El satélite sigue siendo la mejor opción para las expediciones

La implantación de la tecnología 3G sólo está presente en la zona del Everest, es menos fiable y mucho más cara que su homóloga satelital. Un nuevo terminal Inmarsat mejora las prestaciones y reduce tarifas respecto a Thuraya.

Autor: | 1 comentario | Compartir:

Las noticias que habían salido últimamente sobre la instalación de infraestructura de telecomunicaciones en el Everest, que prometían permitir la comunicación a través de cualquier móvil desde el Techo del Mundo, habían generado unas grandes expectativas entre alpinistas y expediciones. Incluso se ha llegado a vislumbrar un Everest 2011 totalmente on-line, con gente mandando sms, subiendo fotografías y vídeos a Facebook u otras redes sociales, e incluso twitteando el más nimio detalle de su ascensión.

Pero todo parece indicar que ese circo tecnológico todavía tendrá que esperar un poco para convertirse en realidad. Si bien es cierto que dichos avances son prometedores y engendran un tremendo potencial de futuro, un análisis detallado de las opciones conduce a la conclusión de que los teléfonos vía satélite continúan siendo la mejor opción para las expediciones.

El caso del Everest

La situación del Everest es un caso especial y único entre las grandes montañas del planeta. De hecho, es la única montaña en la que una compañía ha anunciado la llegada de la tecnología 3G. Fue este otoño, cuando la escandinava TeliaSonera anunció la puesta en marcha de su servicio, que ponía al alcance de las expediciones las capacidades tecnológicas de los móviles de última generación. Y eso es cierto, al menos desde el campo base.

Sin embargo, la utilización de un teléfono móvil en el Everest tiene también sus contras, en forma de las tarifas extraordinariamente altas del servicio de roaming en Nepal, una señal de menor fiabilidad que la de los satélites, así como unas baterías de menor duración y resistencia al frío para los terminales actuales. Estas son las conclusiones que se desprenden del artículo firmado por la compañía estadounidense especializada en telecomunicaciones para expediciones HumanEdgeTech en ExplorersWeb, los argumentos a favor de los teléfonos vía satélite continúan siendo de peso.

Las tarifas desde España

Aunque pueda parecer paradójico, la cuestión económica es también un argumento de peso a favor del satélite. Es evidente que inicialmente hay una inversión extra para adquirir un terminal vía satélite, mientras que todo el mundo tiene ya teléfono móvil. Pero ese gasto no es desproporcionado, según se desprende comparando el catálogo de productos y tarifas de la compañía madrileña SatLink con las tarifas de las principales compañías de telefonía móvil españolas.

Los precios de las llamadas roaming desde Nepal a España van desde los 2,10 euros/minuto (con 0,36 euros de establecimiento de llamada) de Yoigo hasta los 3,19 euros/minuto (con 0,49 euros de establecimiento de llamada) de Vodafone, pasando por los 2,50 euros/minuto de Movistar o los 2,60 euros/minutos de Orange. Todas las compañías cobran también por las llamadas recibidas: 0,36 euros/minuto (con otros 0,36 euros de establecimiento de llamada) Yoigo; 1,95 euros (con 0,49 euros de establecimiento de llamada) Vodafone; 2,20 euros Orange, y 2,50 euros Movistar. Y los mensajes SMS oscilan entre los 0,30 euros de Yoigo, los 0,75 euros de Orange y 1 euro de Vodafone y Movistar.

Por otro lado, el nuevo y flamante IsatPhone Pro de Inmarsat cuesta 595 euros, no tiene cuota de activación y tiene una cuota mensual de 20 euros. Las llamadas a fijos cuestan 0,85 dólares/minuto (unos 0,64 euros), y a móviles 0,95 dólares/minuto (unos 0,72 euros), mientras que los mensajes SMS valen 0,45 dólares (unos 0,34 euros). De momento, no tiene disponible un servicio de datos.

La marca Thuraya dispone de dos modelos en el mercado, el SO-2510 (satélite + gps) por 595 euros + iva, y el SO-2520 (satélite + gsm + gps) por 1.100 euros + iva, con una cuota de activación de 44,47 euros, una cuota de llamadas de 22,24 euros y una cuota de datos/fax de 5,56 euros y cuotas de 20, 55 o 105 euros mensuales para el servicio de datos GmPRS de alta velocidad (según el volúmen de Kb contratados). Las llamadas con estos dispositivos a fijo o a móvil cuestan 1,34 dólares/minuto (unos 1,01 euros) y los SMS van a 0,44 dólares (unos 0,33 euros). Todo ello, teniendo en cuenta que las llamadas recibidas en modo satélite no tienen coste alguno.

Finalmente, el terminal Iridium 9555 sale a la venta por 1.650 euros, con una cuota de activación de 35 euros y una cuota mensual de otros 35 euros, mientras que las llamadas a fijos y móviles cuestan 1,15 dólares/minuto (unos 0,87 euros). Los sms valen 0,54 dólares (unos 0,41 euros) y la navegación por Internet 1,36 dólares/minuto (unos 1,03 euros).

Opciones de teléfonos vía satélite

Actualmente, existen tres compañías que prestan servicios de telefonía vía satélite en las regiones de las grandes montañas como Himalaya o Karakorum. Inmarsat, con cobertura mundial, ha sacado recientemente al mercado su exitoso IsatPhone, que está ganando mucho terreno a los competidores por su bajo coste, fácil uso y bajo precio de las llamadas. El sistema global de comunicación vía satélite Inmarsat cuenta con una red de satélites geoestacionarios en órbita a unos 36.000 km sobre el Ecuador, por encima de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. La constelación está formada por cinco satélites de tercera generación y otros cuatro de fabricación anterior.

Thuraya, por su parte, tiene una cobertura limitada a Europa, África, Asia y Oceanía, que excluye el continente americano en su totalidad. Con base en Dubai, la compañía dispone de dos satélites a la altura del Ecuador, situados más o menos sobre Kenya y Sumatra, respectivamente.

Por su parte, Iridium es el único sistema realmente global, puesto que su cobertura alcanza todos los rincones de la Tierra, incluidos los océanos y las regiones polares, con las únicas excepciones de los países en los que el gobierno de Estados Unidos mantiene embargo comercial (Cuba, Afganistán, Libia, Irán, Corea del Norte, Sirie y Sri Lanka). Su constelación está formada por 66 satélites de órbita baja, controlados por Boeing.

 


 

1 comentario

  1. La importancia de disponer de un teléfono satélite también se basa en la durabilidad de los equipos, están construidos para soportar golpes, polvo y agua. Muchos de estos teléfonos viene con botón de emergencia SOS y envío de coordenadas. http://kommunik.es/es/6-telefonos-sateli te

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.