EXPLORANDO

Cho Oyu, “No, gracias” al juego que las autoridades chinas

Simone Moro, Emilio Previtali, Hervé Barmasse y Lizzy Hawker ha decidido abandonar su proyecto debido “a la decisión repentina e imprevista de las autoridades chinas de proceder al cierre categórico de la frontera entre Nepal y el Tíbet”

Autor: | No hay comentarios | Compartir:
Cho Oyu TrilogyCho Oyu Trilogy

Simone Moro, Emilio Previtali, Hervé Barmasse y Lizzy Hawker tenían un proyecto creativo y diferente al habitual en expediciones a ochomiles. No solo querían escalar el Cho Oyu en dos cordadas y por dos rutas diferentes. También, uno de sus miembros, Emilio Previtali, proyectaba descenderlo en snowboard (a ser posible siguiendo una vía pura y directa que nunca se haya descendido hasta ahora). Y, por último, el regreso a Katmandú sería por sus propios «medios» -Simone Moro y Lizzy Hawker- corriendo, mientras que Emilio Previtali y Hervé Barmasse en bicicleta de montaña..La expedición estaba patrocinada por The North Face.

Acabamos de recibir su decisión, que se resume en esta frase. “No podemos vivir nuestros sueños según las normas que otros nos han impuesto. Amablemente decimos «no, gracias» al juego que las autoridades chinas nos proponen.”

Las autoridades chinas han procedido al cierre categórico de la frontera entre Nepal y el Tíbet

¿El problema? ”La decisión repentina e imprevista de las autoridades chinas de proceder al cierre categórico de la frontera entre Nepal y el Tíbet. No se permite la entrada al Tíbet, ni siquiera habiendo obtenido con anterioridad los permisos necesarios. Las autoridades chinas comenzaron a jugar con las fechas desde el mismo momento en que tomaron esta decisión incuestionable. Todos los días se modificaba la fecha de apertura de la frontera, retrasándola cada vez más.”

Ellos mismos, a través de este escrito de Simone Moro, nos lo explican:

“La exploración y la aventura nacen y crecen en lo más profundo de nuestra alma, en la parte más profunda y más libre de nosotros mismos. Así nació la expedición Cho Oyu Trilogy. Es el resultado de un sueño común, una energía y una fuerza compartidas y concentradas en una montaña para hacer realidad un proyecto común, dentro del cual cada uno podría hacer realidad sus propios sueños y ambiciones personales. Estas esperanzas y sueños se han basado en los valores de la amistad, aceptando los riesgos y las responsabilidades, y respetando las normas establecidas por las autoridades.

Escalar una montaña de 8.000 metros, abrir una nueva ruta, descender en snowboard desde la cima y volver en bicicleta al punto en el que comenzó el viaje (Katmandú), es una tarea que incuestionablemente debe emprenderse con una coordinación que respete los requisitos delicados y fundamentales de nuestro proyecto. Esta coordinación ni puede ni debe verse restringida, porque tal restricción incrementaría el riesgo y cambiaría por completo el espíritu y la naturaleza de nuestro proyecto. Muy a nuestro pesar, esto es exactamente lo que ha sucedido en estos últimos días, sin esperanza de que la situación vaya a cambiar. El problema es la decisión repentina e imprevista de las autoridades chinas de proceder al cierre categórico de la frontera entre Nepal y el Tíbet. No se permite la entrada al Tíbet, ni siquiera habiendo obtenido con anterioridad los permisos necesarios. Las autoridades chinas comenzaron a jugar con las fechas desde el mismo momento en que tomaron esta decisión incuestionable. Todos los días se modificaba la fecha de apertura de la frontera, retrasándola cada vez más. Hoy hemos recibido la noticia de que la primera fecha posible para cruzar la frontera será el 10 de octubre, pero aun así no nos pueden dar ninguna garantía de que esta situación sea definitiva. Para nosotros, el 25 de octubre sería el último día factible para que la expedición abandone el campamento base de Cho Oyu, debido a compromisos profesionales y personales. Esto implicaría que tendríamos que vernos forzados a aceptar llevar a cabo nuestra expedición, con sus tres elementos bien diferenciados, en solo 15 días (incluyendo el tiempo para llegar hasta el campamento base y regresar a Katmandú). Es evidente que sería una locura.

Si entráramos en este juego daríamos un mal ejemplo y no estaríamos transmitiendo a los demás el espíritu que hemos adoptado en nuestras vidas. Nos veríamos forzados a aceptar un riesgo muy evidente y el enorme coste de nuestra expedición se pagaría para hacer el ridículo. Tendríamos muy pocas posibilidades de que nuestro sueño se hiciera realidad íntegramente tal y como habríamos decidido: escalar la cima, descender en snowboard y volver al punto de origen corriendo o en bicicleta. Así las cosas, con gran tristeza decimos rotundamente “no”. No aceptamos siquiera hacer realidad nuestro sueño si para ello nos tenemos que ver forzados a actuar en contra de nuestro espíritu. Negaríamos nuestra integridad y nuestro respeto hacia nosotros mismos si nos permitiéramos aceptar influencias “externas” y vernos forzados a jugar a un juego que no es el nuestro. Hemos respetado y obedecido las normas referentes a permisos, visados, etc. y ahora no podemos aceptar que nos impongan normas, calendarios y condiciones diferentes.

Ninguno de nosotros tenemos la sensación de estar disfrutando de unas «vacaciones» costeadas por nuestros patrocinadores, y no nos permitiremos sentirnos presionados por los posibles comentarios procedentes de la prensa, de los medios, de la comunidad de la montaña o de nuestros amigos. Ninguno de nosotros deseamos jugar con el destino, esperando hacer realidad en un plazo imposible el sueño que tanto tiempo llevamos preparando. Hemos tomado la decisión de “congelar” nuestro proyecto de expedición Cho Oyu Trilogy. Amablemente decimos “no, gracias” al juego que las autoridades chinas nos proponen, y ahorramos el compromiso financiero de nuestro patrocinador que, incluso en una situación económica tan delicada como la actual, nos ha apoyado, ha creído en nosotros y nos ha dado esta oportunidad. Volvemos juntos a casa, sin que cada uno de nosotros se invente un nuevo proyecto de última hora, a pesar de que todos tengamos aquí la oportunidad de hacerlo. Alcanzar logros individuales aquí y ahora solo serviría para salvar nuestras reputaciones individuales, pero no sería coherente con nuestro espíritu de equipo. De este modo, volviendo a casa como equipo, esperamos respetar lo que nuestro espíritu y nuestros profundos valores nos dictan.

Como es obvio, nos entristece apartar temporalmente nuestra exploración y nuestro sueño, pero estamos orgullosos de lo fácil que nos ha resultado tomar una decisión común. Hemos formado un verdadero equipo desde los primeros días, y seguimos siendo un verdadero equipo a la hora de tomar esta difícil situación.

En mi caso, en 41 expediciones, nunca he aceptado que se me impusieran condiciones no realistas ni he permitido que mis valores participaran del “juego” de otros. Estoy feliz y orgulloso de que también en esta ocasión mis amigos y yo no hayamos caído en la trampa de dejarnos llevar ciegamente por la ambición de un modo que no sería honesto con nosotros mismos.

Aprovecho la ocasión para agradecer profundamente a The North Face, que ha apoyado nuestro proyecto y ha respetado las decisiones que hemos tenido que tomar. También quisiera dar las gracias a todo el equipo de la expedición Cho Oyu Trilogy por dar muestras de unidad y amistad en todos los momentos de nuestra aventura. Nuestro sueño y nuestra exploración no han terminado; solo se han pospuesto, probablemente hasta el próximo otoño de 2010. De este modo, respetamos el espíritu del proyecto y mantenemos nuestra integridad personal y nuestro respeto hacia nosotros mismos, y acatamos las normas. Aunque todos estamos algo tristes y dolidos, la experiencia que nos llevamos a casa es un regalo que nos enseña que todos tenemos algo valioso muy dentro de nosotros: algo tan incuestionable como el cierre impuesto del Tíbet.“

 


 
Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.


 

 

 

 

Últimas noticias