EXPLORANDO

Eva López, el retorno de una escaladora honesta

Acaba de encadenar Géminis, vía que ha propuesto como 8b/b+. Y es que Eva se ha recuperado de las lesiones que la han mantenido apartada de los proyectos de primer nivel y ha regresado en forma e igual de motivada. Galería: Eva López V.S Géminis

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Eva López en Géminis (8c).- Foto: Dafnis FernándezEva López en Géminis (8c).- Foto: Dafnis Fernández

Honestidad sea quizá la palabra que mejor defina a Eva López. También podría servir espíritu de superación (aunque sean tres palabras) y motivación. Muchos la recordarán (si acaso la han olvidado) como una de las Evas: «Eva Elez es una de mis mejores amigas y una gran escaladora. Nos conocimos hace ya bastantes años y en seguida congeniamos. Fue una época maravillosa, empezábamos a escalar, estábamos fanáticas y siempre íbamos juntas. Además las dos éramos de Toledo, nos llamábamos Eva, incluso decían que nos parecíamos físicamente, así que pronto se empezó a hablar de nosotras como «las Evas».

Eva López lleva más de 15 años escalando y durante ese tiempo ha vivido las luces y las sombras de la escalada. En 2005 lograba encadenar Nuria, un 8c de Cuenca que la convertía en la segunda escaladora nacional y en la quinta mundial en conseguir dicho grado. Bastante pasión, algo de impaciencia y mucha humildad:  «Al final, es sólo una vía más, y lo que queda es disfrutarlo, pensar que bien, la he hecho».

Poco después las lesiones se hicieron presa de ella, haciéndola pasar un año y medio «en el infierno». Ha tenido que servirse de toda su capacidad para motivarse, de toda su ilusión y del reaprendizaje para volver a las vías de primer nivel. Toledana, profesora de educación física y entrenadora personal de escaladores, Eva ha recuperado el tono, ha cargado las pilas y ya ha sumado un gran encadenamiento: Géminis, en Rodellar, que propone a la baja (8b/b+).

Eva encadenando en el Sector Garrulos de la Hoz del Huécar (Cuenca) su primer 8b+: Eros tensa el arco, equipada por Rafael Fanega.- Foto: Luis Alfonso FélixEva encadenando en el Sector Garrulos de la Hoz del Huécar (Cuenca) su primer 8b+: Eros tensa el arco, equipada por Rafael Fanega.- Foto: Luis Alfonso Félix

Acabas de proponer una decotación para Géminis, un 8c célebre de Rodellar… Parece que están de moda las decotaciones, ¿a que crees que responde esta nueva dinámica?
Géminis en la guía de Rodellar figura actualmente como 8b+/c, no sé por qué mucha gente la llama “8c”… De hecho para altos no era un 8b+ difícil con el método que usaban habitualmente. Yo me la he apuntado de 8b/+, porque creo que es lo honesto. Utilicé un método y una combinación de presas que hace la vía claramente más fácil. En cuanto a las decotaciones o las sobrecotaciones, más bien creo lo contrario: que están muy poco de moda, por eso cuando se propone una, sobre todo en una vía famosa, se montan estos revuelos.


 

Hay poca gente que se plantee el grado de las vías que encadena y mucho menos que lo exprese en público. ¿La razón? No tengo claro si la gente en general no cultiva la autocrítica y no revisa los grados de las vías que prueba y encadena, o si más bien es por incapacidad o falta de energía para baremar y evaluar, o puede que por poco repertorio técnico, o por no enfrentarse a los demás, por los esponsores, para salir en las revistas, hacer más grado que el vecino, o por la inocencia de pensar que los grados son verdaderos…

Creo que es responsabilidad de todos lograr coherencia en el grado de las vías de una escuela y también respecto a otras escuelas. Superar realmente nuestras marcas personales en este deporte depende de ello. Esto no es atletismo. Por eso está bien ejercer espíritu crítico y evaluar honesta y continuamente las vías y los grados que probamos. Es una labor de todos. Por la escalada, por los escaladores que vendrán después. Y sobre todo, por ser honestos con nosotros mismos.

«Está bien ejercer espíritu crítico y evaluar honesta y continuamente las vías y los grados que probamos».

