EXPLORANDO

Patagonia, el nuevo arte americano

La cordada estadounidense formada por Ryan Nelson y Crystal Davis-Robbins, firman una nueva ruta de 1.000 metros y hasta 7a+ en libre en la cara sur de la Aguja L´S, cercana al Fitz Roy, durante 35 horas de frío y viento entre el 11 y el 12 de febrero.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Ryan Nelson en una de las tiradas deTague yer time (V+) en el Black Canyon en 2004.- Foto: Col. Ryan NelsonRyan Nelson en una de las tiradas deTague yer time (V+) en el Black Canyon en 2004.- Foto: Col. Ryan Nelson

Se llama El arte de la guerra y se estira 3.300 pies (unos 1.005 metros) por dificultades de hasta 7a+, en libre, y A2 con ayudas. Firmaban esta nueva línea patagónica los americanos Ryan Nelson y Crystal Davis-Robbins, en la cara sur de la Aguja L´S, una cumbre menuda que se levanta al sur del Fitz Roy y cuyas ascensiones suelen centrarse, más modestamente, en su pared este.

Se despertaban a las 3:30 de la mañana el 11 de febrero y ambos escaladores comenzaban el ascenso de un contrafuerte vertical, forzado en libre hasta su tirada final y superando con creces el séptimo grado. Después, la ruta se desarrolla sobre un terreno más sencillo que se ensambla con la Houlding Wright (un VI abierto por Leo Houlding, Kevin Thaw y Cedar Wright en 2004), atravesando las repisas por la derecha hasta alcanzar el bombo final de este murazo de granito. Alcanzaban la cumbre a primera hora de la mañana, tras apretar en la secciones finales, más que nada, espoleados por una amenazante e inminente tormenta. Un épico descenso, un rapel imposible y un viento del demonio completaban las 35 horas apresadas por esta nueva ruta.

Generación explosiva

Primera línea sobre el granito de Patagonia para Ryan Nelson, que allá por 2002, siendo estudiante universitario en Durango (Colorado), resolvía una de los mixtos más radicales, por aquel entonces, del yanki. Reptile, M9+, para el joven americano, en tres pegues y en aquella su segunda temporada en esto del drytooling. Para calentar se llevaba, sin dragoneras, Svengalli (M9) y Misery (M9), igual que Octopussy (primer M8 que desencadenó la fiebre de la dificultad, en Vail), que además firmaba on sight. Repetición del M13 de Alcatraz, también para el estadounidense, en 2005.

Para la americana Crystal Davis-Robbins significaba su tercera ruta patagónica. ¿Recuerdan la primera ascensión femenina al Pilar Norte del Fitz Roy?. También para ella la Ruta Casarotto (y también primera femenina a esta clásica del Fitz Roy), días después de que cayera íntegramente en libre, junto a Jon Walsh y al segundo intento. 27 horas de escalada sin descanso, liderando la mitad de los largos, tormenta en la cima incluida y con 23 añitos. Luego se llevaron, hilando fino, la ruta Whillans de la vecina Aguja Poincenot.


 

En fin, dos yankees con éxito en el sur, jóvenes y talentosos, dispuestos a seguir pulverizando los desafíos de la dificultad en roca. O sea, como la mayoría de su generación (véase Mr. Chris Sharma).

Fuente: climbing.com

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.