EXPLORANDO

David Bautista retoma el proyecto “Danza vertical”

Carlos Rubio y David Bautista retoman el proyecto «Danza vertical around the world», un periplo aperturista por distintas paredes del mundo y algo más. Hablamos con David.

| 4 comentarios |

“La ética está basada en la escalada libre, el compromiso y la dificultad”, así define David su “Danza vertical around the world”, un proyecto que se inició en 2008 con la apertura de Aceite bereber (6b/A1+ o 6c+) en las gargantas del Todra, siguió con una segunda Aceite bereber (6c/A2 o 7b) en el circo de Taghia (Marruecos), para firmar una tercera etapa en Peña Santa de Castilla (Picos de Europa), donde nació Alicuencana (6b+/A2 o ¿7c?).

Tras un parón por un accidente sufrido por David, se retoma el plan y se añaden nuevos destinos y retos, no siempre basado en la apertura de vías. David Bautista, madrileño, (27 años), profesor de escalada, con un buen historial a sus espaldas, nos da más detalles de su “Danza vertical”.

David, ¿cómo surge este proyecto?
Este proyecto surge junto a Daniel Crespo [fallecido en 2010 junto con Alejandro Bonilla en el Chacraraju Oeste, Andes], mi gran compañero de aventura, viajes y escaladas, que me ha acompañado no solo como escalador, si no también como persona en el camino diario, con pocas palabras, solo con hechos, actitud y buenos sentimientos. Causando una gran huella en mí que nunca desvanecerá. El volver a retomarlo vuelve a revivir una parte importante para mí.

¿Cuánto tiempo durará?
Durará lo que nuestra motivación e ilusión quiera y pueda.

El parón fue debido a un accidente, ¿qué te ocurrió?
Al volver de Perú, y a los pocos días de enterarme de lo ocurrido, perdí mucha ilusión, sentía decepción y dolor, no tenía con quien seguir soñando y dejé de hacerlo… Y al poco menos de un mes, tuve mi accidente, precipitándome hasta el suelo unos 5 metros, antes de poder poner el primer friend, sin esperarlo, igual poca distancia, pero la suficiente para fracturarme los dos calcáneos. Parece que todo apuntaba a que debía parar mi ritmo, reflexionar y aprender. El tiempo de cama y los cinco meses en silla de ruedas fue suficiente para darme cuenta de muchas cosas, pero sobre todo de la libertad de nuestra movilidad, tan necesaria para mí, y de que la escalada es una parte importante en mi vida, pero que no merece tanto como para pasar ni un minuto en un hospital. En esta nueva etapa que comenzamos, tengo una visión más calmada y con menos presión por el proyecto, solo busco el goce y la satisfacción de todo aquello que me plantee en la vida.

¿Cuál es el denominador común de vuestras aperturas?
Intentar explorar nuevas zonas y paredes, cuanto más exóticas y perdidas mejor, buscando nuevos caminos en la vertical donde poder disfrutar con intensidad. Con una ética basada en una escalada libre, donde buscaremos nuestras dificultades y aprenderemos a afrontarlas, con una escalada lo más limpia posible, algo que he hecho desde que concibo la escalada como tal, intentando ser respetuoso con el medio al 100 por cien.

El capítulo de Jordania incluye algo más que escalada.
La idea es aportar algo al lugar donde vayamos, y no solo aprovecharnos. En esta ocasión me motivaba, aparte de una apertura y pasar unos días trabajando en pared, realizar algo más social, involucrarnos con la gente de la zona, y en  este caso, en Jordania, quería hacerlo trasmitiendo y enseñando a los locales las técnicas de la escalada de una manera segura y autónoma. Con un doble fin: el primero en beneficio de una alternativa más de ocio en una zona con pocos recursos, como es el desierto de Wadi Rum, y la segunda darles las herramientas necesarias para hacer una explotación sostenible de la zona y puedan beneficiarse de ello. Todo el proceso tanto de la apertura como de los talleres de escalada con los locales, serán fotografiados y grabados por el fotógrafo Manu Prats, con un amplio bagaje en el conocimiento de la fotografía de montaña; es un lujo poder contar con él en el equipo para el viaje a Jordania, y con la nueva incorporación de Carlos Rubio, un buen escalador y sobre todo buen amigo.

Después de Jordania, ¿hacia dónde irá “Danza Vertical”?
Para  la primavera de 2012 viajaremos a Turquía, a unas paredes vírgenes en las montañas que me comento Simón Elías y me pareció buena idea. Y para el otoño, casi invierno, si todo sigue su camino y va bien, viajaremos una buena temporada a Mali, más todo lo que podamos escalar por España y Europa. Pero de momento seguiremos poniendo nuestras fuerzas en Marruecos donde terminaremos la trilogía de “aceites bereber” y más tarde estar a tope para ir a Jordania.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.