ANIVERSARIO

Se cumplen cinco años de la muerte de Nil Bohigas

El 13 de junio de 2016 falleció el autor de una de las ascensiones más destacadas de la historia de nuestro himalayismo. La ruta en estilo alpino que abrió con Enric Lucas en la cara sur del Annapurna sigue sin repetirse. Recordamos su figura y su legado.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Nil Bohigas en una imagen de archivo de 2010  (© Darío Rodríguez/DESNIVEL)
Nil Bohigas en una imagen de archivo de 2010   ©Darío Rodríguez/DESNIVEL

Nil Bohigas falleció prematuramente a los 58 años de edad el 13 de junio de 2016. Hoy se cumplen cinco años de la desaparición de una figura imprescindible en la historia del himalayismo de nuestro país, a quien siempre se recordará por su legado en forma de escaladas y ascensiones, además de sus facetas como explorador ártico y pionero del parapente y el ultrafondo.

La cara sur del Annapurna

La ascensión de Nil Bohigas y Enric Lucas en la cara sur del Annapurna Central en 1984 sigue siendo la ascensión española más reconocida en el Himalaya. Realizada en estilo alpino puro, con nueve días de permanencia en pared (uno para llegar a la base del muro, siete de escalada y otro de descenso), supera dificultades de hasta V+ y A2 a más de 7.000 metros de altitud. Recibió la admiración internacional y nunca ha sido repetida.

“Era un poco alta, pero nuestro planteamiento fue similar a otras expediciones: éramos un grupo de amigos, cuatro hippies que pudieron disfrutar de los paisajes de un campo base a 4.000 metros. Escogimos la montaña por la espectacularidad y porque llegó antes el permiso del Gobierno de Nepal. Nos fuimos a la pared sin saber por dónde subiríamos”, admitía Nil Bohigas rememorando aquella hazaña alpinística.

Una vez allí, se les ocurrió ascender por la expuesta línea del intento de Alex MacIntyre, John Porter y René Ghilini en 1982 y que acabó con la muerte del primero de ellos al ser alcanzado por una piedra cuando se retiraban por falta de material. Nil Bohigas y Enric Lucas escalaron esos 2.300 metros de desnivel sin cuerdas fijas, ni campamentos de altura preestablecidos, sin depósitos previos de material… solamente usaron una cuerda y cargaron con lo que pudieron meter en sus respectivas mochilas de 25 kg.

Orígenes en Montserrat

Nil comenzó a escalar a los 15 años. En aquella primera mitad de los años setenta formó cordada con algunos miembros de la tribu de escaladores catalanes autodenominada New Wave (su hermano Néstor, Toni García, Ricard Herrero, Joan López, Lucas, Joan Martí…). Con ellos llevó a cabo algunas aperturas en las paredes de Montserrat y Pedraforca, como Choras piengue, Districte de les bruixes, Mandrágora, Nasti de plasti, Star MacHara, etcétera.

Pronto llegó el turno de Alpes y de las expediciones al Himalaya. Con Enric Lucas, en 1983, encadenó la Peutérey con el Frêney en tres días, entre otras muchas realizaciones (Contamine a las Petites Jorasses, Chèré al Tacul en solitario…). También participó en un intento invernal a la norte del Eiger en 1984 del que tuvieron que ser rescatados.

En su historial en las grandes montañas destacan la escalada a la cima noroeste del Saraghrar (7.349 m) en 1982, con Juan López y Enric; sus intentos al Everest por la arista norte (1983 y 1985) hasta que hizo cima en 1988, y sus solitarias al Baruntse y otros dos picos de 6.300 m, Cho-Polu y Pethange.

Junto con su hermano Néstor protagonizó dos intentos a la cara noroeste de la Torre Asgard (Isla de Baffin, Canadá), en 1986 y 1987.

Exploración polar, parapente y ultrafondo

Nil Bohigas hizo de gala de una mente privilegiada y visionaria en los entonces denominados deportes de aventura. No solo en la montaña, sino en otras tantas disciplinas de las que fue precursor en nuestras latitudes.

Como la exploración ártica. En 1991, se convirtió en el primer español en alcanzar en solitario el Polo Norte magnético tras recorrer aproximadamente 770 kilómetros de distancia en 78 días de travesía.

O el parapente. Actividad de la que fue pionero durante los años ochenta. Su salto más recordado fue el que hizo desde la arista oeste del Everest, a 7.300 m, en 1988, el año en que llegó a la cima del techo del mundo.

O las competiciones de ultrafondo. Junto con su hermano Néstor, fundó en 1991 la empresa de eventos No Limit, que organizó pruebas tan históricas como el Raiverd o el Aneto X-treme Marathon. Fueron los gérmenes del posterior desarrollo de los raids de aventura y de las carreras de montaña en España.


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.