A SOLAS CON SIMONE MORO. PARTE 1. NANGA PARBAT INVERNAL

Simone Moro: “Aunque alguien suba al Nanga Parbat este invierno antes que yo, seguiré intentándolo”

Simone Moro y Tamara Lunger intentarán hacer cumbre en el Nanga Parbat este invierno. Será el tercer intento para el italiano, a quien no le preocupa encontrarse con otros equipos en la montaña. «No es un sueño relacionado con ser el primero, en mi historia personal me encantaría tener la capacidad de subir cuatro ochomiles en invierno».

Autor: Darío Rodríguez | No hay comentarios | Compartir:

“Un ochomil en invierno vale una carrera de alpinista. Subir dos ochomiles es un sueño. Tres no sé ni lo que es. Cuatro me parece soñar con algo de otro planeta”, resume Simone Moro. En su currículum ya aparece la primera invernal al Shisha Pangma (2005), al Makalu (2009) y al Gasherbrum II (2011). El próximo 6 de diciembre partirá al Nanga Parbat con Tamara Lunger para intentar apuntar en su historial esa nueva línea que ahora le parece marciana.

Es la tercera vez que lo intenta. Probó una vez con Denis Urubko y el mal tiempo no les dejó subir. Después volvió con David Göttler y a 7.300 metros se dieron la vuelta por problemas estomacales. “Las veces que regresé sin cumbre no he perdido la motivación, es una exploración personal y global, una parte de la historia del alpinismo que nadie ha escrito aún”.

«Abrir una nueva ruta dentro de una primera invernal hacen de esta escalada un sueño”

Su objetivo es seguir la ruta del Diamir, la misma que intentó la primera vez con Denis Urubko y que también probó Reinhol Messner en 2000. El plan es escalar sin oxígeno, sin cuerdas fijas y sin contratar a porteadores locales. “Es la vía más linda y posible para un equipo que sube en estilo ligero y sin cuerda fija. Abrir una nueva ruta dentro de una primera invernal hace de esta escalada un sueño”. “No existen montañas fáciles, tenemos que dejar de pensar que existen montañas fáciles y difíciles, cualquier cosa que cambie, sea la temporada, meteo, nosotros mismos, hace que lo que parece fácil se convierta en difícil, extremo o imposible».

Alas en el corazón. La pasión por el vuelo y las misiones de rescate en altura por Simone Moro. Ediciones Desnivel
Alas en el corazón. La pasión por el vuelo y las misiones de rescate en altura por Simone Moro.

De hecho, asegura que «El Nanga Parbat en invierno es una exploración difícil cerca de ser imposible, pues es una montaña tan grande que necesita más tiempo para ser subida que los otros ochomiles. Partes de 4.000 metros mientras que en el resto de ochomiles partes de cinco mil. Es una montaña difícil, complicada y larga en la que necesitas 3 o 4 días de buen tiempo, unas condiciones muy difíciles de encontrar».

«Me encantaría regresar a mi casa con la cuarta ascensión personal a un ochomil en invierno. No es un sueño relacionado con ser el primero»

Él y Tamara no serán los únicos alpinistas que busquen la cumbre del Nanga este invierno: «Es la primera vez en la historia que coinciden cinco expediciones diferentes en el mismo ochomil invernal. No me preocupa”, asegura. “Si alguien sube antes que yo no voy a parar mi intento. Me encantaría regresar a mi casa con la cuarta ascensión personal a un ochomil en invierno. No es un sueño relacionado con ser el primero. En mi historia personal me encantaría tener la capacidad de subir cuatro ochomiles”.


 

 

 

 

 


 

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.