EXPLORANDO

Cuatro equipos buscan el primer ochomil invernal pakistaní

Nadie ha conseguido hasta el momento alcanzar la cima de cualquiera de las cinco cumbres de más de 8.000 m de Pakistán en condiciones invernales. Cuatro expediciones lo intentarán esta temporada en otras tantas montañas.

| No hay comentarios |

Para los que piensen que los verdaderos retos alpinísticos se han acabado ya en los ochomiles, este invierno se presenta apasionante. Cuatro expediciones viajan a Pakistán en las próximas semanas para intentar ser los primeros en alcanzar alguna de sus cumbres de más de 8.000 m en condiciones invernales. Nadie hasta ahora ha subido al K2, al Nanga Parbat, al G-I, al G-II o al Broad Peak en invierno.

Sólo el K2 quedará sin intentos este invierno, puesto que las otras cuatro montañas verán cómo se instalan campamentos en sus bases. Un equipo austro-hispano-canadiense intentará el asalto al G-I, un trío italo-kazajo-canadiense irá a por el G-II, una potente expedición polaca asediará el Broad Peak mientras un reducido y joven grupo ruso-polaco tratará de lanzar su ataque al Nanga Parbat.

Todos ellos tienen asegurado un rigurosísimo frío, que se alía habitualmente con intensos vientos. Y por si fuera poco, las nevadas pueden durar semanas enteras, en las que los alpinistas no tienen opción de salir siquiera de sus tiendas. Aventura en estado puro.

Álex Txicon y Roberto ‘Gorri’ Rojo al Hidden Peak

La aventura que más interés despertará en nuestro país será la del intento al G-I (8.080 m), en el que participarán los vascos Álex Txicon y Roberto ‘Gorri’ Rojo. Ambos forman parte de una expedición internacional liderada por el austriaco Gerfried Göschl en la que también participan los alpinistas canadienses Louis Rousseau y Dan Bowie.

La idea inicial ha evolucionado hasta convertirse en un proyecto de cierta envergadura. Primero, Txicon, Göschl y Rousseau tenían pensado ir solos, compartiendo incluso tienda. Más adelante se fueron sumando Gorri y Bowie. Los alpinistas contarán incluso con el apoyo desde el campo base de los también canadienses Jacques Olek y Pierre Masson.

El ambicioso proyecto de Göschl contempla el intento de abrir una nueva ruta en el G-I, aunque solamente alcanzar la cima sería un éxito importante. La decisión final sobre el camino que seguirán, y si es posible o no abrir esa línea soñada por el austriaco, se tomará una vez se encuentren todos instalados en el campo base y descubran de primera mano la situación de la montaña.

Simone Moro y Denis Urubko, al G-II

Otra expedición con un remarcable interés mediático será la protagonizada por el dúo Simone Moro-Denis Urubko, a quienes se ha unido a última hora Cory Richards. Así pues, el italiano, el kazajo y el canadiense partirán pronto hacia Pakistán, para intentar ascender el G-II (8.027 m). Su experiencia en estas lides está más que contrastada. Moro consiguió su primer ochomil invernal junto al polaco Piotr Morawski en 2005. Ya junto a Urubko, se hicieron en febrero del año pasado con el Makalu. Ese 2009, el kazajo completó la lista de los catorce ochomiles sin oxígeno y en 2010 ha sido galardonado con el Piolet d’Or.

Por su parte, Cory Richards es un reputado alpinista invernal. El pasado enero ascendió el Pilar Central de la cara SO del Taboche (6.495 m), junto al estadounidense Renan Ozturk. Y un año antes había establecido una nueva ruta junto a Ines Papert en la cara N del Kwangde Shar (6.093 m). Precisamente coincidiendo con aquella expedición tuvo la ocasión de conocer a Simone Moro y Denis Urubko, en su viaje al Makalu. Esta primavera, Richards alcanzó la cima del Lhotse.

Gran expedición polaca al Broad Peak

La tradición del alpinismo polaco invernal volverá a quedar refrendada este año, con sendas expediciones al Broad Peak (8.047 m) y al Nanga Parbat (8.125 m). La primera de ellas estará liderada por Artur Hajzer, quien protagonizara con el mítico Jerzy Kukuczka la primera invernal al Annapurna allá por 1987. Su currículum incluye seis ochomiles principales y varias nuevas rutas, como la cara NE del Manaslu en 1986, la arista E del Shisha Pangma en 1987 o la SE del Annapurna Este en 1988.

Su intento al Broad Peak se enmarca en el programa Polish Winter Himalayan Mountaineering 2010-2015, apoyado por el Ministerio de Deportes y Turismo del gobierno polaco. Formarán parte de su equipo otros ocho alpinistas: Rafal Fronia, Jaroslaw Gawrysiak, Arkadiusz Grzadziel, Marcin Kaczkan, Robert Kazmierski, Jerzy Natkanski, Krzysztof Starek y Robert Szymczak.

Todos ellos trabajarán para ascender por la ruta normal de la cara Oeste, e intentarán batir el récord de altitud invernal en el Karakorum que ostenta desde 1988 su compatriota Andrzej Zawada, que llegó hasta los 8.027 m de la antecima.

Equipo ligero al Nanga Parbat

Paralelamente, otros dos jóvenes y reputados alpinistas polacos recalarán en el Shisha Pangma. Se trata de Tomasz Mackiewicz y Marek Klonowski, quienes realizaron una meritoria ascensión invernal al Mt. Logan (Canadá) en 2008, por la que fueron premiados con el prestigioso Kolosy de ese año. Parece ser que incluso podrían ir acompañados de un alpinista ruso de quien no se conoce la identidad.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.