NO TIENEN CLARO QUÉ RUTA SEGUIR

Alberto Zerain monta el C2 en el Annapurna y plantea un ataque exprés ante el riesgo de aludes

El alpinista alavés y su compañero Jonatan García valoran las diversas opciones que les da la peligrosa cara norte, ya sea la ruta original francesa (1950), el espolón holandés (1977) o la ruta de Rafel López y Josep Maria Maixé en la primera nacional (1987).


Desnivel.com | 9 comentarios |

Alberto Zerain y Jonatan García llevan una semana a los pies de la cara norte del Annapurna (8.091 m) y ya saben de primera mano cómo las gasta el considerado como el ochomil más mortífero. Aludes, grietas y la amenaza constante de los seracs son los ingredientes característicos de esta montaña. «Ha sido potente, la entrada a la montaña», resumía Alberto Zerain los primeros días de expedición a su equipo en casa.

Los dos alpinistas vascos conseguían ayer alcanzar y montar el C2 –que se suele situar a unos 5.700 m– muy cansados, debido al esfuerzo extra de subir con mucho peso y cuando la aclimatación a la altura es todavía escasa. Han evitado, eso sí, verse directamente afectados por las tres avalanchas ocurridas a primera hora de la mañana y que alcazaron a las expediciones chilena y noruega que, además del susto, sufrieron pérdidas de material.

Dudas sobre la ruta a seguir

El riesgo de aludes es uno de los principales obstáculos que suele presentar el Annapurna a quienes tratan de escalarlo. Para intentar minimizar ese peligro, Alberto Zerain y Joantan García tienen pensado lanzar un ataque a cumbre lo más rápido y ligero posible. «En los 6.000 metros es donde empieza el verdadero peligro de la ruta; de momento vamos poco a poco», apuntaba Alberto.

Para empezar, tendrán que decidirse por una de las posibles rutas que les ofrece la montaña. La original de 1950, por la que los franceses Maurice Herzog y Louis Lachenal hicieron historia al alcanzar la primera cima de una montaña de más de 8.000 metros de la historia, es también la más peligrosa y proclive a aludes y desprendimientos de seracs.

Si quieren evitarla, deberían decantarse por el espolón holandés –escalado hasta la cima por Mathieu van Rijswick y el nepalí Sonam Wolang en 1977– o bien por la ruta alemana de la arista norte al pico central (1980) que llevaron por primera vez hasta la cima principal los catalanes Rafel López y Josep Maria Maixé (1987) en la primera nacional del Annapurna.

Sin embargo, la aparición de una enorme grieta aparecida en la parte alta de la vía alemana, que parecía ser la preferida por todas las expediciones allí concentradas, incluidas la de Alberto Zerain y la de la pareja italiana Nives Meroi y Romano Benet, daba al traste con esas expectativas y lo dejaba todo por decidir para los próximos días.

«Mañana veremos qué depara la ruta francesa y probaremos la alemana, a pesar de que no está en buenas condiciones», afirmaba Alberto Zerain para hoy. Aunque el mal tiempo ha impedido que alargasen esa exploración y les ha recomendado bajar hoy directamente al campo base.

Primera nacional del Annapurna

La atracción ejercida por el macizo del Annapurna para los alpinistas de nuestro país llevó hasta allí a una primera expedición en otoño de 1970. Estaba formada por los barceloneses Joan Martí, Manuel Martín, Jordi Matas y Alfredo Poveda. Posteriormente, en abril de 1974, Josep Manuel Anglada, Jordi Pons y Emili Civís realizaron la primera absoluta del Annapurna Este (8.013 m); en 1983, Fernando Garrido realizó una ascensión en solitario al Annapurna III (7.555 m); y en octubre 1984, Enric Lucas y Nil Bohigas abrieron su impresionante ruta en la cara sur del Annapurna Central (8.051 m).

En la primavera de 1987, el intento de una expedición de Tarragona a la cima principal acabó con el fallecimiento de Andrés Ferrer. No fue hasta el 8 de octubre de 1987 cuando se completó la primera nacional a la cima principal (8.091 m), a cargo de los citados Rafel López y Josep Maria Maixé. Tres días más tarde, los seguían los valencianos Juan Carlos Gómez y Francisco José ‘Coque’ Pérez, acompañados de Kaji Sherpa.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.