EXPEDICIÓN BRITÁNICA

45 años de la primera ascensión de la Nameless Tower

Joe Brown, Mo Anthoine, Martin Boysen y Malcolm Howells fueron los primeros en escalar esta impresionante torre del macizo del Trango, en el Karakórum pakistaní, el 8 de julio de 1976.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Torres del Trango, con la Nameless Tower en el centro.
Torres del Trango, con la Nameless Tower en el centro.   Kogo

Cualquiera que haya realizado el trekking del Baltoro para dirigirse hacia los campamentos base del K2, el Broad Peak o los Gasherbrums, habrá reparado en las Torres del Trango. Desde el campamento de Urdukas, lucen magníficas en la distancia… Aquello mismo le ocurrió al célebre alpinista británico Joe Brown en 1956.

En aquel entonces, con 26 años y un año después de haber logrado la primera ascensión absoluta del Kangchenjunga junto con George Band, Joe Brown viajó al Karakórum como integrante de la expedición británica que lograría la primera ascensión de la Muztagh Tower. Él mismo coronó por primera vez su cima oeste, junto con Ian McNaught-Davis.

En su retina, no obstante, quedó grabada la impresionante torre que había oteado desde Urdukas. Una torre que formaba parte del macizo del Trango y que estaba fuera de las montañas autorizadas para el alpinismo. No se podía escalar.

Primer intento en 1975

Las cosas se mantuvieron así hasta 1975, cuando las autoridades pakistaníes finalmente abrieron las Torres del Trango a los alpinistas. Joe Brown, ya con 46 años de edad y toda una carrera exitosa a sus espaldas, no perdió la ocasión y ese mismo verano formó parte de la primera expedición que la intentaba. Junto a él, también estaba Ian McNaught-Davis, así como Mo Anthoine, Martin Boysen, Will Barker y Dave Potts. En realidad, Chris Bonington había obtenido el permiso pero, ocupado con la cara sur del Everest, se lo cedió a Martin Boysen.

Su objetivo era la conocida como Torre del Trango, que también responde al nombre de Nameless Tower (Torre Sin Nombre) y que es unos cincuenta metros más baja que su vecina Gran Torre del Trango, la cumbre principal del macizo –que en realidad no es una torre–.

Su intento los llevó hasta unos 200 metros de la cima. Hasta allí, habían escalado un corredor en la vertiente sur de la torre –donde montaron C1– y luego terreno mixto hasta el C2, instalado en una cueva de nieve en el nevero que hallaron a un tercio de altura. La escalada se hacía más difícil a medida que ascendían.

La retirada, no obstante, no se debió a dificultades insuperables, sino a un incidente curioso que a punto estuvo de costarles muy caro: Martin Boysen negociaba un largo complicado a unos 6.000 metros cuando su rodilla quedó atrapada al empotrarla en una fisura ancha. No podía liberarse y tampoco Mo Anthoine pudo hacer nada por él. El agua gélida corría por el interior de la fisura y las horas fueron pasando sin hallar la manera de salir de allí. Finalmente, el propio Martin Boysen consiguió cortar la tela de sus pantalones con un pitón.

El tiempo perdido, lo tardío de la hora y la escasez de provisiones los llevaron a abandonar tras aquel episodio.

A la segunda va la vencida

No se dieron por vencidos los británicos, que reconocían que se sentían atrapados por el magnetismo de aquella torre del Karakórum. El año siguiente regresaron, con una expedición en la que repetían Joe Brown, Mo Anthoine y Martin Boysen, a los que se sumó Malcolm Howells, así como los cámaras Jim Curran y Tony Riley.

Los británicos siguieron la misma ruta del año anterior, desde el glaciar del Trango, y usaron las cuerdas que habían fijado entonces. Esta vez, superaron la fisura del incidente de Boysen sin problema alguno. El 8 de julio de 1976, la cordada formada por Martin Boysen y Joe Brown alcanzó la cumbre primero, seguidos posteriormente por Mo Anthoine y Malcolm Howells.

Algunos analistas consideran esta ascensión como la primera en trasladar el estilo big wall a una gran montaña de los Himalayas.


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.