Entrevista

Eder Lomba: “He repetido ‘Rainshadow’ 9a y ‘Batman’ 9a/+, y voy a hacer ‘Rainman’ 9b”

Este escalador vizcaíno de 27 años vive en Sheffield, trabaja en el rocódromo de Jerry Moffatt y va tras los pasos de Steve McClure en Malham, donde ha encadenado recientemente las vías más duras de su libreta… y va a por más. Nos lo cuenta en esta entrevista.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Eder Lomba en 'Batman' 9a/+ de Malham.
Eder Lomba en ‘Batman’ 9a/+ de Malham.   Marsha Balaeva @monoculturefilms

La negociación entre Eder Lomba y su pareja inglesa fue sencilla: “Solo acepto mudarme a Inglaterra si vivimos en Sheffield”. Por supuesto, la escalada fue la razón. Dicho y hecho, el escalador vizcaíno se trasladó al Reino Unido, comenzó a trabajar como entrenador de escalada y routesetter en el rocódromo The Foundry, de una leyenda como Jerry Moffatt; en los últimos meses, anda tras los pasos de otra leyenda como Steve McClure en la zona de Malham.

A principios del pasado mes de abril consiguió su primer encadenamiento de noveno grado con la repetición de Rainshadow 9a. Fue la única repetición no británica de la vía además de la de Adam Ondra. Hace unos días, redoblaba la apuesta y conseguía la primera repetición de Batman 9a/+. Pero no lo quiere dejar ahí y asegura que ya está muy cerca de hacerse con Rainman 9b, que de momento no ha sido repetida jamás. Las tres registraron sus primeras ascensiones a cargo de Steve McClure.

Hablamos con Eder para que nos cuente en esta entrevista todos los detalles:

“Empecé a dedicarme a la escalada en 2014, cuando volví de México fanático perdido”

¿Cuándo y en qué circunstancias comenzaste a escalar?
Yo me he criado en las montañas. Siempre me ha gustado ir al monte, me encantaba hacer aristas cuando era un chaval. Empecé con el club de montaña de Berriz y luego por mi cuenta, con amigos, iba al Pirineo y hacía alguna arista como la Salenques, la Diablos… Siempre me ha gustado la montaña un poco comprometida, trepar y todo eso.

A hacer escalada deportiva empecé más tarde, como en 2014, cuando ya me compré mi primera cuerda dinámica. Aunque ya había ido a escalar con la escuela, con algún amigo alguna vez. He escalado toda la vida, pero ya más dedicado, haciendo viajes de escalada y todo eso, desde 2014, que fue cuando fui a México y de allí volví fanático perdido.

¿Qué diferencias te has encontrado en cuanto a la escalada en España y en Inglaterra?
En Inglaterra es muy diferente. Aquí se lleva mucho la escalada tradicional y son unas éticas bastante diferentes. Las vías están equipadas bastante raro: algunas tienen spits en vez de parabolts, otras tienen parabolts y algún spit… y la mayoría de muros no están equipados, es todo escalada tradicional. Pero la diferencia más grande y lo que yo encuentro más curioso es cómo aquí se basa todo en el redpoint, en la escalada deportiva. En la escalada tradicional se hace mucho a vista. El redpoint y la eficiencia del movimiento, y hasta que no tienen las vías súper dominadas, no van desde el suelo. Practican, practican y practican y, cuando lo hacen todo precioso y son súper eficientes escalando, van y encadenan al primer pegue desde el suelo. Es muy diferente. Cuando nosotros en España y en Euskadi, cuando hemos ido a escalar con amigos, vamos desde el suelo a muerte aunque te caigas en la primera chapa y luego hasta arriba arrastrándote.

“En Malham, todas las presas están boca abajo o de lado y los pies, híper pulidos”

¿Cómo es un lugar tan mítico como Malham?
Malham es increíble, es una pasada. Es un sitio súper bonito en Yorkshire Dales y con una escalada muy particular, súper diferente de todo lo que he escalado hasta ahora. Cuando llegas al muro ves que tiene mogollón de grietas y de resaltes, pero te pones a escalar y todas las presas están boca abajo, de lado… todo son laterales e invertidas. Es una escalada que, aunque no es muy desplomada, es súper física porque están todo el rato tirando de bíceps y muy de tensión en el cuerpo. Los pies están híper pulidos; nunca había escalado en roca tan pulida y técnica. Es muy guapo. Y luego, el ambiente que se crea al atardecer, cuando el sol se pone por la derecha, si hay un día soleado, hay una luz muy guapa. Es un sitio que, definitivamente, si vienes a Inglaterra, hay que conocer.