Eva López regresa con las pilas cargadas.- Foto: desnivelpress.comEva López regresa con las pilas cargadas.- Foto: desnivelpress.com

Has vuelto a probar proyectos duros, ¿cómo te sientes físicamente?
Pues sí, por fin he vuelto a probar vías duras y me siento muy feliz, porque enfrentarme a la dificultad y a mis límites es lo que más me gusta. Por otro lado, también me presiona y a veces tengo mis malos ratos, pero bueno, forma parte del juego. Lo curioso es que después de tantas lesiones, ahora me siento más fuerte que nunca, más resistente, y además escalo mejor, domino más tipos de roca, memorizo mejor, visualizo…puede que el cuerpo se haya “reseteado” después de tantas lesiones y ahora todo lo asimile mucho mejor (ríe).

¿De donde surgen estas lesiones, en tu caso?
Bueno, como cualquier deportista, tengo claro que lesiones y deporte van de la mano. En mi caso, las secuelas de las múltiples fracturas que sufrí hace años por una caída mientras desmontaba una vía, junto a un entrenamiento bastante intensivo y específico y una gran capacidad de esfuerzo, dan como resultado la aparición de lesiones cada cierto tiempo, sobre todo a nivel de cadera y lumbares.

¿Cómo lo has pasado en este año y medio de lesiones?
Uf…como decía Dafnis, nos pasamos “una temporada en el infierno”. Las lesiones y sobre todo, los dolores, me persiguieron durante año y medio largo…Te puedo decir que sin duda ha sido la etapa más dura de toda mi vida deportiva, y por supuesto una de las más duras de mi vida. Fíjate que durante muchas semanas, me planteaba si tendría que cambiar de deporte, pues pensaba que igual mi espalda no me iba a permitir ya ir tan al límite como antes, y eso me apenaba muchísimo.

El dolor me acompaño prácticamente durante todos los minutos de cada día y de muchas noches durante meses… a veces mi única esperanza era que acabara el día, porque así faltaba un día menos para curarme. Pensaba en la canción de Bunbury  “…si ya nada puede ir peor, haz un último esfuerzo… espera que sople el viento a favor….”.  Pero bueno, todo en la vida tiene su doble cara y no todo fue malo.

Esto fue como un «viaje» en el que aprendí muchas cosas: aprendí la paciencia, aprendí a conformarme, a acostumbrarme al dolor, a ignorar la impotencia y la frustración, a vivir “otra vida” sin la escalada, a disfrutar absurdas mejoras, a motivarme con otros objetivos… escalar mejor en vez de más duro; adivinar el método más fácil en vez de subir rápido mientras otros te flashean; ser más eficiente en vez de más fuerte y más resistente, memorizar las vías…hay tanto por mejorar que aún lesionada y muy mal físicamente, se puede «entrenar» con mucha calidad, así que genial!

Eva López en Nikita, 8b del sector Sombretivo de Cuenca.- Foto: José YáñezEva López en Nikita, 8b del sector Sombretivo de Cuenca.- Foto: José Yáñez

Algún consejo para otros que pasen por tu misma situación…
Paciencia, trabajo, muchísima ilusión, y sobre todo una fé irracional en la recuperación. Nunca, nunca, hay que rendirse… Si hay algo que tengo claro es que hay muchas probabilidades de curarse y superar las cosas si se lucha por ello. Eso sí, primero tienes que aceptarlo y adaptarte a tu nueva situación y al dolor; y después poco a poco y con mucho esfuerzo y trabajo, hacer todo lo posible por recuperarse con un buen tratamiento y un plan de rehabilitación. Pero siempre, con ayuda de algún profesional, pues las lesiones deportivas, simplemente parando, no se curan bien.

¿Cómo recuerdas tu primer octavo?
Pues recuerdo que me hizo mucha ilusión, sobre todo cuando empecé a probarlo. Hasta escribí la «crónica de mi primer 8a» con lo que me ocurría en cada pegue… pero creo que casi me hizo más ilusión mi primer 7a a vista. Y es que la magia del a vista en un grado que yo consideraba como «la frontera», tuvo algo especial. De todos modos, luego te das cuenta que el camino es muy largo y que cualquier «logro» es efímero. Superar grados está bien, pero en realidad lo que importa es el día a día: La vía que más nos importa y lo que más nos motiva del mundo es encadenar lo que estamos probando. Eso es en el fondo lo que nos mueve.

