EXPLORANDO

Dani Andrada: “Hay cosas más importantes que la escalada”

La vida del escalador madrileño ha experimentado un cambio trascendente coincidiendo con la transición de 2010 a 2011. Diez días en un centro de meditación le han proporcionado nuevos valores con los que espera «mejorar como persona» y se plantea escalar menos y viajar más.

Dani Andrada
Dani Andrada
| 19 comentarios |

Aunque pueda parecer una perogrullada, a veces es demasiado fácil olvidar que detrás de una figura deportiva de la magnitud de la de Dani Andrada hay una persona. La humanidad del excepcional escalador madrileño se ha impuesto últimamente a su faceta escaladora, que había regido sus designios las dos últimas décadas.

Hablando con él, uno se da cuenta de que Dani se encuentra en un punto de inflexión, al que ha llegado tras vivir del 26 de diciembre al 6 de enero en un centro de meditación. Los escribía así en su blog en Nochebuena: “Estos días por Madrid, de relajación, he decidido no escalar e irme a un centro de meditación diez días a meditar, aislado del mundo, sin hablar, sin móvil, sin lujos de ninguna clase, sólo meditar, comer y dormir, quizás lo más necesario del ser humano”.

¿Cómo se te ocurrió irte a un centro de meditación estas Fiestas?
Me enteré de la existencia de este tipo de centros gracias a mi amigo brasileño Pablo Escorza, con quien había convivido bastante durante un tiempo. Él está muy metido en estas cosas del budismo y la meditación y me lo había recomendado muchísimo. Era algo que quería experimentar desde hacía tiempo y hacia el final del año no me encontraba demasiado bien conmigo mismo y vi la oportunidad de probar la experiencia. Es algo muy diferente de la escalada y te enseña principalmente a valorar que hay cosas más importantes que la escalada.

¿Qué te ha aportado esta experiencia?
Es una cosa muy diferente. Te ayuda a encontrarte a ti mismo. Para mí, este año un objetivo importante que tenía en mente era evolucionar en la escalada, pero también mejorar como persona. Creo que siempre se puede mejorar. Quizás estaba un poco obsesionado con la escalada, que lo es casi todo para mí en la vida, pero hay que ser consciente de que existen más cosas. La escalada puede volverte un poco egoísta y creo que hay que aprender a pensar en la gente, porque en definitiva las personas son lo más importante en esta vida.

¿Qué te has encontrado en el centro de meditación?
Gente de todo tipo. Y creo que me ha ayudado a tener más fuerza mental y a reencontrar la motivación. Es algo muy recomendable, aunque es una experiencia muy personal y profunda, que no a todo el mundo le sienta igual. Creo que puede ser una experiencia interesante para cualquier persona, aunque no sé si ayudará a cualquiera, supongo que según la persona y el momento vital que atraviese…

¿Puedes explicar cómo es físicamente esta experiencia? ¿En qué tipo de lugares se hace, cómo se desarrolla…?
Se hace en una especie de colegios o monasterios apartados, en el campo. Me sorprendió porque hay bastantes sitios en Espsña. La vida allí se desarrolla sin actividad física, sólo breves charlas, paseos y especialmente once horas diarias de meditación. Es duro, porque son diez días en los que no hablas nada y en los que la cabeza termina hablándote mucho. Mira que yo soy una persona acostumbrada a hablar bastante, pero no me costó el hecho de no hablar, no fue lo peor, se aguanta bien.

¿Qué fue lo peor?
Lo peor es que la cabeza te habla todo el rato y parece que puedes llegar a volverte loco. Pero al final he salido vivo, jejejeje…

Habrás vivido una Nochevieja con poca fiesta…
Sí, un Fin de Año más tranquilo que nada.

Y ahora, ¿cómo aplicas esa especie de enseñanzas en tu vida diaria?
Ahora toca retomar la actividad y la escalada. He estado 20 días sin escalar y estoy empezando a hacerlo poco a poco, aunque estoy cogiendo la forma bastante rápido. Por otro lado, tengo en la cabeza menos proyectos de escalada que otros años. Sí que voy a probar vías duras, pero más tranquilo. También me apetece probar vías largas, seguramente me dedicaré el verano a las tapias, y equipar un poco. Pero lo que más me apetece es viajar.

¿Tienes destinos en mente?
Supongo que empezaré a viajar a partir del mes de marzo. Primero quiero irme un mes o dos a Australia y luego no sé, ir improvisando, que tampoco me gusta planificarme mucho.

 

Lecturas relacionadas

 

Últimas noticias


 

 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.