NOCHE TEMÁTICA EN TV3

Kilian Jornet descubre su lado más personal

El ultrarunner fue anoche protagonista de un programa especial de la televisión catalana que incluyó la emisión de Path to Everest, una entrevista en que descubrió algunas de sus intimidades y una tertulia.

Autor: Isaac Fernández / Desnivel | 81 comentarios | Compartir:
Kilian Jornet, corredor de montaña y alpinista. Noviembre 2015
Kilian Jornet, corredor de montaña y alpinista. Noviembre 2015   © Darío Rodríguez/DESNIVEL

La nutrida comunidad de seguidores de Kilian Jornet en Cataluña tuvo anoche la oportunidad de conocer un poco más a su ídolo en un programa especial que TV3 le dedicó en prime time. La Nit temàtica Kilian Jornet (Noche temática Kilian Jornet) empezó con la emisión de su último documental Path to Everest, continuó con una entrevista en profundidad al deportista y acabó con una tertulia en la que participaron Jordi Canals, el doctor Daniel Brotons, Jordi Pons y Núria Picas.

Dicha tertulia, pero sobre todo la entrevista, profundizaron en algunos de los aspectos más sorprendentes de la película y revelaron al Kilian Jornet más personal. No esquivó ningún tema y se posicionó en cuestiones tan sensibles como la política catalana, el efecto de los patrocinadores sobre los deportistas o el denominado efecto Kilian. A continuación, repasamos algunos de los temas más interesantes.

Personalidad autodestructiva

Probablemente, para muchos espectadores del documental Path to Everest, resulta especialmente sorprendente descubrir la faceta autodestructiva en la personalidad de Kilian Jornet. Una faceta que lo ha llevado al límite en tres ocasiones de su vida en las que se ha visto obligado a hallar un nuevo punto de equilibrio para evitar acercarse demasiado a la muerte, como él mismo advierte.

Escaladas en solo integral de hasta 6a+ (cuando su nivel máximo ensayado era 6b)

Actividad frenética y descontrolada, escaladas en solo integral de hasta 6a+ (cuando su nivel máximo ensayado era 6b), consumo desmedido de alcohol, ataques de ansiedad… Son pizcas de humanidad en la figura de alguien a quien muchos consideran extraterrestre.

Kilian Jornet se detuvo en cada una de las tres épocas difíciles de su vida. La primera de ella, a los 13 años, cuando su energía desbordante lo empezaba a llevar a realizar una actividad montañera frenética, sin compañeros con los que compartirla. Aquello, unido a la edad de la adolescencia no presagiaba nada bueno, hasta que su precoz ingreso en el Centro de Tecnificación en Esquí de Montaña de Cataluña lo encauzó, de la mano de Jordi Canals.

La segunda, a los veintipocos, se desencadena a raíz del vacío que siente tras haberlo ganado todo y verse compitiendo sin rumbo, con una legión de fans que lo admiran “solamente” por correr rápido. Su ánimo sucumbió en aquel momento al peso del Kilian mediático y siguieron el abandono en algunas carreras por la presión que sentía. “El deporte está muy mitificado y jerarquizado; lo que más odio de la competición es el podio”, dice. Su reacción fue lanzarse a arriesgadas actividades sin sentido, muchas de ellas en solo integral. Liberó aquella presión con el inicio del proyecto Summits of my Life, culminado con el Everest.

La tercera se produjo precisamente en los instantes iniciales de Summits of my Life, cuando su compañero y mentor Stéphane Brosse pierde la vida durante la travesía del Mont Blanc. “Me afectó enormemente y tuve un profundo sentimiento de culpa”, reconoce Kilian, que cayó en una depresión  bañada en alcohol y cierto descontrol, del que lo sacó su relación con Emelie Forsberg.

Cuando realizas este tipo de actividades, sabes que es un riesgo y que estás cerca de la muerte

En este sentido, Kilian Jornet explicó en la entrevista cómo ve la muerte: “Cuando realizas este tipo de actividades, sabes que es un riesgo y que estás cerca de la muerte. Buscas el límite de tu zona de confort, pero controlando todos los factores. Hay días en que, si quieres subir tu nivel, tienes que arriesgar un poco, aunque no puedes estar siempre fuera de tu zona de confort porque ya sabes qué pasará”. “El 50% de las veces que pienso en hacer una actividad, me doy la vuelta. Hay que saber retirarse”.

Everest

En relación con su expedición al Everest y su doble cima en una semana, Kilian Jornet sostiene que fue un buen aprendizaje y una forma de demostrarse que puede realizar actividades punteras en altura. “Quizás mi mayor aprendizaje fue ver que el primer día de aclimatación en el Everest, cuando llegué a 8.400 m, debería haber tirado para arriba. En altitud no hay segundas oportunidades. Aquel fue el día que me vi mejor fisiológicamente y entendí que podía subir sin oxígeno”.

En altitud no hay segundas oportunidades. Aquel fue el día que me vi mejor fisiológicamente y entendí que podía subir sin oxígeno

Por otro lado, es categórico al apuntar que “nunca pensé en un tercer intento, porque al día siguiente de bajar del segundo Everest ya teníamos el coche que nos iba a llevar a Lhasa”.

Finalmente, en cuanto a las dudas generadas sobre la veracidad de sus cimas, Kilian realiza una interesante reflexión: “Me preocupa poco. Llevas a cabo la actividad por las sensaciones y para responder una pregunta que tienes en tu interior: ‘¿Puedo hacerlo?’. Por otro lado, es lógico que la gente se cuestione las cosas y que los deportistas documentemos nuestras actividades en la medida de lo posible. También podría haber ido con un cámara con oxígeno para asegurar buenas imágenes para el documental, pero para mí era más importante la experiencia personal”.

Influencia de los patrocinadores

Kilian fue preguntado sobre la influencia que ejercen los patrocinadores en las actividades de los deportistas. “He tenido suerte porque mis patrocinadores siempre me han seguido con lo que he querido hacer. No me he sentido nunca obligado a seguir un calendario ni nada, pero sí puede ser que existan deportistas que se estén poniendo demasiada presión encima para intentar contentar a los patrocinadores”.

Está bien tener modelos, pero cada uno ha de seguir su vida y respetar la naturaleza y la montaña

El efecto Kilian

A nadie escapa que la figura pública y mediática de Kilian Jornet ha calado hondo en la opinión pública, que ha llevado a algunos -especialmente niños- a mirarse en el espejo como un futuro Kilian. Un hecho potencialmente peligroso, como se ha demostrado con algunos accidentes en los Alpes en los últimos años, y que el alcalde de Saint-Gervais-Les-Bains llegó a achacar directamente al efecto Kilian. Él mismo ya se ha expresado alguna vez al respecto, y anoche lo volvió a hacer: “Está bien tener modelos, pero cada uno ha de seguir su vida y respetar la naturaleza y la montaña”.


 
Comentarios
81 comentarios
  1. Bueno, pues viendo lo que hay y siendo Kilian tan bueno y rápido, a lo mejor nos sorprende proximamente con la travesía integral de los Lohtse. Con foto o sin ella sería algo interesante. Tanto récord, cansa.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias