EXPLORANDO

Invierno sin polémica en el Karakorum

Los polacos fijan el C1 en el Nanga antes del día 21, mientras Simone Moro aguarda al arranque astronómico de la estación, pero sin objeciones a Wielicki y compañía.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Campo 1 de la expedición invernal polaca al Nanga Parbat. - Foto: himountain.euCampo 1 de la expedición invernal polaca al Nanga Parbat. – Foto: himountain.eu

Con otra primera en juego este invierno, pues los ochomiles del Karakoum y Pakistán permanecen todavía inexpugnables en dicha estación, parece que este año no habrá polémica alguna. Un polémica, aclaremos, como la que se vivió hace ahora un par de años en torno a la primera invernal del Shisha Pangma principal, entre el desaparecido alpinista francés Jean C. Lafaille y el italiano Simone Moro, quien coronó junto al polaco Piotr Morawski.

Y es que esta vez, Simone sí ha dado el visto bueno (pública y mediáticamente) a la expedición polaca que, con el veterano Krzysztof Wielicki al frente, progresa ya en pos de conseguir la primera del Nanga Parbat en invierno. Y eso que empezaron a aclimatar en el Ama Dablam el mes pasado, y que ya han fijado el Campo 1 en el Nanga. Pero para Simone los condiciones que están viviendo los polacos actualmente son invernales, por lo que hay que considerar la suya como una invernal perfectamente válida.

¿Cuestión de condiciones?

Simone Moro en la cima del Shisha Pangma, el 14 de enero de 2005. - Foto: simonemoro.comSimone Moro en la cima del Shisha Pangma, el 14 de enero de 2005. – Foto: simonemoro.com

El italiano se lo niega rotundamente a aquellas expediciones que comienzan antes del 1 de diciembre, caso de Lafaille en el Shisha (y de los polacos ahora, por cierto, al menos su aclimatación), y tampoco reconoce bajo ningún concepto aquellas cumbre previas al 21-D: Lafaille coronó un día 11 de diciembre, mientras los polacos, de hacerlo, lo harán pasada (de largo) dicha fecha. Y es que Simone distingue una «gran diferencia» entre cumbre invernal y expedición invernal. No son lo mismo 60 días chupando invierno en el Karakorum o Himalaya, que hacerlo apenas unos días y luego regresar a casa tras haber coronado (o no).

A fin de evitar controversias, él defiende (y lo cumple) que toda la expedición vaya dentro de las fechas astronómicas. Empezar el día 21 como pronto. Este año, los polacos se han adelantado por primera vez a dicho momento (nunca hasta ahora lo habían hecho), pero como según el italiano están viviendo ya condiciones invernales, considera totalmente invernal su intento.

Claro que, fueron precisamente esas duras condiciones que Lafaille vivió en el Shisha las que le llevaron a reclamar la primera de la montaña en dicha estación (su permiso además era «oficialmente» invernal). Pero no estaba en fechas astronómicamente invernales, aunque sí sufrió duras condiciones de frío y viento propias de dicha época del año. Y lo hizo solo, y abriendo una variante de entrada a la ruta Británica. Para Simone Moro, entonces la cosa no ofreció dudas: la primera invernal real del Shisha fue la Morawski y suya, lograda a mediados de enero (día 14).

Astronomía y metereología

Aproximación al campo base avanzado de la actual expedición invernal polaca al Nanga Parbat. - Foto: himountain.euAproximación al campo base avanzado de la actual expedición invernal polaca al Nanga Parbat. – Foto: himountain.eu

A nadie se le escapa que emplear un criterio climatológico para estipular qué ascensión es invernal, y cuál no lo es, lo haría todo mucho más complicado (habría que definir sus parámetros- temperatura, fuerza del viento, cantidad de nieve…- en qué medida serían o no invernales, y si se dan o no cada año), y además obligaría a realizar una revisión de todo el himalayismo invernal hasta la fecha.

Quizá por ello recurrir a un contundente convencionalismo como son las fechas astronómicas de la estación simplifica bastante las cosas; es mejor solución (que no la mejor). Son también fechas, digamos, tradicionales: históricamente, los alpinistas se motivaron para hacer primeras invernales en Alpes (cuna del alpinismo moderno) después de cada 21 de diciembre.

Es cierto que una expedición que arranca en torno al 21 de diciembre, coronará, generalmente, a mediados de invierno (finales de enero, principios de febrero), es decir, cuando se presupone que las condiciones serán más duras y plenamente invernales (aunque los día sean ya más largos). Las siete expediciones invernales de Wielicki en el Himalaya le llevan a concluir que el clima invernal es más duro, más frío y ventoso pasadas las Navidades. Pero no lo es menos que antes de que el calendario marque dicho día, se pueden dar ya ese tipo de condiciones, es decir, que se haya entrado en el conocido invierno meteorológico, que no entiende ni de fechas, ni de astronomía.

>>Veinte años de polémica

Fuente: mounteverest.net

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.