EXPLORANDO

La Patagonia espera a Jonathan Trango

Está a punto de partir, junto a Antonio Urbaneja, hacia la Patagonia, donde espera conquistar alguna de las Torres del grupo del Paine, o todas si es posible. Hablamos con él antes de su inminente aventura.

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Jonathan Trango, en primer plano, y Manu Córdova, durante la repetición de la MacIntyre-Colton, en la Norte de las Grandes Jorasses, y descenso, en 20 horas.- Foto: Manu Córdova y Jonathan TrangoJonathan Trango, en primer plano, y Manu Córdova, durante la repetición de la MacIntyre-Colton, en la Norte de las Grandes Jorasses, y descenso, en 20 horas.- Foto: Manu Córdova y Jonathan Trango

Jonathan Trango y Antonio Urbaneja («Urba») ultiman los preparativos para su próximo viaje, inminente, a la Patagonia, donde, como miembros de una expedición Andaluza, reconocida por la FAM como “Actividad oficial” y patrocinada por la Consejería de Comercio, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, tratarán de escalar las tres Torres del Paine, un objetivo complicado y comprometido para cuya resolución contarán con 40 días. Aunque su idea es, ya de por sí, una gran empresa, pretenden ir un paso más allá, lograrlo en estilo alpino, ligero y rápido.

Jonathan Trango (su apellido, insiste, no es ningún ardid publicitario, le avala Roca y la tienda de montaña Yeti), técnico deportivo de montaña y, entre otras, merecedor de las cimas del Fitz Roy y la Aguja Pointcenot, estuvo en la Librería Desnivel el 9 de enero, con la proyección «Alpinismo de dificultad en los Andes», una cordillera en la que ha conquistado buena parte de las más de 20 cumbres por encima de los 5.000 y 6.000 metros que tiene en su haber.

Recientemente, su actividad junto a David Bruder en la Cima Oeste de Lavaredo (repetición invernal de la Directa Suiza, 550 m, ED+), era considerada como la segunda mejor del año en su categoría por la FEDME en sus Premios de Alto Nivel.

Antes de que vuelen de Málaga a Madrid, de Madrid a Santiago de Chile y de allí a Punta Arenas, antes del autobús a Punta Natales, antes de llegar al Parque Nacional de las Torres del Paine, hemos querido hablar con él, para que nos cuente algo más sobre su proyecto y lo que le ronda por la mente. Al habla, Jonathan Trango.

Las Torres del Paine.- Foto: Patagonia, de Gino Buscaini y Silvia MetzeltinLas Torres del Paine.- Foto: Patagonia, de Gino Buscaini y Silvia Metzeltin

Camino de las Torres del Paine ¿qué esperáis encontrar allí?
Lo típico de Patagonia, un sitio hermoso, bosques densos, lagos azules, montañas que te quitan la respiración con solo mirarlas, y te hacen querer ser un escalador para poder subirlas, el mejor granito del mundo… y, claro, muy pocos días de buen tiempo.

¿Con cuantas posibilidades pensáis que partís para escalar las tres Torres?
Pues yo diría que unas 40 o 50 sobre 100. Tenemos buena preparación física, buena preparación psicológica (lo que es lo más importante en Patagonia) y no falta motivación. Estamos emocionados y ya nerviosos para dar un tiento a las Torres… por el otro lado, el mal tiempo, las tormentas que entran sin avisar y los fuertes vientos hacen de éste un sitio muy duro para escalar, desmotivante y deprimente y justo ahí es donde tendremos nuestra verdadera prueba… no es por nada que muy poca gente ha escalado las tres torres y menos aún en una temporada..

Sería la primera nacional, lo que supondría un empujón para tu carrera alpinística…
Prefiero no hablar de lo que seria o no seria. Lo importante para mi es disfrutar «a tope» de esta expedición. De esas montañas, de los retos que nos ponemos y de la aventura. ¿¿Carrera alpinística?? Sí… en mi corazón y cuerpo me dedico al alpinismo y a la escalada, pero es muy difícil vivir de esto y por eso tampoco me planteo muchas ambiciones en esa dirección. Eso sí, si algún día puede ser, me encantaría.

¿Cómo esta el tema con los patrocinadores?
En este viaje nos patrocinan la Junta de Andalucía y nos avala la federación Andaluza de Montañismo, que han encontrado interesante nuestro proyecto. Y también nos echan una mano con el material ROCA, y la tienda malagueña «Yeti Aventura». En general el tema de patrocinadores es difícil y agotador. Esta vez tenemos suerte y esperamos tener más suerte en las próximas actividades que están por venir… ideas innovadoras no me faltan (ser ríe).

Recientemente quedasteis segundos en los premios FEDME, ¿Qué significa eso para ti?
Hemos hecho una actividad invernal fantástica, innovadora, y muy comprometida. Es un honor para mi llegar segundo y en cierto modo acercarme a los grandes alpinistas del país.

David Bruder, compañero de Jonathan en su invernal dolomítica en las Tres Cimas de Lavaredo, que les valió el reconocimiento de la FEDME.Foto: Col. Jonathan TrangoDavid Bruder, compañero de Jonathan en su invernal dolomítica en las Tres Cimas de Lavaredo, que les valió el reconocimiento de la FEDME.Foto: Col. Jonathan Trango

Tú estilo siempre ha estado marcado por la búsqueda de la limpieza ¿de dónde surge esa intención?
Yo empecé escalar montañas en las Cordillera Blanca, en Perú, donde el estilo alpino es el rey, y me imagino que a partir de ahí siempre había crecido en esa dirección, tratando de llevarlo más a mi límite. De momento, toda esta ultima moda de «libre, ligero y rápido» me atrae, y las sensaciones que más me gustan residen en la adrenalina de la verdadera aventura, donde las líneas finas entre exposición y seguridad y compromiso y estabilidad es un rompecabezas para el alpinista. Este estilo exige todo: capacidad física, capacidad técnica, experiencia, versatilidad, rapidez, eficacia, improvisación, motivación y auto superación. Si siento que me falta alguna de todas estas cosas… ¡no salgo! Y es por eso que es un reto tan grande y emocionante que vale la pena cada vez.

A ser posible, siempre en libre… ¿crees que puede servir de ejemplo para otra gente?
La gente debe seguir el ejemplo que le da la gana. La montaña es libre y sinceramente creo que cada uno tiene que hacer lo que le hace sentir bien, siempre respetando a los demás y al medio ambiente dentro de lo posible. A mi me da ir por este camino, a otro da por el big wall y el artificial, a otro los 14 ochomiles, y al otro la deportiva. Lo tengo muy claro porque prefiero lo que hago, ¡pero no somos todos iguales! Y somos todos libres en elegir lo que preferimos y, en la mayoría de los casos, esto no es criticable.

¿Cuál crees que ha sido hasta el momento tu mejor actividad?
 Subir al Fitz Roy era, para mi, algo grande de verdad. Lo soñé durante un año, me preparé y bajé al Chalten. Era solo mi segundo año practicando el alpinismo. Hice varios intentos con mal tiempo. Al final, el día de cumbre me pilló por sorpresa. Estaba agotado. La Patagonia me había puesto una dura prueba, pero decidimos salir. Era directamente desde Campo Base hasta la cumbre (2.600 m de desnivel). Al final eché 42 horas sin dormir, de ellas 32 de actividad… en la cumbre no lloré, pero casi.

Desde entonces tengo claro que quiero volver a sentir lo que sentí escalando esa montaña.


 

«Yo siempre digo que la Patagonia te pone una prueba psicológica, y solo si la superas puedes acceder a la prueba práctica que consiste en la escalada misma».

Jonathan sobre Metamorfosis (7a+), en La Cabrera.- Foto: Col. Jonathan TrangoJonathan sobre Metamorfosis (7a+), en La Cabrera.- Foto: Col. Jonathan Trango

¿Cómo sueles escoger a los compañeros de cordada?
Cuando salgo de expedición me aseguro de que saben cocinar bien, y cuando vamos a escalar por ahí, me aseguro que han traído la merienda. Con esto ya está «chupaó».

¿Cuál es el entrenamiento para una actividad cómo la que vais a emprender?
Yo siempre digo que la Patagonia te pone una prueba psicológica, y solo si la superas puedes acceder a la prueba práctica que consiste en la escalada misma. En mi opinión, la mejor preparación que podemos tener es en nuestra cabeza. Luego ya… todo lo típico, mogollón de escalada deportiva para estar fuertes, hacer pared para tener rodaje y eficacia y hacer montaña para estar en buena forma física y entrenar actividades largas.

En estos momentos, en los que no hay certeza del éxito de la actividad, en los que tendréis la cabeza llena de dudas, ¿qué destacarías de tus pensamientos?
En los últimos dos semanas lo que más quiero es estar ya en el Campo Base, con toda la logística solucionada. Quiero estar después de los vuelos, las compras, los porteos y los permisos y concentrarme en la escalada. En el Campo Base estoy en casa. Mis otros pensamientos se concentran en como sacar lo máximo de mi y de nuestro pequeño equipo de dos personas… porque yo se que en los 30 días que estaremos ahí algunos días de buen tiempo vendrán, y la pregunta es como estos días te pillan: ¿motivado, cansado, fuerte, deprimido, vago..? Es como en un «reality show». Al principio te esfuerzas mucho para ser correcto y buena persona, pero al poco tiempo ya sale el verdadero tú. Quién somos de verdad decidirá nuestra aventura en la Patagonia. Estoy seguro que si sabemos concentrarnos en nuestro objetivo, tal vez podamos subir alguna Torre de esas… (termina riendo).

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias