FIJANDO CUERDA

El «buen mal tiempo» del K2

Araceli Segarra, y Luis Fraga y Miguel Ángel Vidal, nos ponen al día sobre sus respectivos intentos al K2, ambos por la Cesen.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:

Araceli desde el base

Vertiente sur del K2 - Foto: Carlos SoriaVertiente sur del K2 – Foto: Carlos Soria

El pasado día 23 Héctor (quien está primavera guió en el Everestcolocando a un cliente de Mountain Mandes en la cima), Armando y yo subimos ainstalar cuerdas fijas a partir del último punto dejado por la expedición deCarlos Soria, Carlos Suárez y Jorge Palacio (5.800 m).

El encargado de tomar la iniciativa y el trazado de la ruta ese día fueHéctor, y contamos también con la colaboración de Miguel A. Vidal, Luis Fragay dos de sus sherpas en el suministro de la cuerdas. En nuestro equipo tambiénse encontraba Jeff Roahds, quien a parte de formar parte de la expedición comoalpinista se encuentra filmando un documental para Nacional Geographic sobre lasmujeres y el K2. Alcanzamos los 6.100 m.

Evitar atascos

Camino del C1 en la vía Polaca- Foto: Araceli SegarraCamino del C1 en la vía Polaca- Foto: Araceli Segarra

El 28 volvemos a meternos en nuestra ruta, aunque salimos algo más tarde (3AM) para dejar que Miguel Ángel y dos sherpas se adelantasen desenterrando lascuerdas fijas, sepultadas por la nieve caída en los últimos días. A 6.100 m,nuestra cota máxima, Vidal se encontraba ya haciendo una travesía a laizquierda de 200 m para evitar una franja rocosa. Aquí, Héctor volvió a tomarel relevo, progresando por una canal que desembocaría a la arista…¡Una vistaespectacular! En este punto (6.300 m) tendremos que buscar y habilitar lasplataformas para instalar el campo 1.

Para no crear aglomeración en la Cesen, decidimos pasar nuestra primeranoche (1 de Julio) en altura en el campo I de la ruta Polaca. Pasamos muy buenanoche, y creo que fue un acierto porque este campamento se encuentra a 5.800 m.Hoy, 2 de Julio, hemos bajado temprano al campo case, mientras que parte delresto (desconocemos quien en este momento) han subido al C1 de la Cesen. El»buen mal tiempo» tiempo es excepcional, si continúa así, subiremosal campo 1 en dos días para seguir instalando cuerda fija donde lo hayan dejadolas demás expediciones.

Araceli Segarra

Vidal y Fraga: adelantados al calendario

Miguel Ángel Vidal. Detrás, el Chogori - Foto: Exp. Española K2Miguel Ángel Vidal. Detrás, el Chogori – Foto: Exp. Española K2

Unos dicen que el K2 es la montaña más dura del mundo; otros, que la máspeligrosa; otros, que la más difícil. Probablemente se trate de tresexageraciones y, probablemente también, algo haya a la vez de cierto en lastres afirmaciones. Pero hoy 24 de junio, en el CB del K2, los miembros de laExpedición Española montaña que firmamos esta primera crónica no estamospara disquisiciones o juicios teóricos de este tipo. Sólo importa una cosa:que mejore el tiempo. Que podamos, cuanto antes, volver a la pared. Volver, y noir. Volver, porque ayer estuvimos en ella. Por sus verticales contrafuertesnevados ascendimos unos mil metros.

Y en la pared las cosas se veían con más claridad, y buen tiempo. En eltercer día desde nuestra llegada al CB ya estábamos a más de 6.000 m, a pesarde que planeábamos al principio llegar ayer, y no movernos del base durante almenos cinco días. Mil metros por encima del glaciar, pudimos ver muchos de lospicos más altos del Karakorum e incluso, parte de la línea que seguiremoshasta la cima. Hoy, en el CB, de nuevo con ventisca, mal tiempo y nevadas, loúnico que podemos hacer es compartir con amigos de otras expediciones nuestrosrecuerdos de la marcha de aproximación, de la pared, y de la expedición desdeque salimos de Madrid.

