EXPLORANDO

Stupeurs et tremblements, liberada y encadenada

Mikel Zabalza y Manu Córdova intentaban la liberación de Stupeurs et tremblements (450 m, 7c/c+) para ceder su turno a Unai Mendia y David López que resolvían todos los largos a vista y sin la ayuda de progresión artificial.

| No hay comentarios |
Mikel Zabalza, preparado para el intento de liberación del itinerario.- Foto: Cortesía de Mikel ZabalzaMikel Zabalza, preparado para el intento de liberación del itinerario.- Foto: Cortesía de Mikel Zabalza

Hay nombres que a uno le hacen pensar, imaginar y hasta escalar. Mikel Zabalza lo sabe bien, y en sus ensoñaciones con uno de esos nombres implicó a uno de los alpinistas más prometedores de su generación, Manu Córdova. El calificativo en cuestión es Stupeurs et tremblements (Estupor y temblores) y define muy bien a una de las líneas más sugerentes del Pirineo. Abierta por Christian Ravier, J.L. Gontie y R.H. Barthez, discurre durante 450 metros en la Peña de Sin, y hasta el momento no contaba con repeticiones.

«El nombre y el croquis de esta vía nos produce una motivación casi tan fuerte como el temor que nos da traducir su significado y su dificultad», reconoce Mikel Zabalza, uno de los protagonistas de las últimas líneas escritas sobre esos trece largos que, hasta ahora, no contaban con repeticiones y alcanzaban dificultades de 7a+ y A3. Tuvieron que llegar Mikel, Manu y más tarde Unai Mendia y David López para que eso cambiara.

«Manu y yo nos conocimos escalando en la olvidada e infravalorada Peña de Sin. Era una concentración del Equipo de Jóvenes Alpinistas de la Fedme. La idea era hacer algo de alpinismo invernal pero las malas condiciones nos decantaron por escalar en roca en esta pared. En aquella ocasión la Stupeur nos pareció demasiado dura y optamos por escalar (Manu, Simón Elías y yo) Dopee au magret, como no, otra vía del maestro Christian Ravier», recuerda Mikel Zabalza. Éste reputado aperturista en pared prosigue su relato: «Al terminar la vía no paraba de repetirme: no entiendo como no he venido a escalar aquí antes».

Largo, duro y en libre

Mikel en el primer largo (7a) de Stupeurs et tremblements.- Foto: Cortesía de Mikel ZabalzaMikel en el primer largo (7a) de Stupeurs et tremblements.- Foto: Cortesía de Mikel Zabalza

Prendado de la pared y de sus posibilidades, en marzo, Mikel propone a Manu Córdova darle un tiento a la Stupeur, con una clara intención: «No sabíamos de nadie que hubiese repetido la vía, por lo que no teníamos ni idea de si era razonable para el libre». A pesar de ello, Mikel y Manu no perdieron el tiempo: «Alucinamos con la calidad de la línea, tenemos que pitonar en varios pasos de artificial y en el 7a+ del cuarto largo», un diedro perfecto bastante ciego donde Mikel encuentra el casquillo de un spit (sin chapa), viéndose obligado a pitonar forzado en una pequeña fisura. «Parece que mis gemelos van a estallar, me tiembla la pierna y entonces recuerdo el nombre de la vía».

A pesar del esfuerzo y del talento de Zabalza y Córdova la vía no queda liberada en su totalidad, aunque ambos se quedan bastante convencidos con la posibilidad. «Entusiasmados por la ruta prometemos volver para repetir y forzar esta parte y escalar la superior, que tiene muy buena pinta y parece más fácil. Tan solo hay un A1 por resolver». El 1 de mayo la cordada está de nuevo preparada: «Manu ha llenado su bolsa de magnesio y los pitones claves ya están puestos. Nos cambiamos los largos respecto a la anterior vez (así podemos hacer los dos todos los largos de primero). Falta por liberar el A2 del quinto largo y el siguiente A3, un largo de techo con chorreras y tacos, parece Rodellar pero aquí no hay parabolts». Manu demuestra estar en su salsa liberando con maestría el quinto largo (7b+). El tramo de A3 se adivina más fácil y menos físico y tras protegerse con un puente de roca y un pitón, resuelven la tirada: «Este largo es increíble, la roca perfecta y muy mantenido, un buen 7b».

Largo, duro… y a vista

Manu Córdova llegando a la R11.- Foto: Cortesía de Mikel ZabalzaManu Córdova llegando a la R11.- Foto: Cortesía de Mikel Zabalza

Después les sobreviene un largo más sencillo antes de llegar a la vira. La hora es buena para continuar: «Manu está pletórico y va encadenando todos los largos, yo no puedo decir lo mismo ya que tuve que reposar en el A2 del techo (Ufff… mucho desplome). Continúo yo en el siguiente largo, la audacia del itinerario y la calidad de la roca me abstraen de otra cosa que no sea el metro que tengo por delante, llego al tramo de A1 dispuesto a apretar, la cosa se intuye dura. Un diedro desplomado con una de las paredes completamente lisa. Varios movimientos duros, llego a un puente de roca y tengo que reposar, continúo hasta el siguiente pitón y aquí la cosa se pone seria y necesito una baga para salir, no sin dificultades».

Mikel espera que Manu de segundo resuelva el largo, pero también para él se hace necesario utilizar la baga. «Los dos siguientes largos y sobre todo el 6c+ son soberbios». El octavo largo se les ha resistido, pero Stupeurs et tremblements, ante el empuje de Manu y Mikel, y después ante la frescura de David López y Unai Mendía, terminaría cayendo.

Al día siguiente del intento de Zabalza y Córdova, toman el relevo Unai y David (a partir de ahora «Tron»). Ambos resuelven todos los largos a vista, incluyendo el A1 que se les resistía a sus predecesores la jornada anterior. El «Tron», de segundo, no lograba liberarlo, pero su compañero Unai resolvía y proponía 7c/c+, llevándose el punto rojo de la ruta. «Los pitones estratégicos y el magnesio fueron una buena ayuda para Unai y el «Tron», que apretaron como campeones», comentaba Mikel Zabalza, que más tarde aseguraría: «Sin temor a equivocarnos o a ser exagerados nos atrevemos a decir que por dificultad, longitud, calidad y compromiso esta es una de las mejores vías del Pirineo».

Los grados en libre, finalmente, quedaban así: 7a, 7b, 6c, 7a+, 7b+, 7b, 6a+, 7c/c+, 7a, 6c+, 6b+, V, V. Con un grado obligado de 7a para ir sin martillo.

Mikel concluía: «Con vías como esta la escalada está todavía muy lejos de ser algo virtual».

Cróquis de la ruta.

 

Lecturas relacionadas

Ayudarnos a difundir la cultura de la montaña

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información del mundo de la montaña. Puedes ayudarnos a difundir la cultura de la montaña comprando tus libros y guías en Libreriadesnivel.com y en nuestra Librería en el centro de Madrid, o bien suscribiéndote a nuestras revistas.

¡Suscríbete gratis al boletín Desnivel al día!

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Te enviaremos todas las mañanas un e-mail con las historias y artículos más interesantes de montaña, escalada y cultura montañera.