EN TERRADETS

‘Definición de resistencia demócrata’, 9a también para Seb Bouin y Dmitrii Fakirianov

La vía más dura de la pared de Bruixes en Terradets fue estrenada por Dani Andrada hace 12 años con una propuesta de 9a+ que ha ido palideciendo con el tiempo. El francés y el ruso se han anotado la quinta y sexta repeticiones.

Seb Bouin en Definición de resistencia demócrata 9a de Terradets  (Foto: Jonas Wiklund)
Seb Bouin en Definición de resistencia demócrata 9a de Terradets
Desnivel.com | 2 comentarios |

Si hablábamos ayer de Siurana, donde La Rambla está viviendo una segunda juventud a nivel de popularidad, hoy toca posar la mirada en otra vía clásica de la deportiva extrema en Cataluña que también está siendo revisitada por fuertes escaladores internacionales. En este caso, pasamos de Tarragona a Lleida y del mítico sector El Pati a la no menos ilustre pared de Bruixes, en Terradets. La vía más dura del lugar, Definición de resistencia demócrata ha sido repetida este año ya tres veces, las dos últimas en menos de una semana, a cargo de Sébastien Bouin y Dmitrii Fakirianov.

La historia

La primera ascensión de Definición de resistencia demócrata se produjo allá por marzo de 2005, hace ya más de 12 años. Dani Andrada frecuentaba Bruixes con asiduidad por aquella época, poniendo en práctica la teoría combinatoria que tan buen resultado le dio en Santa Linya. De este modo, realizó la primera ascensión de Definición de resistencia, una propuesta inicial de 9a/+ que combina Definición de acción 8c con Esencia de la resistencia 8c/+. Sólo unos días más tarde, le ponía el punto rojo a Definición de resistencia demócrata, una variante de la anterior que, según decía el propio escalador en aquellos momentos: «esta para mí es 9a+. Arranca en Definición de acción 8c, atraviesa la zona dura de Esencia de la resistencia 8c/+, y termina en Democracia 8b, pasando por Anarkista 8a+. Para mí supone el encadenamiento de dos tramos, uno de 8c y otro de 8b+/c, y es muy, muy resistente«.

Pronto, el mismo Dani Andrada optaría por limar los grados de sus vías, empezando por Definición de resistencia, que dejaría en 9a, y siguiendo un tiempo más adelante por Definición de resistencia demócrata, que situaría en el 9a/+ duro.

Las primeras repeticiones no llegaron de forma inmediata. El primero en repetirla fue Tino Lois, en julio de 2006, consiguiendo de este modo su primera vía de noveno grado. Sin referencias para comparar el grado, el gallego entonces afincado en Lleida aseguraba que como mínimo sería 9a, aunque ya apuntaba que «no me parece lo suficientemente duro el tramo final de Democracia como para sumarle un plus a un 9a».

La segunda repetición corrió a cargo de Ramon Julián en noviembre de 2007. El de Manlleu –él sí con referencias suficientes en el grado, pues llevaba cinco novenos incluida La Rambla 9a+– se la anotó de 9a, aunque el comentario que escribió entonces rezaba: «9a o 9a+, ya se confirmará… pura resistencia».

La confirmación

Esa confirmación por parte de más repetidores ha tenido que esperar otros diez años. Y es que, desde el encadenamiento de Ramonet, nadie más hizo la vía hasta la llegada de Adam Ondra al muro en febrero de 2016. El escalador checo sugirió para ella un grado de 9a, tras resolverla al segundo pegue, en un paréntesis de su trabajo en Stoking the fire 9b de Santa Linya que encadenaría un par de semanas más tarde.

Si aquello ya dejaba el grado de Definición de resistencia demócrata bastante cerca del 9a, la confirmación definitiva ha llegado este año, con otras tres repeticiones que han coincidido con Ondra en la propuesta. La primera de 2017 fue para el italiano Stefano Ghisolfi durante las vacaciones navideñas y antes de repetir First round first minute. Y las otras dos han llegado en los últimos siete días, a cargo de Seb Bouin y Dmitrii Fakirianov.

El escalador francés comentaba que se trata de «una vía bonita para un lugar precioso. No parece tan larga cuando la miras desde el suelo, pero cuando la escalas, es verdaderamente larga. Vas hacia arriba, hacia abajo, hacia arriba, hacia la derecha… Esto contento por dos cosas. Primero, el encadenamiento de esta vía, y segundo, mi lesión en el dedo. En realidad, mi dedo está mejor. No puedo escalar todavía sin tape, pero puedo agarrar regletas. En cuanto al grado, la guía dice 9a+ pero yo pienso que es más bien 9a«. Vale la pena recordar que la libreta de Bouin incluye más de 20 realizaciones de noveno grado (incluyendo Chilam Balam 9a+/b).

Por su parte, el escalador ruso de 22 años lograba con Definición de resistencia demócrata el primer noveno de su carrera (se la anota de 9a), hasta ahora dedicada mayoritariamente a la competición. En este final de invierno, el de Ekaterimburgo ha realizado su primer viaje a España, en el que se ha llevado también su segundo 8c+ con Blomu en Santa Linya y su primer 8c a vista con Fish eye en Oliana.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.