Al mal tiempo…buenos chistes

Dos de los grupos nacionales que este año visitan el K2 - Foto: Exp. Española K2Dos de los grupos nacionales que este año visitan el K2 – Foto: Exp. Española K2

Con nosotros están otros cuatro alpinistas: Oscar Gogorza, periodista de ElPaís que intentará subir por los Abruzzos con una expedición internacionalguiada por Iñaki Ochoa y con con figuras de relieve como Charlie Fowler yChristine Boskoff, la mujer viva con más ochomiles. Jordi Corominas, JordiTosas y Mikel Zabalza, cuyo proyecto es la vía Kukuczka, una de las máscomplicadas del Himalaya (sin repetir), y en la que ya han conseguido fijar uncampo avanzado a 6.500 m.

Compartimos buen lomo, jamón, mojama, ordenadores y, sobre todo, chistes:¡ay de quién en el K2 no sea capaz de reírse de si mismo! Sin embargo,¿cómo reírnos del mal tiempo que nos retiene aquí en el base?; ¿cómoreírnos de las malas condiciones de la nieve, ayer, en la pared?; ¿cómoreírnos, sobre todo, del recibimiento que, hace cuatro días nos propinó el K2cuando llegamos? Como sólo esta montaña puede darlo, una gran nevada, primero,y a continuación, un alud de los grandes.

Contratiempos y susto

El jeep que quedó bloquedo en un torrente durante la aproximación - Foto: Exp. Española K2El jeep que quedó bloquedo en un torrente durante la aproximación – Foto: Exp. Española K2

Llegamos al CB el día 20, con cuatro días de adelanto, y no por ausencia decontratiempos: dificultades burocráticas al llegar a Pakistán, en laaproximación a Askole uno de los jeeps quedó embarrancado al cruzar untorrente y perdemos una de las cargas…Nada más pisar el glaciar del Baltoroempezó a llover con fuerza. Mucha agua que, en la segunda jornada por el hielopasó a ser nieve. No quedaba más remedio que acelerar el paso e intentarcompletar dos jornadas en un día cuando la situación (huelga de porteadoresincluida) lo permitiese.La gran nevada vino al tercer día.

Un día después, también nevando, llegamos al CB, y nos esperaba laavalancha: una inmensa explosión de nieve blanca con un frente superior a unkilómetro de ancho se abalanzó desde los flancos de la vía que vamos aseguir, derramando nubes de nieve polvo de hasta cien metros de altura quearrasaron la base de nuestro espolón. Su fuerza fue tal que cruzó en horizontaltodo el glaciar de base, y aún tuvo impulso para superar, en frente, y haciaarriba, las laderas del Broad Peak. Lo peor estaba por llegar. Uno de losintegrantes de otra expedición nos dijo, sobresaltado, que al menos tres de susmiembros que se encontraban en la base de la pared no aparecían por ningunaparte.

Metidos en faena

Así, al rato de haber llegado al CB., ya estábamos organizando unaoperación de rescate Salimos hacia los restos de la avalancha 15 minutosdespués de la alarma, y afortunadamente todo quedó en un susto: sólo habíansufrido un revolcón y llegaron por su propio pié al base. Hoy, 25 de Junionuestra situación es la siguiente: tras despedir a Jorge Trías, hemos encaradonuestro objetivo sin más preámbulos a la borrasca anunciada que hoy zarandeanuestro campamento. No teníamos otro remedio que aprovechar y ganarle milmetros a la pared (ayer). Seguimos adelantados al plan inicial, aunque nosignifique nada.

Si las nevadas siguen -y no es infrecuente- durante semanas, ni siquierapodremos volver al punto de la pared que ayer alcanzamos. Así es el K2. Encuanto a la pared, no es fácil escalar: mucha nieve, el avance más penoso,aunque tampoco hay desprendimientos de piedras. Ahora sólo cabe esperar que nosean eternos la nevada y el vendaval.

Buen ambiente

Algo sí vale la pena: la excelente calidad humana de todos los integrantesde las expediciones. Resulta chocante que este sea uno de los años con másaspirantes al K2, en la que probablemente sea la temporada con menosexpediciones en el Karakorum, por motivos de tensión bélica entre India yPakistán.

Además de ya mencionados nos encontramos los siguientes equipos: laexpedición madrileña liderada por Carlos Soria (con Pepe Hurtado, JorgePalacio y Carlos Suárez), la hispano-mexicana de Araceli Segarra, Armando yHéctor Ponce (quienes nos acompañaron ayer) y un grupo rumano y otratibetano-pakistaní. Todos buscamos los mismos objetivos: primero, llegar a estacumbre, segundo, y más importante, volver vivos a casa. Dentro de dos mesesconoceremos si lo hemos conseguido.


 

Luis Fraga y Miguel A. Vidal
Expedición Española al K2


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.