EXPLORANDO

Intento frío a la cara sur del Lhotse

¿E invernal de pleno derecho? Un equipo japonés completó este paredón el pasado 27 de diciembre, aunque sin cima: se quedaron a 40 metros…

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cara sur del Lhotse. - Foto: Al filoCara sur del Lhotse. – Foto: Al filo

¿Invernal, o no? Vuelve el debate, y con otra primera en juego a una de las paredes más serias de Nepal, la sur del Lhotse, uno de los cinco grandes. Si Krzysztof Wielicki lograba (en solitario) la primera en invierno absoluta de la montaña el 31 de diciembre del 88, el pasado 27 de diciembre, un terceto formado por Osamu Tanabe, Takahiro Yamaguchi (japoneses) y Pemba Chorten Sherpa (Nepal) lograba salir por su vertiente sur, aunque sin cima. A 40 metros (verticales) de ésta, Tanabe decidía dar la vuelta; no quedaba luz suficiente para éste tramo final.

Tanabe lideraba un grupo japonés de seis integrantes, que contó con la colaboración de una expedición coreana y varios sherpas, y empezó su aclimatación el pasado otoño en el Shisha Pangma; demasiado temprano para algunos. A mediados de noviembre se mudaron al campo base del Lhotse, algo que invalidaría totalmente para esos mismos (Simone Moro entre ellos) el carácter invernal de la expedición, aunque con condiciones al parecer plenamente invernales (mucha nieve y vientos fuertes) empezaron a equipar su ruta de ascenso, fijando cuerda y campamentos.

Una ruta atractiva, y hasta morbosa, la que siguió Tomo Cesen en su famosa y controvertida solitaria de 1990. Llegar a comprobar si el esloveno pasó o no por allí le daba un plus a su ascenso, aunque al pasarse a la vía rusa (primera confirmada de la pared, otoño del 90) en la parte superior de la pared les impidió descubrirlo. El día 27, Tanabe, Yamaguchi, y Pemba alcanzaban el corredor final de la vía rusa, y el primero de ellos salía por arriba de la cara sur, aunque demasiado exhaustos para lanzarse a por los 40 metros finales hasta la cima con el tiempo de luz diurna que contaban. De hecho, tras renunciar a la cima, no alcanzaron las tiendas de su último campo hasta las nueve de la noche.

Fuente: climbing.com

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.