MAKALU

Cima asturiana y retirada de Lafaille

Nacho Orviz y Rosa Fernández coronaron el 20 de mayo. El francés renunció a la cima por cansancio, y Moro y Urubko ya tientan al Annapurna.

| No hay comentarios |
Rosa Fernández durante el intento por la Diamir al Nanga Parbat.Rosa Fernández durante el intento por la Diamir al Nanga Parbat.

Los asturianos Nacho Orviz y Rosa Fernández, lograron hollar la mañana del pasado jueves la cima del Makalu (8.463 metros), quinta cima en altura del mundo. Tras salir del campo en la tarde del miércoles y avanzar toda la noche en la oscuridad, el jueves amaneció con una espesa niebla que no hacía sino dificultar la ascensión. La visibilidad era prácticamente cero y las condiciones metereológicas muy adversas a sus intereses, lo que les hizo esperar cerca de la cima a su tercera tentativa para lograr subir el escalón final. Por si fuera poco, Rosa (que usó oxígeno desde los 7.200 m) sufrió leves quemaduras en los ojos al quitarse las gafas en la cima, lo que añadió unas gotas más de dramatismo al descenso.
Tras coronar el Gasherbrum II en diferentes expediciones en 1997, el Makalu se convierte en el segundo ochomil de los asturianos, primeros alpinistas del Principado en conseguirlo.

Lafaille optó por la retirada

Dicen que una retirada a tiempo es una victoria. Jean-Christophe Lafaille debió pensar lo mismo cuando hace justamente una semana decidió desistir -al menos de manera momentánea- de sus propósitos de hacer cima en el propio Makalu. Lejos de la frustración, el genial alpinista galo se mostraba plenamente satisfecho por la uneva vía abierta por la vertiente tibetana, que le llevó hasta la cima del Makalu 2 (7.650 metros). El demoledor cansancio tras casi cinco días de extenuante esfuerzo y una infección en uno de sus pulmones pudieron con las ganas del francés, quien sopesa la posibilidad de una nueva intentona en los próximos días.

Sus pulmones le lastraron

La ruta marcada en rojo es la abierta por Lafaille, que justo entre los dos picos hubo de detener su marcha.- Foto: Los techos del mundo (Ediciones Desnivel)La ruta marcada en rojo es la abierta por Lafaille, que justo entre los dos picos hubo de detener su marcha.- Foto: Los techos del mundo (Ediciones Desnivel)

Lafaille abrió un nuevo camino muy exigente. La nueva vía está repleta de pasos verticales en mixto con nieve, hielo y roca. Sobre una arista con gruesas cornisas tuvo que cruzar por lugares que eran como una especie de túnel entre la roca y la nieve suspendida. Es la ascensión en solitario más difícil que ha escalado en el Himalaya, en palabras de su esposa y responsable de comunicación, Katia Lafaille.

Tras este dificultoso avance, el cuerpo le dio señales evidentes de que apenas podía dar un paso más, y los golpes de tos cada vez se hacían más violentos. La noche del lunes anterior la pasó en el Makalu La, paso que enlaza la cima secundaria con la ruta normal de ascenso al Makalu, pero a esa altitud le fue imposible recuperar, por lo que decidió descender tomando la vía normal hasta el campo base en la cara nepalí, justo al otro lado del punto de partida. Tras descansar y reponerse de la afección respiratoria que le afectaba, Jean Christophe medita realizar un segundo intento a la cima, aunque satisfecho de la nueva ruta abierta, de extrema exigencia.

>>Simone Moro y Denis Urubko en el Annapurna

Simone Moro, entre los campos I y II en el Annapurna.Simone Moro, entre los campos I y II en el Annapurna.

Mientras el Makalu continúa soportando las hordas ochomilistas hacia su cumbre, los inseparables Simone Moro y Denis Urubko continúan el trasiego por la norte del Annapurna (Nepal, 8.091 m). Italiano y kazajo cubrieron anteayer en 10 horas el trecho entre el campo base situado a 4.200 m y el C2, a 6.000, como siempre fieles a su estilo, sin botellas de oxígeno ni porteadores. La niebla y la abundante nieve -hasta las rodillas- estuvieron a punto de impedir que ambos encontraran el camino hacia el campo 2 tras un fatigoso ascenso. Ligeros problemas intestinales de Denis hicieron plantearse a la dupla si intentar la aproximación a la cota 7.000 o permanecer un día en el C2 para recuperar fuerzas después del ascenso desde el campo base.

Juntos en el campo II

El resto de la expedición Ralf, Hirotaka, Gerlinde y Boris se plantaron en el campo I, ya que los dos primeros presentaban problemas en pierna y estómago respectivamente. Finalmente y tras superar en parte esos problemas, los cuatro se plantaron en el C2 ayer.

El tiempo no acompañó en absoluto al grupo, ya que ayer la nevada se prolongó durante varias horas, a lo que se suma el alto riesgo de desprendimientos -Simone asegura haber contado más de 30-. Ralf, Gerlinde, Boris e Hirotaka planeaban llegar hoy hasta el campo III, mientras Simone y Denis partirían hacia el pilar. Ayer debía haber llegado la previsión meteorológica desde Innsbruck (Austria), esperemos que con buenas noticias para el futurible asalto a cima.

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.