«Si hay algo que tengo claro es que hay muchas probabilidades de curarse y superar las cosas si se lucha por ello».

Eva López en Nuria, 8c de Cuenca.- Foto: José YañezEva López en Nuria, 8c de Cuenca.- Foto: José Yañez

¿Y el encadenamiento de Nuria (8c)?
Me di cuenta de que lo que más importante de los sueños no es conseguirlos, es luchar por conseguirlos. Desde el día en que se me ocurrió intentar encadenarla, empecé a disfrutarla: Me hizo muchísima ilusión sacar los pasos clave, ir cayendo cada vez más alto, plantarme debajo del paso final, me gustaba recordar todos los movimientos antes de dormirme, apuntar mis impresiones sobre mi estado de forma en cada pegue, afrontar aquellos días de nervios en los que tenía probabilidades de encadenarla…

Como entrenadora personal de escaladores, ¿cómo tratas de motivar a tus “pupilos”?
Parto de la base de que acuden a mí con una gran motivación por escalar y mejorar y que se comprometen fuertemente por trabajar para conseguirlo. A partir de aquí, todo es bastante fácil. Realizo una completa evaluación, analizamos debilidades y fortalezas, ventajas e inconvenientes del entorno y establecemos objetivos realistas y concretos a corto, medio y largo plazo. Después elaboramos un plan de acción y lo vamos reajustando según las circunstancias, que es lo más importante.

Hay que tener en cuenta que la desmotivación y la frustración surgen por establecer expectativas erróneas, porque valoramos equivocadamente nuestras capacidades o las circunstancias: nos creemos más fuertes de lo que somos, o que la vía es más fácil de lo que luego es, o que tenemos más tiempo del que tenemos para entrenar… Por eso intento enseñarles a autoevaluarse y conocerse y a concretar después objetivos realistas basados sobretodo en la mejora (haber subido una chapa más que ayer, haber visualizado bien la secuencia…) más que en el resultado (el grado, encadenar o no).

Rotpunkt a Moloko Mix (8b) en Cuenca.- Foto: Luis Alfonso FélixRotpunkt a Moloko Mix (8b) en Cuenca.- Foto: Luis Alfonso Félix

En cuanto al grado, ¿hasta dónde crees que puedes llegar, si es que eso te motiva?
Claro que me motiva el grado, porque soy ambiciosa y competitiva, pero no me quita el sueño tanto como antes. Lo que me motiva realmente es ser cada día mejor escaladora, y por eso intento cada día centrar mis objetivos en la mejora de mis errores y en aspectos concretos de mi rendimiento y ello puede que me lleve también inevitablemente a superar también mi máximo grado… es que si pensara sólo en el grado, sería demasiada presión.

Por ejemplo, ahora mismo trabajo por mejorar mi rendimiento a vista: visualizar correctamente, ser eficiente en los métodos de los pasos claves, acertar con el ritmo en la toma de decisiones, la gestión de los reposos… En general, tengo tanto que mejorar y aprender, y me gusta tanto el camino, que creo que mi progresión es prácticamente infinita si sigo como hasta ahora: estudiando, investigando, analizándolo todo continuamente; y sobre todo, poniendo los medios para mejorar los errores y optimizar mi rendimiento.

¿Volveremos a verte en una competición o ya has dejado atrás esa etapa?
No creo que vuelva a competir. Es una faceta que no me motiva ya en absoluto. ¡Roca forever!

La escalada femenina está alcanzando unas cotas impensables hace años ¡cuantos 8c´s! ¿Crees qué, en cuanto al grado, podrán equiparase con los escaladores masculinos?
Bueno, Josune ya se ha acercado bastante, ¿no? Lo que ocurre es que no tengo claro que se equipare en todo tipo de vías, pues nuestra menor fuerza, sobre todo explosiva, limita que tengamos las mismas posibilidades de encadenar grados muy altos en vías con pasos muy de bloque o muy desplomadas. De hecho, por eso el nivel en bloque en las chicas más fuertes del mundo está bastante por debajo del de los hombres.

Gracias Eva.

Galería fotográfica de Eva López en Nuria (8c).

Galería: Eva López V.S Géminis

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.