Y luego también por la historia que tiene. Las primeras vías duras del país, las primeras de noveno grado, estaban en Malham, hechas por Steve McClure que fue el pionero. El primer 9b de la isla, Rainman, está en Malham… es una pasada. Malham es increíble.

“Conozco Rainshadow desde que empecé a escalar, por un vídeo de Ben Moon”

Hablemos de las vías que has hecho. Primero, Rainshadow, ¿cómo es y qué proceso te llevó?
Rainshadow la conozco casi desde que empecé a escalar, hace ya siete u ocho años. Me acuerdo que estaba en Mugarra, que yo tenía en proyecto el 6c+ de Mugarra, que es durísimo. Llegué a casa aquel día, que no había hecho la vía, y estaba súper motivado. Quería volver a hacerla –después de eso, todavía me costó varios días– y al llegar a casa me puse a buscar “escalada 9a” en Youtube. Una de las primeras vías que me salió fue Rainshadow, que fue la temporada en que Ben Moon hizo la cuarta ascensión (2015) y es un vídeo que he visto mucho desde que empecé a escalar.

El día que decidí mudarme a Inglaterra, era la vía que conocía, la vía del vídeo de Ben Moon. Llegué a Inglaterra conduciendo la furgoneta. Al día siguiente, mi pareja tenía libre de clase y subimos a Malham. Era la única vía de la que conocía el nombre: Rainshadow. Compramos una guía de escalada en la tienda de recuerdos de Malham y empecé a hacer vías alrededor, de las más asequibles, como Totally free, que es una vía impresionante de 70 metros: el primer largo es un 8a+ súper mítico y empalma otros dos 7c’s hasta arriba. Es más o menos 8b y fue mi primera vía en Malham.

Pero siempre estaba mirando un poco a su izquierda, donde está Rainshadow, y pensaba que algún día quizás la probaría. Luego ya estuve haciendo algunas vías de 8a de su alrededor, para rodar un poco, y me decidí a probar Rainshadow. Fue eso: la curiosidad y que era la única vía que conocía.

Además, en cuanto probé Rainshadow, se me dio bastante bien. Me salieron los pasos relativamente fácil, el bloque me salió al segundo intento y el segundo largo que es de 8a+ me salió bastante fácil, incluso creo que lo hice a vista desde el bloque hasta la reunión. Es una sección de presa grande, más de estilo europeo. Pero el largo de abajo, que es de 8a, es increíblemente duro y muy técnico: todas las presas son medio romas menos dos, regletas invertidas y laterales, pies súper pulidos, muy atlética, y llegas al reposo, llegas con una inflada que lo flipas; y luego tienes que hacerte un bloque de 8A… Tuve que hacerme mucho al estilo, pero llegó el invierno, se mojó, me puse un poco más flojo porque empecé a currar mucho y no tenía tanto tiempo… Volví, era primavera e hizo muy malas condiciones, con mucho calor, yo estaba flojo, no le vía color… la dejé un poco de lado, hice otras vías, volví en otoño, la dejé a punto… y se mojó. En inverno me motivé con Buster Martin y fuimos varias veces a Malham, pero está a dos horas y media con mi furgo y luego no es fácil llegar al sector, así que no podíamos ir tanto. Cuando la dejó muy a punto, después de mi segundo invierno en Inglaterra, llegó el Covid. Y me caí en el último paso justo el día antes de que nos confinaran.

No la pude probar durante un tiempo, luego volví en otoño y casi la hago otra vez. Entonces no sé qué me pasó, creo que me cansé de la vía y se me volvió a dar mal. Y entonces nos volvieron a confinar. Luego me fui a Grecia, a la vuelta nos volvieron a confinar y, cuando salimos del tercer confinamiento, en cuatro días la hice. Fue una pasada.

“Lo más difícil de Batman ha sido el aspecto psicológico”

Luego, Batman, ¿cuánto trabajo te ha llevado y qué ha sido lo más difícil?
El mismo día que hice Rainshadow, probé Batman. En mi primer pegue, hice las secuencias más duras –no desde el suelo– y luego me ha costado diez días más. Ha sido una pasada poder hacer las dos vías en 31 días. Increíble.

Lo más difícil de Batman ha sido el aspecto psicológico. En mi segundo día de trabajo, ya sabía que la iba a hacer, pero no me lo creía. Rainshadow me costó 23 días y esta me ha costado menos de la mitad. Creo que al tercer día de trabajo, me caí en el último paso. No me lo creía y me decía que en ese último paso me iba a caer 25 o 50 veces. Me saboteaba un poco psicológicamente.


