ABOGA POR LA CONTENCIÓN

Jaume Clotet ‘Paca’: Una reflexión sobre los grados en la escalada artificial

Jaume Clotet ‘Paca’ viene de abrir en solitario su última vía Heidi metal (200 m, MD, A2+), de siete largos, en el Tossal de l’Obaga de la Font (Prepirineo de Lleida). Una línea con la que reflexiona sobre los grados actuales en la escalada artificial.

Autor: | 50 comentarios | Compartir:
Jaume Clotet Paca en el techo de Heidi Metal A2+ del Tossal de l’Obaga de la Font  (Col. J. Clotet)
Jaume Clotet Paca en el techo de Heidi Metal A2+ del Tossal de l’Obaga de la Font

Jaume Clotet ‘Paca’ es una figura conocida dentro del mundo de la escalada artificial. Él mismo se define como “un escalador en decadencia” que, “por edad y por peso”, ya no está a su mejor nivel. De todos modos, sigue enganchado a la roca y, aunque en cada nueva ruta que escala se promete que será la última, continúa su prolífica actividad aperturista, muchas veces en solitario.

También es un escalador sin pelos en la lengua, que dice lo que piensa pese a las consecuencias y a las críticas que pueda acarrearle. Quizás por ello ha querido compartir con la comunidad escaladora una reflexión acerca de la graduación de las vías de escalada artificial. Para él, la sobrecotación es generalizada y aboga por la contención en los grados, comenzando por él mismo. De hecho, se ha bajado hace poco de su última apertura, una vía que ha bautizado como Heidi metal situada en una pared de 200 metros del Tossal de l’Obaga de la Font (Prepirineo de Lleida) y para la que propone A2+, aunque advierte que en comparación con otras vías actuales seguramente muchos la considerarían de A3+.

La línea en cuestión consta de siete largos, abiertos en tres fines de semana en los que Paca ha vivaqueado en una hamaca colgada a la altura de la R1. Lo más característico y exigente de la ruta, que desploma en toda su extensión excepto en el último largo, es un techo prácticamente horizontal situado a media altura (L4). Este largo y el siguiente (L5) son los más duros de Heidi metal y los que le dan su grado de A2+. En el desglose de largos, otros tres largos (L2, L3 y L6) incluyen tramos de A2, mientras que las dificultades de los tramos en libre no pasan del V+ (L6 y L7). La calidad de la roca es bastante mala, sobre todo al principio y al final de la vía.

Reflexiones sobre el grado

La cuestión del grado ha protagonizado largas conversaciones y reflexiones entre los escaladores de todas las épocas. Es uno de los temas eternos. Pero mientras la escalada libre tiene su escala abierta por arriba y progresivamente se encadenan grados mayores (el 9b+ de Adam Ondra y Chris Sharma es el último escalón), la cuestión es sensiblemente diferente en escalada artificial, donde los gurús de esta modalidad idearon una escala cerrada basada en la exposición y las consecuencias de una caída.

“Hemos llegado a un punto que cada fin de semana se hacen veinte A3+ e incluso se hacen A4 con cierta alegría en nuestro país”, apunta Paca, quien recuerda que, según las definiciones de la escala de graduación de la escalada artificial: “el A2 ya es delicado, y el A3 es difícil, con caídas peligrosas que arrancan varias piezas de material; en un A4, son caídas de 20 metros que arrancan un buen número de piezas y en las que hay repisas con las que chocar; en un A5 no te puedes caer, porque arrancarías todo el largo y casi seguro que te matarías”. Un A6 implica un riesgo mortal para la cordada, ya que una caída arrancaría no sólo todos los seguros sino también la reunión.

El hecho es que un buen número de vías modernas de escalada artificial no se adaptan a estas definiciones, según denuncia Jaume Clotet. Con lo que, a su parecer, haría falta realizar una tarea extensiva de decotación para adaptarlas a la realidad.

La cuestión ética: los picados

Otro tema relacionado con el grado gira en torno a la ética de la escalada artificial y el uso de los picados a la hora de repetir vías. “¿Cómo se puede  decir que has repetido una vía de A3 si has estado picando los agujeros para poder meter material más bueno? Si cambias la roca, la estás haciendo más fácil de lo que escalaron los aperturistas, así que el grado no puede ser el mismo… además que te cargas la vía para siempre”, advierte.

Obviamente, su opinión en este aspecto es que las vías deberían repetirse siempre sin picar la pared, simplemente ajustándose a la técnica y estilo que hicieron servir los aperturistas.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.