en su primer campo de altura (5.900m), la alpinista de Tolosa, que vuelve por tercera vez al Everest, sufrió un serio susto cuando una avalancha los sumió en un caos de nieve polvo durante varios minutos. Lo mejor es que no hubo que lamentar víctimas, y de momento, la veintena de expediciones que intentan esta vertiente del Chomolungma no ha sufrido ningún percance serio.

Por su parte, la expedición castellanoleonesa Samuel Rubio, liderada por el incombustible Isidoro Rodríguez, se encuentra prácticamente en la misma situación que Edurne. Los más jóvenes (e impacientes) del grupo, aseguraban en su última comunicación que este fin de semana podrían intentar superar los 8.000 metros y llegar al Collado Sur, emplazamiento del último campo de altura al que todavía no ha llegado ningún grupo este año. Mientras, los más expertos como Isidoro o el abulense Carlos Soria, aseguraban que este desgaste es algo innecesario, y que su próxima ascensión irán, probablemente, pensando en la cima más elevada del planeta.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.