 

Pero luego fui llegando a ese paso cada vez más fresco y, hablando con Medina, un amigo que siempre me motiva muchísimo, me dijo “a muerte, bicho” y la hice mucho más rápido. Pero es que esta es muy de mi estilo: presa pequeña, pasos largos, pies pequeños… Se me da mucho mejor que Rainshadow, que es más a bloque y presas más romas. En Batman todas las presas muerden un poco y el bloque es de ir de presa a presa, mientras que en Rainshadow si coges una presa un poco mal te caes, porque es de compresión, mucho romo, mucho plano…

“Recibí un mensaje de Steve McClure felicitándome por la repetición… fue muy guay”

¿Qué se siente al hacer una primera repetición como esta, y más no siendo británico?
Fue increíble. De hecho, fue esta semana cuando me enteré que la vía no tenía repeticiones. Me tomé esta vía como entrenamiento para hacer Rainman, el 9b de Steve McClure que es el proyecto que tengo y que es la vía que más me motiva hacer. Le daba pegues y pensaba “mientras me esté cayendo arriba, es buen entrenamiento para Rainman. Pero esa semana me dijeron que no tenía ninguna repetición y de repente me cambió el chip y me dije “si no tiene ninguna repetición, habrá que repetirla”.

Ha sido una pasada, porque estaba probando esta vía con Josh Ibbertson, que es muy buen amigo mío e hizo Rainshadow hace unos meses y ha sido una pasada. Probar con él la vía ha sido pura motivación. Tiene 16 años y vive por y para la escalada. Tenemos estilos súper diferentes y hacemos la vía completamente diferente. Usamos diferentes presas, diferentes métodos… Y ha sido increíble, porque yo pensaba que Josh iba a hacer la vía mucho antes que yo y al final la he hecho y él la sigue probando y espero que la haga pronto para que vayamos los dos juntos a hacer Rainman.

Fue él quien me dijo que la iba a hacer al siguiente día y que iba a ser la primera repetición. Eso me encendió la motivación… Y es que ese día, se me salió la rodillera en el último paso y no me salía.

También fue increíble que, apenas veinte minutos después de hacer la vía y habérselo contado solo a un par de personas, todavía estaba en el sector y Steve McClure me mandó un mensaje felicitándome… Fue muy guay recibir ese reconocimiento por su parte.

“No tengo experiencia suficiente para hablar del grado”

¿Qué piensas acerca del grado?
La verdad es que no tengo experiencia suficiente para hablar del grado. Se me ha dado mejor esta vía y la he hecho mucho más rápido, pero al primer pegue descifrar todas las secuencias me costó mucho más que en el primer pegue en Rainshadow. Rainshadow es una vía bastante básica: haces el primer largo, que es muy técnico pero no deja de ser 8a; luego el bloque es A-B-C, no tiene mucho truco, y el largo de arriba se me dio bien.

En cambio en esta vía, el primer pegue fue un infierno: no entendía nada. Eso sí, al segundo pegue, con todo matizado, uní muchas secuencias. Pero me costó descifrarlas y tiene muchos más sitios donde te puedes caer.

Al principio, me pareció más dura que Rainshadow, pero la he hecho más rápido… pero no tengo experiencia para decir si es más fácil o más dura de lo que dice el grado… No tengo ni idea. A Josh le está costando mucho más que Rainshadow, por ejemplo, y cree que es más dura sin ninguna duda, y Steve también lo pensó, así que yo tengo que estar de acuerdo con ellos, porque Steve tiene mucha experiencia y Josh va por el camino de tenerla.

Así que 9a o un poco más dura, está bien. A mí me va mejor y tengo unas secuencias que ellos no utilizan y que me van muy bien.

¿Vas a seguir apretando en Malham? ¿Alguna más en camino?
Sí, sin ninguna duda. Voy a hacer Rainman. La voy a hacer esta temporada o la siguiente o la siguiente. Ayer me caí en el último paso, con lo que espero hacerla esta temporada y pronto. La historia con Rainman es que el bloque de abajo me cuesta mucho y, si lo paso y estoy tranquilo, me puedo caer en el último paso tranquilamente o la puedo hacer. Creo que me voy a caer unas cuantas veces en ese último paso, porque es como 7C de bloque después de haberte hecho como 9a o 9a+. Ayer cogí la última presa. De esa presa todavía te quedan quince o veinte metros de escalada, pero llegas a un reposo muy bueno y prácticamente la vía está hecha. Y de esa presa en la que me caí ayer, solamente tengo que hacer un dinámico con la mano izquierda, un movimiento un poco largo a un canto del que te puedes caer si estás muy petado, pero normalmente la mano izquierda no la tienes muy petada. Si cojo esa presa, yo creo que la hago. Me quedé muy cerca. Estaba muy nervioso.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias