33 años de un hito del himalayismo

La apertura de Nil Bohigas y Enric Lucas en la Sur del Annapurna

El 3 de octubre de 1984 es una fecha que no se olvida fácilmente. Aquel día Nil Bohigas y Enric Lucas completaban su apertura en estilo alpino en la cara sur del Annapurna. Después de siete noches en la pared firmaban un capítulo formidable de la historia del himalayismo.

Autor: | 5 comentarios | Compartir:
Durante la apertura en 1984 de Nil Bohigas y Enric Lucas en la cara Sur del Annapurna  (Colección Nil Bohigas/Enric Lucas)
Durante la apertura en 1984 de Nil Bohigas y Enric Lucas en la cara Sur del Annapurna

Vivimos la ascensión intensamente, tuvimos un sueño y experimentamos una realidad ilimitada. Hicimos el Annapurna porque no sabíamos que era imposible antes de salir de Barcelona. Con absoluta normalidad, no nos lo planteamos como algo especial”, nos decía Enric Lucas en 2009 con motivo del 25 aniversario de la escalada. A lo que su compañero en aquella aventura, Nil Bohigas (fallecido en junio de 2016), respondía: “Era un poco alta, pero nuestro planteamiento fue similar a otras expediciones: éramos un grupo de amigos, cuatro hippies (con sus compañeras) que pudieron disfrutar de los paisajes de un campo base a 4.000 metros. Escogimos la montaña por la espectacularidad y porque llegó antes el permiso del Gobierno de Nepal. Nos fuimos a la pared sin saber por dónde subiríamos”.

 

Hoy, 33 años después de aquella ascensión que enmudeció a la comunidad alpinista, seguimos admirados por el talento de dos jóvenes (Nil tenía 26 años y Enric 23), su visión y la calidad de su escalada.

La crónica de Enric

Enric Lucas, en el American Alpine Journal de 1985, relataba así la apertura:

Nuestra expedición solo estaba compuesta por Nil Bohigas y por mí, y por dos amigas que se quedaron en el campo base. Teníamos la intención de escalar la ruta intentada por Alex MacIntyre y René Ghilini en 1982 [en este intento, en el que también participaba John Porter, MacIntyre encontró la muerte a los 28 años de edad al ser alcanzado por una piedra cuando se retiraban por falta de material]; la diferencia de nuestro planteamiento es que nosotros pensábamos descender por la cara sur, mientras que ellos habían previsto bajar por la norte en el caso de conseguirlo. Escalamos la pared de 2.300 metros sin cuerdas fijas, campamentos, ni depósitos previos.

Después de cinco semanas de aclimatación en nuestro campamento base (4.200 m) y algunas ascensiones hasta los 6000 metros en el Santuario de Annapurna, partimos con mochilas de 25 kilos con comida y combustible para siete días, una tienda, dos cuerdas, una de 8 mm y otra de 7 mm, y el material suficiente para montar rápeles en un descenso de 2.000 metros. Solo utilizamos la cuerda de 8 mm, en doble, en los tramos difíciles. Tardamos nueve días: uno para acceder al pie de la cara sur, siete para escalarla y uno para descender.

V+/A2 a más de 7.000 m

Dejamos el primer vivac, al pie de la pared (5.800 m) a las 22 h, escalamos toda la noche y todo el día siguiente (19 horas seguidas) hasta alcanzar los 7.100 metros, donde hicimos el segundo vivac. Toda esta primera parte, que puede compararse en dificultad a la cara norte de las Droites, la escalamos sin cuerda para ir más rápidos. Al día siguiente escalamos la sección más difícil, el lugar donde MacIntyre y Ghilini abandonaron en 1982 por falta de equipo. Nos llevó todo el día resolver los 50 metros entre los 7.150 y los 7.200 m, con dificultades de V+/A2. Nuestro tercer vivac estaba justo encima de esta parte.

Los dos días siguientes escalamos secciones de hielo y terreno mixto hasta llegar a la banda de roca final, a 7.650 metros, donde nos unimos a la ruta polaca. Los 160 metros de la banda de roca, entre los vivacs 5 y 6, ofrecieron dificultades de eran de V y V+.

Partimos del vivac a 7.800 m y llegamos a la la cumbre Central del Annapurna (8.061 m) a las 12:30 del 3 de octubre. Volvimos a los 7.800 metros donde hicimos nuestro séptimo vivac. Nos quedamos la cumbre Central, la Principal está solo 30 metros más alta y a una cierta distancia. El 4 de octubre descendimos primero por la ruta polaca y luego por el gran corredor entre nuestra ruta y la polaca. De 7.800 a 5.900 metros descendimos en rápeles de 80 metros, casi siempre de un solo punto.


 
Comentarios
5 comentarios
  1. Nihl y Enric fueron el mejor exponente de la mentalidad y el estilo de la época. Como efeméride cabe recordar que el mismo año también en Octubre, el inglés John Redhead hace el primer 7b de España, el Bastardo en Montserrat. Un poco antes, Redhead también fue el primero en subir La Placa del John (7a) en Quirós. Así que el nivel en roca no era el de ahora ni de lejos. Sin embargo en el alpinismo ahí está puesto el listón…Así que la efeméride, ni tan mal. Lo que hay que hacer es animarse y coger el testigo que hay gente muy buena.

  2. ¿Es posible conocer la causa de la muerte de Nil bohigas? ¡Era tan joven!

  3. ¡33 Años! En todo este tiempo no ha habido ni una docena de alpinistas capaces proponer actividades semejantes. Fué la hostias.

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias