ENTREVISTA

Oriol Baró, convaleciente tras un grave accidente: “Espero poder volver a escalar”

El alpinista catalán fue golpeado por un gran bloque de roca. La recuperación marcha sobre lo previsto, pero será larga.

Autor: | 1 comentario | Compartir:
Oriol Baró en las Jornadas de Montaña de Moralzarzal 2018
Oriol Baró en las Jornadas de Montaña de Moralzarzal 2018   ©Darío Rodríguez/DESNIVE

El pasado mes de septiembre Oriol Baró sufrió un grave accidente de escalada en la zona de Cavallers, en el valle de Boí (Lérida). El alpinista, que ahora tiene 39 años, fue impactado por un gran bloque de granito que le ha supuesto una operación y graves lesiones en el tronco superior.

Unas semanas después del suceso, cuando ya empieza otra vez a andar y a manosear el teléfono móvil, nos cuenta lo que vivió.

“Nos encontrábamos en una zona de arista cuando un bloque del tamaño de un seiscientos se desprendió”

¿Cómo te encuentras?
Todavía estoy bastante robocop por todos los cacharros que me han puesto, pero me estoy empezando a recuperar. Tiene pinta de que va para largo.

Cuéntanos qué te ocurrió.
Estábamos en las Agujas de Comalestorres, una zona que conozco perfectamente porque mi casa está a pocos kilómetros de aquí. Habíamos escalado una vía y nos encontrábamos en una zona de arista cuando un bloque del tamaño de un seiscientos se desprendió. Me intenté apartar, pero me dio.

¿Por qué cayó?
Llegó su momento. Era un bloque de granito grande, de esos en los que montarías una reunión, sobre el que había pasado por encima la mitad del grupo. En un momento dado se movió y vino hacia mí, que estaba debajo.

“Tuve que decidir si saltar para un lado, en el que evitaba por completo el bloque pero me exponía a despeñarme, o para el otro”

¿Te dio tiempo a reaccionar?
Sí. Como iba sin encordar, porque era un terreno fácil, pude saltar y quitarme un poco de en medio, pero no lo suficiente. De hecho tuve que decidir si saltar para un lado, en el que evitaba por completo el bloque pero me exponía a despeñarme, o para el otro. Me decanté por el segundo. Me acabó dando un poco de refilón, pero me espachurró. Por suerte, no me tiró para abajo.

¿Perdiste la conciencia?
Solo por un instante, aunque me acuerdo de todo. Entre los alumnos había gente que trabaja en cuerpos de seguridad y supieron cómo actual. Me estabilizaron, llamaron al rescate y a esperar al helicóptero.

“Me rompí 7 vértebras, 6 dorsales y una cervical, además de 13 costillas”

Imagino que se te haría larga la espera.
Ya sabemos que no es inmediato, sabía que tenía que aguantar hasta que llegaran y me dieran algo para calmar el dolor. Vino primero el helicóptero del SEM [Sistema de Emergencias Médicas] pero no podía acceder porque estábamos en un sitio expuesto. Luego llegó el del GRAE [Grupo de Actuaciones Especiales de los Bomberos] con la escalera y me recogieron. Me trasvasaron al helicóptero medicalizado y me llevaron al Hospital de Lleida. Tras unas exploraciones, decidieron llevarme a Barcelona y allí me operaron.

¿Qué lesiones tenías?
Me rompí 7 vértebras, 6 dorsales y una cervical, además de 13 costillas. Algunas fracturas han sido muy problemáticas por lo que me han tenido que poner unos hierros. Ahora está todo fijado y ya empiezo a caminar, aunque no te puedo decir que no me duela.

“Ahora es obvio que tendré que estar apartado de todo esto un tiempo, pero espero volver a escalar”

Seguro que has reflexionado mucho sobre el accidente. ¿Has sacado alguna conclusión?
Creo que poco se puede extraer, fue una carambola, algo imprevisible. Pasa gente por encima de ese bloque muchos días al año pero justo me tuvo que caer encima a mí. El hecho de ir sin cuerda me ayudó a poder reaccionar. Si no, no lo hubiese contado.

Como profesional de los deportes de montaña, ¿te hacen replantearte la vida accidente así?
Sinceramente, me he pegado muchas ostias a lo largo de mi vida, tanto físicas como psicológicas. A nivel profesional, también vivo de una casa de turismo rural que tengo en mi pueblo, Taüll, y hago más cosas. Ahora es obvio que tendré que estar apartado de todo esto un tiempo, pero espero poder volver a escalar. No sé en qué condiciones estaré, ni con qué ánimo, pero seguro que vuelvo.

“El alpinista bueno es el que está vivo, pero de esos hay pocos”

¿Habías tenido algún susto tan grande como este?
Sí, en Cavallers es la segunda vez que me pasa algo así. En la primera, me rompí la cadera y también fue bastante grave. También en Perú, en el año 2003. Esa fue la más bestia, sobrevivimos de milagro.

Has vuelto a nacer varias veces.
Paso muchas horas en el monte, viviendo como me gusta, así que supongo que es parte del juego. Como solemos decir, el alpinista bueno es el que está vivo, pero de esos hay pocos. Tú haces las cosas lo mejor posible, pero al final la montaña manda.


 
Comentarios
1 comentario
  1. Ánimos Oriol, eres una pxxx máquina. Nos vemos por Cavallers 😉

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.