LIBERANDO EL TÍBET

Expedición de Sonia Casas al Cho Oyu

La joven alpinista Sonia Casas buscará el próximo otoño la primera repetición y ascensión femenina sin oxígeno de ‘Free Tíbet’.

| No hay comentarios |

La primera aventura de Sonia Casas por encima de los 8.000 metros será algo más que un reto deportivo. Será una ascensión sin oxígeno y en estilo ligero, por una vía que hasta ahora sólo conoce las huellas de sus aperturistas, el catalán Òscar Cadiach y el austriaco Sebastian Rucksteiner. Se trata de ‘Free Tibet’, una línea directa a la cima del Cho Oyu (8.201 m), que discurre por su arista nor-noreste.

Para Sonia es un sueño. Va más allá de la mera repetición de la ruta. Su objetivo es completarla en el mismo estilo ligero que Òscar y Sebastian emplearon en 1996, que incluye dos vivacs por encima de los sietemil metros. Lo intentará junto a su amigo Miguel Ángel Pérez Pontón, con el que ya ha formado cordada y que cuenta con expediciones a Perú y Nepal.

Hablando con Sonia sobre la ascensión, parece algo completamente asequible. ‘Por supuesto que me veo coronando el Cho Oyu, si no ni siquiera lo intentaría. Pero lo haré sin perder nunca el norte, es decir, sin dejar de ser prudente y arriesgar más de la cuenta. Es mi primer ochomil, tengo muchos planes en la cabeza para el futuro, y creo que no merece la pena jugarse los dedos por una cima. Si lo veo mal, me daré la vuelta sin dudarlo.

Buscando dificultad

Sobre su elección, ‘Free Tibet’, una ruta no repetida hasta el momento, la razón es sencilla. ‘Mi intención era realizar ascensiones técnicas. En principio me plateé subir el Kantega, Tamserkhu y Thsola, pero haciendo cuentas me salía igual de caro que hacer un ochomil, así que me pensé lo del Cho Oyu. Además, es un objetivo que todo alpinista se plantea alguna vez, o sueña con hacerlo’.

De esta forma comenzó todo un estudio de las diferentes vías de la sexta montaña más elevada del planeta. Fernando Garrido, la gallega Chus Lago, ‘que me animó mucho para este proyecto’, o el catalán Òscar Cadiach, fueron algunas sus fuentes de información, ya que todos ellos cuentan con esta cumbre en su historial.

Finalmente, la elección fue ‘Free Tibet’, que hasta ahora sólo cuenta con la ascensión de sus aperturistas, el propio Cadiach y el austriaco Sebastian Rucksteiner. Además, Sonia tiene intención de imitar a los autores de esta elegante línea en cuanto al estilo de ascensión, muy ligero. Concretamente, colocará un campamento a 6.500 metros, el collado Palung La, desde donde lanzarán el ataque a cumbre en estilo completamente alpino, algo que le supondrá un primer vivac a 7.300 metros, y otros casi a 7.600.

Tres seismiles en dos semanas

Esta expedición al Cho Oyu supondrá la segunda incursión de Sonia en el Himalaya de Nepal. El año pasado realizó su primer viaje a la cordillera más alta del Mundo, del que se trajo tres cumbres codiciadas por bastantes alpinistas: el Mera Peak (6.665 m), el Island Peak (6.169 m), y, sobre todo, el Lobuche Peak (6.145 m), porque ‘fue la ascensión más técnica y la que más disfruté’.

Una intensa actividad de la que se vino con muy buenas vibraciones. Además de la belleza de las ascensiones, comprobó su capacidad para funcionar en altura, gracias a que ‘aclimato bastante rápido’. La pruebas son las fechas de la expedición. El día 13 de octubre partía de Lukla para coronar el Mera Peak seis días después, el 19. ‘Es una ascensión algo monótona, porque la pendiente es muy progresiva y se hace pesada y aburrida’.

Tras bajar del Mera, y a través del collado de Amphu Latsa (5.850 m), donde tuvo que hacer noche, llegó a la base del Island Peak, aunque se dirigió directamente al campo 1. Al día siguiente, 23 de octubre, se lanzó a por la cumbre, tras salvar zonas de arista bastante aéreas y una pared vertical de 150 metros en la que tuvo que fijar cuerda.

Después del Island y de tres días de merecido descanso en Pheriche, Sonia se dirigió al campamento base del Lobuche, ‘un lugar precioso, aunque pillamos muchísimo frío’. Esa misma noche, sobre la una de la madrugaba inició la ascensión, ‘que comienza con una sección de roca por encima del campo 1, seguida de un tramo mixto con mucho hielo’, en la que tuvieron que tirar cuerda fija. Por encima, tuvo que emplearse a fondo y poner a poner a prueba su técnica de piolet-tracción que le obligó a encordarse en varios puntos con su sherpa de altura.

Desde ahí salieron a la arista cimera del Lobuche, que conduce directamente a ‘una cumbre preciosa, con unas vistas indescriptibles’. Después llegaron los peores momentos, ya que el descenso requirió montar rápeles e incluso destrepar algunas zonas bastante expuestas, ‘en las que pasé bastante miedo’. Manteniendo la intensidad de toda la expedición, al día siguiente comenzaban el trekking de vuelta a Katmandú, a través de Namche Bazar y el itinerario clásico de aproximación al Everest.

¿Y antes del Himalaya? ‘Pues he estado en los Alpes, en la costa este de Canadá subiendo tresmiles, he estado en Colorado, Arizona, y muchas, muchas veces en Pirineos y Picos de Europa, haciendo rutas en solitario. Ganas mucho tiempo a la hora de tomar decisiones y no tienes que responder de ellas ante nadie. En el monte tienes que tener las ideas claras y saber tomar decisiones, y eso, en grupos numerosos es difícil. Por eso me gusta la autonomía, la independencia o grupos muy reducidos en el monte’.

Para el futuro no hay nada concreto, pero sí muchas ideas. ‘Después del Cho Oyu, sobre todo si sale bien, me gustaría realizar rutas técnicas en el Himalaya. No me olvido del Kantega o el Tamserkhu, algún día espero ir. Aunque no hay nada fijado, será algo que implique dificultad, porque creo que ese afán de superación, de enfrentarte a algo más complicado, no debe faltar en una expedición. Eso sí, siempre siendo consciente del riesgo que implica y no rebasando nunca el punto de no retorno’.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.