Jordi Tosas, jugando a crear

Multidisciplinar y brillante alpinista, Jordi Tosas se encuentra en la antártida poniendo a prueba los techos de hielo suspendidos sobre el mar, cuando su trabajo como guía se lo permite. Palabras como las suyas siempre son adecuadas.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Jordi Tosas con su tabla, en la cima del Cho Oyu.- Foto: K2news.comJordi Tosas con su tabla, en la cima del Cho Oyu.- Foto: K2news.com

Hace ya más de un año, se abría una nueva línea en el Palung Ri, a la que se bautizó como Jan. Aquella comprometida ruta se abrió en solitario y en estilo alpino ultraligero. Unos doce meses después, el mismo protagonista de aquel itinerario, abría una nueva vía en la Pared de las sombras, en una Cara Norte del macizo Kumbhakarna hasta una cima subsidiaria del Jannu, con dificultad de ED, un desnivel de 1.900 metros, en solitario y con una mochila de 25 kilos. Sun Tzu, se llamó esta vez. Una ruta sin permiso, que Jordi Tosas añadió a un morral llenó de experiencias tan extremas como -para él- gratificantes.

Su silueta se ha recortado a la luz de muchas vertientes, cascadas y paredes; del Shisha Pangma, donde sufrió un duro accidente, al Cho Oyu, donde se hizo con el primer descenso mundial de la montaña en snowboard, sufriendo congelaciones que llegó a intentar tratar con aceites naturales y ejercicios de meditación. Fue compañero de Cadiach y Corominas, y estuvo presente cuando Manel de la Matta falleció, en el abordaje del K2 por la Magic Line. Y ahora se deleita con el hielo caprichoso de la Antártida, hasta donde ha llegado por segunda vez y donde siente tanto la soledad como la arrolladora vitalidad de una tierra donde la vida ha de esforzarse por mantener su fe. 

El alpinista y guía catalán Jordi Tosas.- Foto: Col. Jordi TosasEl alpinista y guía catalán Jordi Tosas.- Foto: Col. Jordi Tosas

¿Qué significa un viaje a la Antártida?
Aunque suene a todos los tópicos, en muy pocas palabras, para mí, sencillamente fue hacer realidad un sueño. Un sueño de aquellos de cuando eres un crío. Es mi segunda vez aquí y la posibilidad surgió en forma de trabajo. De otra forma sería un viaje muy caro. El año pasado apareció la posibilidad de formar parte del equipo técnico de la Base Antártica Española Juan Carlos I en la Isla Livingston. Puedo realizar mi trabajo de Guía de Montaña aquí, colaborando en la realización de proyectos científicos en los glaciares de la isla. Este año vuelvo de la misma forma.

Son cuatro meses de experiencias muy variadas. Pero la verdad es que tienes la posibilidad de caerte en un mundo que traspasa todas tus expectativas. Un lugar donde los colores tienen vida y las líneas que dibuja el mar, el hielo, el cielo te hacen pensar que estas en otro mundo. Pocas veces sientes de verdad que eres el único humano que está y ha estado en un lugar. Aquí esto sucede muy a menudo. Sólo compartes tus sentimientos con los pingüinos, las focas leopardo, los elefantes, lobos marinos, ballenas. Total, caerte en un documental del Nacional Geographic y no saber como salir de él.

En tu caso has superado muchas situaciones dramáticas, ¿Qué sientes al arriesgarte en tales situaciones, como es el caso del «Ice psicobloc»?
El dramatismo es una emoción que se siente al vivir un acontecimiento. Muy pocas veces he sentido realmente estar en una situación dramática. Jugar sobre al tablero de la montaña al juego del alpinismo es barajar unas reglas que tú pones. Para mí hacer alpinismo es practicar el arte de pasarlo bien cuando las condiciones se ponen duras. Creo que si considerara que las condiciones me superan o que me van a llevar al dramatismo nunca realizaría una actividad.

Es cierto que puedes equivocarte y es entonces cuando la situación puede superarte. Pero quizás jugar a descubrir, jugar a crear, comporta el compromiso de poder equivocarte. La montaña está hecha de la conjugación de experiencias placenteras y traumáticas. El Ice Psicobloc, como se me ocurrió llamarlo, sin ninguna intención, tiene el mismo peligro que muchas otras disciplinas del alpinismo. Ya hemos escalado seracs desde que Damilano y Grassi lo pusieron bastante en vanguardia hace ya unos años en Alpes. Aquí vivimos rodeados de estas maravillosas catedrales de hielo. Estas masas que viven a nuestro lado y a las cuales aprendes a conocer, cuándo caen, dónde no lo hacen nunca… Y sobre todo ese sentimiento de atracción que se establece entre sus líneas, sus curvas, sus colores, sus reflejos. Es imposible resistir la tentación de bailar sobre esos azules.

No entendería dejar pasar la posibilidad de balancearme en la raya que separa el agua helada del agua que es de las ballenas. El blanco y el oscuro. Y lo que sería imperdonable, sería no aprovechar los techos de hielo que están suspendidos sobre el mar.

Tosas dándole al Tosas dándole al «Ice Psicobloc».- Foto: Col. Jordi Tosas, Simó Graells, Javier Sanz y David Badía

La idea es atractiva pero muy peligrosa, ¿crees que podría convertirse en algo que a la gente le atrajese?
Creo que no va a ser una actividad masificada. La Antártida vive muy lejos y es caro llegar aquí. Por otra parte, casi no he visto a nadie escalando seracs. Pero si que hay mucha gente que escala en cuevas como la Piztal. Realmente pensando en el boulder de hielo, me hace creer que no es un fin en si mismo y que nunca tomaría el cariz que ha tomado esa misma disciplina en roca.

¿Cómo ves la actual ética de las actividades en montaña?
El alpinismo es una actividad que, como la vida, evoluciona y se reconstruye a si misma. Todas las disciplinas avanzan como anillos que ruedan. La sinergia de esas ruedas va dando cada vez más fuerza a unas actividades muy potentes en diferentes macizos. La ética es personal y en nuestra actividad no hay jueces ni normas. La libertad en nuestras decisiones es lo grande del alpinismo. Y lo mas grande es ver como se están realizando actividades muy limpias, muy puras, muy estéticas, de una belleza y dificultad que sencillamente aparecen de esas reglas que los alpinistas se autoimponen libremente.

¿Y la ética del urbanismo y el ladrillo?
Un mal, un cáncer que está consentido con excusas tan burdas que lo que me cuesta creer es que alguien sea capaz de creerlas.

«La ética es personal y en nuestra actividad no hay jueces ni normas. La libertad en nuestras decisiones es lo grande del alpinismo».

Vista del Shivling (6.554 m), que Tosas descendió en snow desde su cima.- Foto: El Escalador del Himalaya, de D. ScottVista del Shivling (6.554 m), que Tosas descendió en snow desde su cima.- Foto: El Escalador del Himalaya, de D. Scott

Te apasionan las actividades extremas como el snow en grandes montañas, ¿Qué es lo que realmente te atrae de esas actividades?
Me apasiona recorrer caminos que no están recorridos. Sentir emociones y vivir movimientos. El extremo de altura me enganchó como el hecho de disfrutar tan intensamente el descenso de la montaña como su subida. Para qué bajar y ya está, cuando puedes hacerlo de una forma que te haga sentir mas estrechamente esta relación con el medio. Las actividades extremas lo son porque entras en la zona desconocida, en la «Terra Incognita», cuando descubres, cuando te comprometes, cuando… haces alpinismo.

¿Cómo se toman el riesgo las personas que te quieren?
Comparten mi vida. Compartir es eso, vivir aquí lo que yo vivo allí. Da igual que esté en el Aneto a que esté en el Shivling. Los momentos buenos y malos juntos son los que hacen la vida.

Siguientes proyectos…
Después del Jannu, donde probé un estilo en un lugar muy especial, este otoño-invierno me planteo una gran pared en el Himalaya. Como el otro, solo y muy ligero.

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.