Volvéran a intentarlo

Así fue el intento a la cima del Dhaulagiri de Carlos Soria y su equipo

La niebla les hizo equivocarse y no seguir el corredor final correcto que lleva a la cumbre. Más tarde los estuvieron buscando, pero al no estar totalmente seguros del que debían seguir «a pesar de encontrarnos tan cerca de la cima la decisión más coherente fue descender y volver a intentarlo dentro de unos días con todo mucho más claro».

Autor: DESNIVEL | 2 comentarios | Compartir:
Carlos Soria durante el primer intento a cima Dhaulagiri 2017 en el que quedó muy cerca.  (©Luis Miguel Soriano/Expedición Correos)
Carlos Soria durante el primer intento a cima Dhaulagiri 2017 en el que quedó muy cerca.

Después del intento a cumbre del pasado día 15, Carlos Soria y sus compañeros han llegado hoy al Campo Base. Ahora les toca descansar y recuperar fuerzas.

Este es su relato de este primer intento al Dhaulagiri (8.167 m), en el que alcanzaron un altura de 8.050 metros.

«Hubo viento y algo de nieve durante la noche y madrugada, pero pudimos continuar nuestra ascensión sin problema. Un grupo de cuatro sherpas nos acompañaban para completar la instalación de cuerda fija, desde la travesía.

Instalamos cuerda hasta 7.800 m aproximadamente, donde decidimos continuar encordados, reservando algo de cuerda fija para el corredor final. La ventisca continuó entorpeciendo nuestra progresión y dificultando la visibilidad.

Una de las claves del Dhaulagiri es elegir correctamente el corredor, de unos 100 metros aproximadamente, que da acceso a la cumbre real. En esta temporada éramos el primer grupo que íbamos hacia la cima, por lo que no contábamos con ninguna referencia de ascensiones previas. Además encontramos las condiciones de la parte final de la montaña muy cambiadas, con respecto a la primavera pasada.

Decidimos comenzar la ascensión por un primer corredor, que finalmente no resultó ser el acertado. Caminamos al pie de la franja final buscando la ruta correcta, pero la niebla, que cada vez estaba más presente, nos dificultó el trabajo. Pasamos al pie de lo que podría ser el camino que da acceso a la cima, pero las grandes cornisas que se encontraban al final del corredor, y que no habíamos apreciado en otras ocasiones, no nos dejaban muy clara esta opción. Disponíamos solo de cien metros de cuerda fija para el intento final, sin tener ninguna opción lo suficientemente clara. El tiempo avanzaba, y tampoco queríamos bajar demasiado tarde. A pesar de encontrarnos tan cerca de la cima la decisión más coherente fue descender y volver a intentarlo dentro de unos días con todo mucho más claro. El descenso fue largo y duro hasta el campo III. Decidimos descansar una noche más en el campo I, para hidratarnos y recuperarnos un poco más antes de llegar al campo base.

Ya solo nos queda descansar unos días más en el campo base, para recuperarnos de estos días en la montaña que, más que un intento, ha sido, incluso, más duro que la ascensión a la cumbre.»

 

 


 
Comentarios
2 comentarios

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.